En 2020 el tráfico en la Nube se multiplicará de forma exponencial

Parece que el año 2020 será el mejor momento para los servicios y soluciones en la Nube. En los últimos años el Cloud Computing ha logrado posicionarse como una grandiosa herramienta para implementar dentro de la estructura del negocio, pues no solo ofrece acceso a todos los datos, servicios y análisis que responden a las necesidades de la compañía, sino que también nos permite protegernos de los ciberataques en casos determinados.

Aunque un reciente estudio de Gartner comentaba que una política corporativa contraria a la Nube será tan rara como una política de no usar Internet en 2020, ahora un informe de Cisco indicó que en los próximos cinco años el tráfico en los data centers cloud se habrá cuadriplicado y supondrán casi el 90% de toda la capacidad de almacenamiento global.

En otras palabras, el tráfico cloud global tendrá un crecimiento exponencial, pasando de los 3,9 Zettabytes (ZB) registrados en 2015 a los 14,1 ZB anuales en 2020, por lo que se multiplicará por cuatro en apenas cinco años. Además de lo anterior, el informe también reveló en su informe que la Nube Pública crecerá de forma más rápida que la privada, y que en cuatro años el 68% de las cargas de trabajo cloud (298 millones) serán procesadas en centros de datos cloud públicos, mientras que en 2015 fue el 49% (66,3 millones).

Entre otros datos de interés, el informe estima que las cargas de trabajo por streaming de video representarán un 34% del tráfico de datos, las de redes sociales un 24% y la búsqueda de información un 15%. De igual manera, los datos generados por el Internet de las Cosas llegarán a 600 zettabytes para 2020, lo que representa 275 veces más que el tráfico proyectado desde los centros de datos a los usuarios o dispositivos finales.

Dado a que el volumen del Big Data será significativo en 2020, el informe asegura que será necesario incrementar la capacidad de almacenamiento de los Data Centers tradicionales y los de tipo Cloud. Además, las organizaciones ya están empezando a implementar servidores de internet más seguros en todo el mundo, con una infraestructura cada vez mayor y procesos de autenticación más estrictos, para estar más preparados frente a lo que se viene.

El triunfo de la Nube híbrida en los próximos años

Pese a que el estudio es optimista al asegurar que la Nube pública crecerá más rápido que la privada, existen algunos informes elaborados por Gartner que revelan que el modelo híbrido será el más común de todos en 2020, involucrando siempre servicios de nube pública en la estrategia general pero con una base de sistemas propios para las aplicaciones más críticas.

Por otra parte, la firma IDC también indica que para 2018, el presupuesto de TI destinado a la TI tradicional in-house va a pasar del 57% al 43%, y la diferencia de presupuesto será destinada a adquirir modelos Cloud. “Más del 80% de las grandes empresas utilizarán entornos de cloud híbrida dentro de dos años”, indicó la firma.

En términos generales, la Nube híbrida se ha venido convirtiendo en la nueva protagonista dentro de las empresas, porque plantea mejoras, evoluciones o nuevos entornos con inversiones bajas o nulas, y permite ganar flexibilidad y agilidad. Además, este tipo de soluciones permiten a las organizaciones integrar un mecanismo tanto público y privado que les brindará capacidad extra de procesamiento para atender a situaciones improvistas.

Imagen @Wonderlane, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

2 comentarios a esta entrada.
  1. Interesante, aunque creo que para las pymes la nube privada le es más atractiva que la híbrida. La segunda implica tener que lidiar con hardware, mantener servidor propio. A una pyme en la nube le interesa quitarse esos gastos.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER