Cuatro aplicaciones de Big Data en los grandes negocios

Todo tipo de industrias están aprovechando el Big Data para solucionar sus desafíos empresariales, alcanzando mayor eficiencia y generando valor a los segmentos que atienden. En este artículo detallaremos cuatro aplicaciones empresariales que aprovechan los beneficios que ofrece el análisis de grandes cantidades de información corporativa.

Analizando la salud

El sector salud hoy día hace la transición hacia sistemas basados en registros médicos electrónicos (RME), y por lo tanto, la cantidad y posibilidad de nuevos tipos de análisis basados en la información recopilada crece rápidamente.

Según estudios, en el año 2013, el 78% de los médicos en Estados Unidos utilizaba alguna clase de registro electrónico (RME), un incremento considerable a partir del 18% censado en el año 2001. Conjuntamente con los registros médicos existentes, los dispositivos electrónicos de captura y transmisión de datos biométricos son útiles para la gestión de enfermedades crónicas. En estos momentos, los proveedores de servicios de salud recopilan datos clínicos en tiempo real que permiten monitorear a los pacientes con diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón y otras afecciones crónicas.

Las instituciones del sistema de salud están descubriendo nuevas maneras de extraer la información para mejorar la capacidad de diagnóstico, controlar enfermedades, y diseñar políticas más apropiadas en salud pública. Por ejemplo, los estudios epidemiológicos podrían predecir la incidencia y severidad de los brotes de gripa mediante el análisis de los registros de ingresos hospitalarios, las observaciones meteorológicas, las ventas de medicamentos, y los términos relevantes buscados en Google como “síntomas de la gripa.”

La manufactura inteligente

Los sensores y dispositivos de captura de datos se han integrado en “productos inteligentes”. Por ejemplo, los automóviles modernos miden continuamente el funcionamiento de los componentes críticos a bordo; neumáticos, frenos, y sistemas de inyección. Estos datos se almacenan en un computador, que después pueden ser analizados para descubrir e identificar los problemas de ingeniería, fabricación y mantenimiento.

El estudio de estos flujos de datos permite al fabricante mejorar sus productos y diseñar ciclos de servicio más ajustados. Ser capaz de detectar defectos y responder rápidamente con soluciones ayuda a los fabricantes a reducir los reclamos por garantía.

El comercio personalizado

Los comerciantes minoristas acumulan un flujo constante de datos sobre las actividades de los clientes a la hora de hacer sus compras, identificando preferencias y hábitos de consumo. Esto sucede tanto en las tiendas como en el comercio electrónico. De esta manera, el sector de retail puede dirigirse a los consumidores con ofertas especiales, entendiendo los hábitos, comportamientos y caminos de conversión cuando los clientes compran presencialmente o en línea. Mediante el análisis de los logs de navegación, los patrones de tráfico, y los sistemas de punto de venta, los minoristas pueden entender e interpretar las ofertas que funcionan y las que no.

Hoy, las empresas líderes del sector comercio buscan integrar fuentes de datos no tradicionales como las redes sociales, las llamadas de servicio al cliente, y las encuestas de satisfacción con los sistemas transaccionales de inventario, facturación y promoción para derivar mayor insight de la experiencia del consumidor que permita potenciar la actividad comercial.

Detectando el fraude

La detección y lucha contra el fraude es un espacio particularmente interesante para el análisis de Big Data. Las herramientas de detección de fraude en línea pueden analizar no sólo los detalles de las transacciones financieras, sino que también pueden registrar las direcciones IP, la información del navegador de Internet y otros datos técnicos para ayudar a las compañías a identificar y predecir transacciones fraudulentas en tiempo real, evitando robos y desfalcos. La detección del fraude se puede aplicar a la industria de las telecomunicaciones, los servicios financieros, y las reclamaciones sospechosas en empresas de seguros.

Estas cuatro aplicaciones así como otras aplicaciones de Big Data en campos tan variados como las industrias de servicios, el deporte, o el transporte y la logística, permitirán mantener procesos de gestión más óptimos y eficientes, elevando la satisfacción de los clientes de manera rentable y sostenida para las empresas.

Imagen @Nic McPhee, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER