Vehículos inteligentes: BMW presenta su moto en el futuro del Internet de las Cosas [Te Interesa Conocer]

Los vehículos inteligentes han empezado a ganar protagonismo con el paso de los años, pues las apuestas por la innovación en este campo son amplias y los fabricantes empiezan a ser actores principales del mundo conectado. En términos generales, cuando hablamos de un vehículo conectado hacemos referencia a uno equipado con acceso a internet y con una red de área local (LAN)  inalámbrica o por satélite. A menudo, el coche está equipado también con tecnologías especiales que aprovechan el acceso a internet o a la LAN inalámbrica y brindan beneficios adicionales al conductor.

Según el Informe sobre la industria del automóvil conectado 2014, elaborado por Telefónica, la penetración de este tipo de vehículos en el mercado será amplia y seguirá creciendo con fuerza en los próximos años. De acuerdo con las estimaciones del estudio, el número de vehículos con conectividad integrada pasará del 10% del total del parque automovilístico en 2014 al 90% en 2020.

Pues bien, este caso no es exclusivo de los automóviles y BMW quiere demostrarlo. Por eso, el fabricante presentó ‘Motorrand Vision Next 100’, y aunque no requiere casco los conductores tienen que llevar puestas unas gafas especiales. Pese a que lo último para motocicletas son los cascos inteligentes que integran realidad aumentada para mostrarle al conductor información en vivo- considera que, en unos años, se acabarán volviendo obsoletos. Gracias a las gafas inteligentes, los conductores podrán controlar la dirección, conocer los pronósticos de la carretera, el tráfico y el tiempo, y observar una cámara retrovisora para estar seguros por todos los ángulos del vehículo. Lo más interesante del tema es que los anteojos abarcan todo el campo visual y son controlados por los movimientos oculares.

BMW asegura que las motos del futuro aprovecharán la inteligencia artificial para ajustarse a su entorno a través de un sistema de autobalanceo, por lo que las personas que las utilicen no necesitarán casco para proteger su seguridad. Incluso, la compañía asegura que solo será seguro no llevar casco si cada vehículo de la carretera es autónomo y se comunica con los demás para que no haya riesgo alguno de accidentes.

Así mismo, la motocicleta futurista de BMW cuenta con varios sistemas que se correlacionan para proporcionar retroalimentación activa al conductor sobre las condiciones viales, mientras se ajusta continuamente el desplazamiento de la moto según el estilo de conducción del conductor. Para completar el tema, este vehículo será completamente eléctrico y tendrá “cero emisiones”, según el fabricante.

BMW aseguró que fabricó esta moto futurista para lanzarla al mercado dentro de cinco o diez años, momento para el que los fabricantes de automóviles ya habrán diseñado sistemas de conducción automática robustos.

Vehículos inteligentes, de la mano de la seguridad

Desde luego no todo lo que brilla es oro y aunque los avances en tecnología inhalambrica para los automóviles cada vez son mayores, los riesgos en temas de seguridad digital aumentan paulatinamente, pues los delincuentes informáticos podrían ingresar al sistema de los vehículos y robar información personal de los propietarios.

La mayoría de los nuevo modelos recopilan información de hábitos y tendencias de manejo por parte de los conductores. Esa transmisión de datos de manera inalámbrica a los grandes fabricantes podría ser robada y podría verse afectada la vulnerabilidad de los datos personales de los conductores. Por eso, el gran reto para los fabricantes de automóviles y motocicletas que quieran implementar vehículos inteligentes, es fortalecer sus medidas de seguridad para evitar toda clase de inconvenientes con el cibercrimen.

Imagen @fulcostudios, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER