¿Cómo funciona el cerebro tecnológico de la NBA? [Te Interesa Conocer]

Por lo general el término Big Data nos lleva a todos a pensar en cifras exorbitantes de datos (petabytes y exabytes, para ser más exactos con la definición de este término). Sin embargo, lo que muchos no imaginan es que esta tendencia está presente básicamente en todas partes.

Por ejemplo, detrás de cada extraordinario triple de Steve Curry con los Golden State Warriors o de cada jugada que LeBron James le regala a los Cavaliers, hay mucho más que un talento humano natural de ambos personajes. Cuando vemos algún partido de la NBA, estamos siendo partícipes de una estrategia deportiva basada en el uso de datos.

Uso del Big Data en la NBA

Desde 1943, la NBA ha estado aplicando la estadística para analizar cada juego. Sin embargo, en las últimas cinco temporadas y con el auge de tecnologías como el Big Data, este sistema ha venido evolucionando. Un conjunto de cámaras registra las acciones de cada jugador en la cancha y el movimiento del balón, para mostrar estos datos en tiempo real y ponerlos al servicio de los árbitros, cuerpo técnico y aficionados. De esta manera, cuando vemos que en ocasiones es difícil identificar si hubo o no una falta, en tiempo real es posible visualizar la jugada inmediatamente anterior para determinar este tema con justicia.

Además de lo anterior, el análisis de las métricas de cada juego ayuda significativamente a los entrenadores a dar nuevas instrucciones a sus equipos, y algo todavía más importante: son vitales para el momento de hacer fichajes y establecer sueldos de cada jugador. Incluso, gracias al Big Data y a la tecnología implementada por la NBA, un jugador que tiene que defender a su equipo de LeBron James cuando se lanza sobre el aro, podrá tener una mejor idea de hacia dónde se moverá James en tiempo real.

En el video que compartimos a continuación pueden ver más de cerca cómo funciona la tecnología de la NBA.

Otros usos del Big Data

El sector de la salud también se vale en ocasiones del Big Data para mejorar sus servicios. Día a día vemos que las instituciones están descubriendo nuevas maneras de utilizar los datos para mejorar los diagnósticos, tener mayor control sobre las enfermedades, y diseñar políticas más apropiadas en salud pública.

Para el ámbito de los negocios el Big Data resulta ser bastante útil. Es así como, por ejemplo, compañías como Netflix han utilizado esta tendencia para conocer el comportamiento y los gustos de sus audiencias, mejorando considerablemente su oferta y sus tasas de conversión en contenidos premium.

El ‘Big Data’ está en todas partes. Esta tendencia no solo es utilizada por un número limitado de industrias, sino que también la utilizan gigantes tecnológicos como Facebook para personalizar mucho más los servicios que ofrecen a los usuarios.

El crecimiento que ha tenido esta tendencia es enorme y las cifras hablan por sí solas. El 90% de los datos que manejamos hoy se generaron sólo en los últimos dos años, y se espera que en 2020, los datos se multipliquen por 50 y que un 80% estén desestructurados. Por lo anterior, el Big Data es la solución necesaria para todos los problemas de eficacia y rendimiento de las empresas, reina en el mundo del software.

Imagen @Gruenewiese86, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER