Música y tecnología, las dos nuevas claves del aprendizaje digital

Los avances para impulsar el aprendizaje digital no dejan de sorprendernos. Además del impacto que tienen los videojuegos, la música y la tecnología pueden ser muy importantes y tener un impacto significativo en el aprendizaje. Teniendo en cuenta esta realidad, Telefónica presentó este año un proyecto global llamado “Sinfonía Digital”, que combina la música y la tecnología como palancas de educación e inserción social de jóvenes con escasos recursos.

El proyecto nació de la unión entre César Alierta, entonces Presidente de Telefónica, y el tenor peruano Juan Diego Flórez, con el objetivo de fomentar la integración social y la formación en valores a través de la música en los jóvenes. En términos generales, ‘Sinfonía Digital’ pretende utilizar la música como un nuevo acceso hacia el aprendizaje digital; promover valores, creatividad y autoestima a través de la música; y ofrecer posibilidades a los jóvenes con talento musical para que promocionen en su carrera musical.

De la alianza con Telefónica, el tenor peruano fundó ‘Sinfonía de Perú’, una iniciativa que ha conseguido que, en muy poco tiempo y gracias al poder de la música, los participantes demuestren mayor autoestima, mayor tenacidad para alcanzar metas, más creatividad y mejores formas de convivir en sociedad.

Con el paso del tiempo, este proyecto ha estado introduciendo nuevas actividades, aunque de acuerdo al blog Thinkbig, ya hemos visto varias iniciativas de actuación de carácter educativo como es el desarrollo de contenidos musicales online, e incluso la introducción de los mismos en plataformas educativas de Telefónica.

La música para el tratamiento del Alzheimer

La música se ha convertido en un recurso clave para el aprendizaje, pues ayuda a que el acercamiento y disfrute del proceso musical, puedan ser utilizados en el estudio de diferentes áreas. Incluso, sus beneficios pueden ser tan positivos que pacientes con Alzheimer usan la terapia musical para recordar eventos o personas.

De acuerdo a un documento publicado por la Universidad San Francisco de Quito, la música también activa la memoria automática ayudando a recordar letras de canciones sin siquiera estar conscientes que las sabemos, pues salen de nuestra boca como reflejo. Además, esta disciplina también tiene una poderosa relación con la capacidad de recordar. Si uno escucha un tipo de música al momento de aprender algo y escucha esa misma música al momento de recordar, como por ejemplo en una prueba, los resultados son mejores que sin la música.

El papel de la tecnología en el aprendizaje

Los modelos de aprendizaje se han reinventando y la tecnología se ha convertido en un pilar fundamental para este proceso.

Poco a poco la educación virtual ha empezado a ser implementada en las mejores universidades del mundo brindando una solución a la apretada agenda de muchas personas que desean capacitarse e incluso, muchas empresas lo están incorporado a medida de las necesidades de sus empleados, y sobretodo, de sus presupuestos.

Pero además de estos beneficios, en el futuro la tecnología podría ser de gran utilidad para los educadores. Como lo indica Telefónica, la explosión de uso de algoritmos para reconocimiento de todo tipo de detalles en fotografías y vídeos, unida al nacimiento de la “computación afectiva“, ha hecho que el MIT pueda empezar a detectar el aburrimiento en tiempo real.

Este experimento del MIT se materializó en ‘Tega’, un robot potenciado por un smartphone que es capaz de analizar emociones y de enseñar a alumnos según estas. Es decir, es capaz de detectar el aburrimiento y actuar de forma más efusiva, o de hacerlo con estados de euforia y tratar de reducirla.

Imagen @lcr3cr, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER