eHealth y su aplicación en las organizaciones

La información es definitivamente un recurso crítico en salud. La adopción de eHealth ha cambiado la forma de obtener, transmitir y usar la información, modificando en consecuencia la manera en que el trabajo se hace y agregando valor.

Las aplicaciones son varias y encontramos entre ellas el uso de inteligencia artificial a través de sistemas basados en el conocimiento y sistemas expertos, que representan o codifican el conocimiento humano en sistemas computacionales para resolver problemas complejos en actividades de diagnóstico, monitoreo, predicción, planeación y hasta en interpretación y descubrimiento de nuevos conceptos.

Los sistemas de información basados en software, son quizá la expresión más común de salud electrónica. Allí encontramos los sistemas de registro médico electrónico o historia clínica electrónica que a la fecha tienen gran evolución, pues se vienen desarrollando desde los 70. Las organizaciones, especialmente los prestadores de servicios de salud, hoy implementan sistemas de información hospitalarios (HIS, por sus siglas en inglés), los cuales son sistemas completos e integrados para la operación de un hospital independientemente de su nivel de complejidad, pues permite gestionar el ciclo de información en los procesos clínico-asistenciales, administrativos y financieros, mediante componentes tecnológicos como la historia clínica electrónica y sistemas de gestión administrativa, financiera y de inteligencia de negocios.

Estos sistemas para ser aún más efectivos, incluyen sistemas de órdenes médicas para la prescripción electrónica donde el médico puede enviar la orden directamente a la farmacia, sistemas de soporte a las decisiones clínicas, los cuales interrelacionan conocimiento científico validado desde diversas fuentes con información del paciente para apoyar el diagnóstico y su seguridad. Así mismo, los HIS integran o en su defecto “interoperan” con sistemas auxiliares como los sistemas de laboratorio clínico (LIS), sistemas de radiología e imágenes médicas (RIS-PACS) y sistemas de farmacia.

Pacientes cada vez más conectados

Soluciones similares con un alcance menos amplio las vemos del lado del paciente, para que éste registre y comparta sus datos clínicos (Personal Health Records), lo que permite además un control y seguimiento por parte de su médico tratante, facilitando la interacción con las organizaciones y agregando eficiencia cuando se trata de registrar y transmitir datos que se pueden gestionar sin necesidad de ir a un centro de salud.

Principalmente Internet y sus servicios como las redes sociales en salud, portales de información y servicios al ciudadano, han facilitado que el paciente se involucre más en el cuidado y las decisiones de su salud.

Telesalud como especialidad

Otra forma de eHealth, son los sistemas de telesalud y telemedicina, que ofrecen a distancia servicios de salud incluidos servicios médicos, donde el principal objetivo es mover información en lugar de los pacientes y reducir así la carga en los servicios de salud.

El intercambio de información en telesalud se demanda por lo general para actividades de diagnóstico, tratamiento, prevención, investigación, evaluación y educación continua del personal (e-Learning). La Telesalud incluye la telemedicina donde espcíficamente el médico interviene, e involucra a su vez, diversos tipos de aplicación como son:

  • Tele-monitoreo: Esta modalidad se da cuando se emplea un dispositivo para obtener signos vitales del paciente que son transmitidos al médico tratante para su análisis.
  • Tele-consulta: Se presenta cuando un paciente consulta a un médico ubicado en un lugar diferente, estando el paciente o no acompañado de otro médico, donde se pueden incluir actividades de diagnóstico, por ende, tele-diagnóstico.
  • Tele-staff: Es una forma de tele-consulta donde es un médico quien solicita la opinión de un colega para un caso clínico, lo cual se puede dar también en una junta médica donde intervienen varios profesionales.
  • Tele-asistencia: En esta modalidad un médico asiste a otro para desempeñar un procedimiento médico específico.

La información a intercambiar relevante para la atención se puede dar de forma sincrónica (tiempo real) o asincrónica (tiempo diferido) según la necesidad, y puede ser multimedial, es decir, texto, imágenes, video o audio.

La telemedicina, también se puede sub-dividir por especialidad y es allí donde encontramos términos como tele-radiología, tele-cardiología, tele-uci, entre otros.

La tendencia mHealth

Desde la masiva apropiación de dispositivos móviles en los últimos años, un nuevo campo de aplicación evoluciona en la salud electrónica y es lo que hoy se conoce como salud móvil  o mHealth, la cual ha cobrado gran relevancia para la medicina, la salud pública y la educación facilitando la captura, transmisión y acceso a información de salud a todos los actores del sistema, permitiendo además la interacción entre pacientes, personal clínico, grupos de individuos y gobiernos. Es de resaltar el incremento de aplicaciones en salud que se han desarrollado para móviles y su uso por parte de los usuarios.

Los gobiernos de igual forma implementan y tienen un importante reto en salud electrónica para integrar datos de carácter público desde diversas fuentes a través de sus sistemas de información en salud, aplicando soluciones de intercambio de datos en salud (HIE), y técnicas de visualización y big data que les permite pasar de un gran volumen de datos heterogéneos a información y conocimiento en salud, no solo para perfilar epidemiológicamente a la población, midiendo morbilidad, mortalidad, sino para dirigir estrategias de vigilancia, prevención, promoción y políticas en salud, así como medir y analizar determinantes sociales en salud y ofrecer servicios de gobierno en línea al ciudadano para trámites e información relacionada con salud.

Es importante mencionar, que organizaciones como las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), las Entidades Promotoras de Salud (EPS), las Aseguradoras de Riesgos Laborales (ARL), las universidades, empresas y el Gobierno local y nacional, en pro de optimizar sus servicios y procesos, se ven en la necesidad de desarrollar planes estratégicos de salud electrónica que articulen a la organización, sus procesos y la tecnología en beneficio de sus usuarios y lograr así gestionar una relación efectiva entre ellos, propendiendo además, por generar cultura de salud electrónica e innovación.

En general, es amplio el campo de aplicación de eHealth, donde la gestión del conocimiento en salud a través de sitios especializados, sumado a lo que la televisión digital interactiva trae a los usuarios en temas de aplicaciones en salud, los avances en salud personalizada y medicina traslacional, son otras formas de eHealth significativas.

En consecuencia, las soluciones de eHeatlh tienen que ser fáciles de usar y evaluadas constantemente para medir su impacto, apropiación, calidad, confiabilidad y sostenibilidad. Además, se debe identificar y administrar los riesgos relacionados con la seguridad, confiabilidad y privacidad de la información que involucran.

Imagen: @IntelFreePress, distribuida con licencia Creative Commons CC-BY 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER