¿Por qué no todos los servicios y aplicaciones empresariales deben migrar a la Nube?

La computación en la Nube ha tomado más fuerza en los últimos años debido a que se ha convertido en una tendencia tecnológica evolutiva de los modelos tradicionales de TI. Por lo anterior, año tras año las compañías buscan migrar al modelo del cloud computing para no solo reducir sus inversiones, sino también para mejorar su productividad.

Aunque son grandes las ventajas que trae esta tendencia para los usuarios, es importante tener en cuenta que no todas las aplicaciones empresariales nacieron para estar en la Nube. Incluso, de acuerdo al sitio web InfoWorld, pese a que algunas empresas llegan al punto en el que el 80 o 90% de su carga de trabajo está en la Nube, otras organizaciones solo llegan al 50%. ¿Cuál es la razón? El medio estadounidense asegura que hay un punto en el que no tiene sentido migrar más aplicaciones a la Nube, debido al hecho de que no hay ningún beneficio económico significativo al hacerlo, pues “no tiene sentido migrar lo que no paga por sí mismo”.

Por lo anterior, en el momento en que ya no tiene sentido migrar más aplicaciones a la Nube, se ha alcanzado un punto de saturación natural y, pese a que se necesitarán muchos años para alcanzar ese punto de saturación, las organizaciones pueden empezar a hacer estudios desde hoy para calcular cuándo llegarán a ese punto. Es sólo cuestión de hacer un análisis profundo de las cargas de trabajo existentes para determinar cuáles pueden ir a la Nube y cuáles no, porque podrían representar un gasto sin sentido.

Beneficios de la Nube para las empresas

Los beneficios que trae el Cloud Computing al mundo empresarial se pueden resumir en cuatro puntos específicos:

  1. Accesibilidad las 24 horas del día los 7 días a la semana en diversas plataformas colaborativas y de gestión de la información.
  2. A cualquier hora, en donde sea y en cualquier dispositivo se puede acceder a la información de la nube, no se necesitan discos duros o memorias físicas que pueden presentar daños e inseguridad.
  3. Existe una escalabilidad por demanda según sea el aprovechamiento de la herramienta, los diversos departamentos en las organizaciones pueden hacer uso de ella.
  4. Los datos e información confidencial de la compañía son soportados a través de Data Center profesionales, los cuales brindan estabilidad e inmediatez en la información.

El futuro de la computación en la Nube

El sitio InfoWorld asegura que, en cinco años, la Nube podría haber evolucionado lo suficiente como para que haya una solución para aquellas aplicaciones que inicialmente no tenían sentido para la migración. Aún así, es una apuesta segura que todas las aplicaciones no se muevan a la nube, incluso la tecnología de la nube se vuelve más rentable y mejor para satisfacer las necesidades de carga de trabajo, como el cumplimiento, la seguridad y el rendimiento.

Imagen @ElasticComputeFarm, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER