Con el Cloud Computing los automóviles serán más inteligentes en el futuro

Todo parece indicar que los múltiples usos que tiene la computación en la Nube no se han acabado de descubrir. Según Brian Droessler, vicepresidente del fabricante alemán de automóviles Continental, en un futuro cercano la Nube habilitará la conducción automática universal de vehículos y se encargará además de transformar las características y funciones de los automóviles.

Con esta tendencia la industria automotriz podrá ser testigo de la llegada masiva de aplicaciones de consumo a los vehículos debido a que, en palabras de Droessler, “la nube permite reformar y reinventar cómo piensan los consumidores acerca de su vehículo y en cómo interactúan con él”.

Hace un par de años Microsoft y Toyota firmaron una alianza para crear la reciente ‘Toyota Media Service’, una nueva unidad con la que la compañía japonesa pretende brindar servicios de Internet basados en la nube en sus automóviles. La idea de esta unidad es impulsar el servicio ‘Toyota Connected’, que tiene como objetivo ofrecer servicios predictivos, intuitivos y contextuales que ayuden a humanizar cada vez más la experiencia de la conducción.

“Desde servicios telemáticos que aprenden de tus hábitos y preferencias, o modelos de precios de seguros que respondan a los patrones de conducción actuales, hasta redes de vehículos conectados que compartan información sobre tráfico y estado de las carreteras: nuestro objetivo es entregar servicios que hagan las vidas más sencillas, asegura Zack Hicks, CEO de Toyota Connected, quien considera además que la computación en la Nube puede liberar a los clientes “de la tiranía de la tecnología“.

Con Toyota Connected los automóviles se convierten en dispositivos conectados ofreciendo funciones que van desde la asistencia en la conducción, para posibilitar las mejores rutas en base al estado actual de tráfico, o incluso el envío de correos notificando los posibles retrasos de las llegadas a las citas programadas, hasta el análisis del estado actual de salud del conductor a través de elementos como el propio volante y asiento, entre otras.

Los fabricantes de automóviles conectados a la Nube

Además de Toyota y Microsoft, existen muchas más compañías interesadas en conectar los automóviles a la Nube para automatizar más el proceso de conducción y mejorar la experiencia que tienen los usuarios cuando están al volante. Ponemos el ejemplo puntual de Huawei, que en 2015 estableció una alianza con Audi y Volkswagen para dotar sus próximos automotores con una serie de apps para complementar la experiencia dentro del carro.

A través de tecnologías como la computación en la Nube, análisis de datos y plataformas en la nube, Huawei piensa que la alianza con estos fabricantes le dará a los conductores una experiencia cómoda y segura.

Otra compañía que quiere apostarle a la Nube en los automóviles es Ford. En el CES del 2012 la compañía presentó un concepto llamado Evos, un automóvil diseñado para que los usuarios puedan mantener sus ojos en la carretera y las manos en el volante. Ford Evos contará con conectividad a la nube, lo que permitirá que el carro esté sincronizado con los dispositivos móviles de los usuarios, recordándoles fechas y acontecimientos importantes de su calendario de eventos.

El nuevo concepto de Ford pretende convertirse en un asistente personal del usuario, pues cuando se introduzca una ruta en el GPS, el sistema buscará información en redes sociales, para ver si los contactos han compartido alguna forma de llegar al destino.

El vicepresidente de Innovación e Investigación de Ford, Paul Mascarenas, indicó durante el evento de presentación del concepto del carro que algunos de los vehículos en los que la compañía está trabajando tienen 10.000 comandos de voz para controlar no sólo el celular o el radio del carro sino también aspectos como el ambiente de la cabina. “Con la conectividad en la nube podemos establecer parámetros para que los usuarios puedan adaptar la temperatura que desean tener en su vehículo. La mejor manera de mantener las manos en la carretera y los ojos en el volante, es la activación por voz”,comentó.

Imagen @IntelFreePress, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER