Uno de los grandes problemas que generan las enfermedades en los cultivos de todo el mundo es el de hambruna, pues según cifras del Programa Mundial de Alimentos, alrededor de 795​ millones de personas en el mundo no tienen suficientes alimentos para llevar una vida saludable y activa.

De acuerdo a información publicada por el IDEAM, los cultivos más afectados por el cambio climático en Colombia han sido el fique con una reducción anual promedio de 13%, la yuca y la palma africana con 8%. La cebada también se ha visto afectada con una disminución del 7%, seguida por productos como el arroz, la papa, el maíz, el algodón, la caña panelera, el plátano, el cacao y el frijol. Igualmente, la producción de leche también podría verse afectada.

Teniendo en cuenta este preocupante panorama, dos investigadores provenientes de Suiza y Estados Unidos pusieron a disposición de los desarrolladores de aprendizaje automático de todo el mundo 50.000 imágenes de plantas sanas y enfermas para que puedan crear una aplicación móvil utilizando algoritmos que detecten las enfermedades.

Al publicar este catálogo de imágenes, los investigadores pretenden proporcionar la materia prima para que los desarrolladores puedan construir algoritmos de aprendizaje automático que sean lo suficientemente precisos para ser incorporados en aplicaciones de smartphones, que permitan a agricultores capturar fotos de sus cultivos infectados y saber con certeza cuál es su diagnóstico, además de obtener un asesoramiento sobre el tratamiento que deben darle para que se puedan curar a tiempo.

Los científicos Marcel Salathé, de la EPFL, y David Hughes, de Penn State, cuentan actualmente con un sitio web llamado PlantVillage, que ofrece un servicio similar a los agricultores. Los interesados en conocer sobre este tema, pueden ingresar allí y encontrarse con 154 tipos de cultivos y más de 1800 enfermedades que pueden padecer los mismos. La idea de este sitio es que sirva a los agricultores como una gran biblioteca para encontrar las soluciones a los problemas que puedan tener con sus cultivos de forma inmediata.

La idea con la aplicación es incluir toda esta información en un solo lugar, para que las personas puedan solucionar sus problemas inmediatos, mientras un equipo de expertos humanos se centra en dar una respuesta a los casos más complicados.

“Al proporcionar todas estas imágenes, con acceso abierto, estamos alentando a la comunidad especializada en salud de los cultivos para que comparta sus imágenes de plantas enfermas, y estamos animando a la comunidad del aprendizaje automático para que ayude a desarrollar algoritmos adecuados, indicó el investigador David Hughes.

Un sistema para prevenir las sequías

Además de esta aplicación móvil que ayudaría a curar y prevenir enfermedades en los cultivos, existen proyectos como el de la Universidad Tecnológica de Viena (Austria) con el que pretenden que por medio de una aplicación, un smartphone ayude a medir el contenido de agua del suelo, para prevenir sequías en ciertas regiones del mundo. La idea es que esta medición se pueda combinar con datos de satélite para poder saber si una región puede llegar a ser víctima de una escasez de alimentos o no.

“Actualmente los teléfonos inteligentes están disponibles incluso en los países en desarrollo, por lo que decidimos lanzar una aplicación que llamamos SATIDA COLLECT, para ayudarnos a recopilar los datos necesarios”, indicaron los investigadores, quienes empezaron a realizar las primeras pruebas en la República Centroafricana, uno de los países más vulnerables del mundo, que sufren de pobreza crónica, los conflictos violentos, y débil capacidad de recuperación de desastres. Allí realizaron ejercicios para calcular si el suelo es suficientemente húmedo o si hay peligro de sequías.

Imagen @SaranGib, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

1 comentario a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER