El aporte de la IoT en los procesos de logística de las empresas

El término “Internet de las Cosas” o Internet of Things (IoT) se le atribuye a Kevin Ashton, quien lo mencionó originalmente en una presentación en la empresa Procter & Gamble en 1999. Existen muchas definiciones de la IoT, entre ellas la de Bernd Scholz-Reiter, quien la define como “una base para la conexión de los objetos, sensores, actuadores y otras tecnologías inteligentes, lo que permite la comunicación persona-objeto y objeto-objeto.

De manera práctica se podría simplificar esta definición presentando a la IoT como la posibilidad de conectar los objetos (electrodomésticos, dispositivos, máquinas, etc) a la Red (Internet, Intranet, etc), lo cual se logra gracias a los avances en la microelectrónica, el software y las redes de comunicaciones. La idea fundamental que subyace a la IoT, es que los objetos se conectan a la Red para que provean datos del entorno, de los procesos, o reciban notificaciones, órdenes y solicitudes.

¿Cómo se relaciona el Internet de las cosas con las organizaciones?

Si se analiza la IoT desde la óptica de las empresas, seguramente la pregunta natural que se harían muchos empresarios, gerentes y directivos sería “¿Cómo aprovechar estos “objetos conectados” para agregar valor a sus negocios, productos y servicios?”

La respuesta a esta pregunta depende entre otros factores del dominio de aplicación (energía, salud, logística, etc) que se desee abordar. De manera general, se puede afirmar que los objetos conectados a la Red proveen datos y con estos se puede hacer seguimiento, monitorizar, contabilizar, analizar, y a partir de allí implementar estrategias o planes que permitan atacar problemáticas en las empresas, tales cómo reducir el desperdicio, el costo, el tiempo de respuesta y buscar ser más eficientes y productivos, que es uno de los retos prioritarios que enfrentan las empresas actualmente.

En el caso particular de la logística, es una de las áreas que más se ha beneficiado de los avances de la IoT y una de las tecnologías base que será introducida en el mediano plazo en las empresas es Radio Frequency Identification (RFID por sus siglas en inglés). Esta tecnología fue creada durante la Segunda Guerra Mundial para aplicaciones militares de identificación de objetos, y luego fue retomada para su uso en la logística y la identificación de las personas (carnés, documentos, entre otros). RFID reemplazará al código de barras como tecnología de identificación de los productos, dadas sus mejoras en cuanto a la cantidad de datos que puede almacenar y la facilidad que ofrece para la lectura de dichos datos.

En cuanto a los beneficios de la aplicación de la IoT en los procesos de logística de las empresas se puede afirmar que son varios, pero se pueden resumir en facilitar:

  • El seguimiento en el transporte de productos sensibles como alimentos, flores, medicamentos, entre otros. En Europa ya existen empresas que aplican la IoT en el transporte de hortalizas y flores.
  • El retiro de productos por defectos o fallas en la fabricación: si los productos están etiquetados con RFID sería más fácil el retiro de los productos afectados, y por ende se pueden disminuir las pérdidas económicas y la afectación de la reputación de la marca.
  • El control remoto de las variables en entornos de producción que requieren ajustes y monitorización permanente: es posible aumentar la producción y mejorar la calidad del producto sin tanta intervención humana.
  • Los datos recolectados de los objetos en las plantas de las empresas, la red logística y la cadena de suministro pueden ayudar a las empresas a simplificar las operaciones, reducir el inventario, el tiempo de inactividad por mantenimiento y el tiempo de comercialización.

En resumen, la IoT puede ofrecer beneficios significativos a las empresas y organizaciones, particularmente en áreas como la logística que son claves en su funcionamiento y para mejorar aspectos críticos como la eficiencia y productividad del negocio. Cada vez son más frecuentes los casos de empresas que van introduciendo tecnologías de la IoT en sus procesos y una de estas tecnologías es RFID, la cual es uno de los cambios tecnológicos que se deben realizar a mediano plazo en las organizaciones, dadas las exigencias internacionales y los tratados comerciales.

Imagen: @GeekShadow, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

2 comentarios a esta entrada.
  1. Un Excelente articulo, felicitaciones al autor y creador del mismo, estas publicaciones son interesantes, publicarlas en los Blogs pues así se pueden compartir ideas, realizar foros, e interactuar con los cibernautas, es muy importante en la comunidad, que bien, los felicito, mil gracias.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER