Claves para la gestión de una tienda online desde la logística y el pago

La popularización de las tiendas en línea, es más que lógico, debido a los grandes beneficios que se obtienen en estas con respecto a las tiendas físicas. A diferencia de una tienda de ladrillo y concreto, los costos para iniciar una tienda en línea son mucho más bajos debido a que no se va requerir de alquilar o adquirir un espacio físico, adaptarlo y luego contratar personal para que lo atienda. Seguramente se requerirá de cierto capital para empezar, con el fin de desarrollar la plataforma web, pero es posible comenzar con un capital más reducido que al montar una tienda física.

Adicional a lo anterior, en una tienda virtual tendremos la oportunidad de ofrecer un mayor número de productos debido a que no requerimos de un espacio físico para exhibir y almacenar nuestra mercancía, lo cual las tiendas físicas sí nos lo exigen. Esto no quiere decir que nuestra tienda física debe tener un sinnúmero de artículos a la venta, y aplicar el modelo de cola larga, pero es un beneficio que una tienda virtual nos provee y debemos explorar.

Finalmente, otros beneficios que se tienen con la tienda virtual es que es una vitrina abierta las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin ningún costo adicional y que no nos tenemos que limitar a nuestra ciudad o país para vender nuestros productos. Nuevamente esto no quiere decir que tengamos que vender a todo el mundo, pero tenemos la opción abierta.

Más allá del desarrollo de la plataforma web

Si bien he mencionado que son muchos los beneficios de tener una tienda virtual, también son muchos los elementos que se deben tener en cuenta para tener una correcta gestión de una tienda en línea, y van mucho más allá del desarrollo de la plataforma web. Dicha gestión debe abarcar elementos tanto del mundo físico como del mundo digital. Así, a continuación mencionaré un par de objetos del mundo físico que se deben tener en cuenta.

El primero de los elementos que hay que administrar de manera muy cuidadosa es el tema del pago. Aunque nuestra tienda sea en línea, no necesariamente los pagos tienen que hacerse de esta manera. Día tras día los pagos en línea se han vuelto más seguros, pero todavía existen personas que son muy reacias a pagar de esta manera. Adicionalmente existen elementos propios de nuestro mercado objetivo que harán que las personas tiendan a pagar de una manera u otra.

Por ejemplo si el producto que yo vendo está diseñado para personas entre los 20 y los 40 años con un nivel socioeconómico muy alto, muy seguramente una gran parte de estos van a querer pagar en línea, por lo que definitivamente es una buena idea que una de las opciones de pago se realice a través de una pasarela de pago, sin descartar que existan otras alternativas. Si por el contrario mi producto está enfocado en personas entre los 50 y 60 años, de un nivel socioeconómico medio, es probable que sean pocas las personas que deseen pagar en línea, por lo que definitivamente tendré que explorar otras posibilidades. En otras palabras, la recomendación es que evaluemos diferentes opciones de pago como pasarelas de pago, pago contra entrega, consignación, entre otras, pero teniendo en cuenta tanto nuestros requerimientos como empresa, como las características de nuestros posibles compradores.

El otro elemento del mundo físico que quería mencionar en cuanto a la correcta gestión de una tienda virtual es la logística de envío. Al igual que con el pago, hoy en día existen opciones. La más popular de estas, pues es la que le provee mayor facilidad al comprador, es el envío del producto al punto que el considere conveniente como su residencia u oficina. Sin embargo otra opción que se puede explorar, si tenemos tiendas físicas, es el envío del producto al punto físico. Intuitivamente podemos llegar a pensar que esta no es una muy buena opción para el comprador, pero en ciertos tipos de negocio esta opción puede llegar a ser muy atractiva. Tomemos como ejemplo una grande superficie. Si en la mañana el cliente recordó que la semana pasada no encontró un producto que necesitaba, lo puede buscar en la tienda en línea y ya que esta noche va a hacer mercado, puede solicitar que se lo envíen allí. De esta forma, la empresa no incurre en costos adicionales por lo que no tendrá que cobrarle el envió y el cliente quedará satisfecho con la solución.

Sin embargo habilitar la opción de envío al domicilio del cliente o a la tienda, no es lo único que debemos gestionar en cuanto a este tema. Es muy importante decidir si el envío se hará inhouse o si se contratará un proveedor logístico para esto (que es lo que generalmente se recomienda). En caso de optar por la segunda opción, debemos evaluar las diferentes ofertas con las que contamos y procurar realizar las negociaciones que más nos beneficien. Igualmente debemos determinar tal como lo mencioné al inicio de esta publicación si lo envíos se realizarán a nivel ciudad, país o mundial y si será la empresa o el comprador quien asumirá estos costos.

Finalmente, es recomendable tener mucha claridad con el comprador en cuanto a este tema. Siempre se le debe indicar cuanto es el tiempo de envío teniendo en cuenta la promesa de servicio del proveedor logístico pero también nuestros tiempos de alistamiento del producto. Igualmente se le debe mencionar claramente los costos de envío en caso de que quien los asume sea el comprador.

Los anteriores son tan solo un par de temas del mundo físico que deben tenerse en cuenta para la correcta gestión de una tienda en línea. Mas adelante abordaré nuevamente el tema teniendo en cuenta los elementos del mundo virtual que deben incluirse en la tienda física.

Imagen @itsmeritesh, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

2 comentarios a esta entrada.
  1. Muy cierto para crear una tienda online, se necesita menos presupuesto, pero si hay que considerar el presupuesto, tal y como comprar el producto que se va a ofrecer, una computadora, acceso a internet, crear la página web, paquetes de envío para que salga más barato enviar masivamente, un número tel, para atención al cliente es una estupenda idea, a parte una cosa es estar en la internet y otra cosa es aparecer en las primeras páginas de google, así que hay que hacer trabajo de SEO, y también recomiendo crear campañas de Adwords, estar en las redes sociales, crear contenidos interesantes, etc etc. Así que hay que considerar un presupuesto para todo esto y tiempo, y lo más importante a mi punto de vista, es crear una disciplina de trabajar todos los días en su tienda.

    • Muchas gracias por su comentario. Estoy totalmente de acuerdo con el. Definitivamente son muchos los temas que hay que tener en cuenta en cuanto a tiempo y presupuesto. Aunque la tienda virtual nos ofrezca varios beneficios con respecto al mundo físico y las barreras de entrada sean mucho menores, no es simplemente realizar una página web con carrito de compra y dejarla ahí. Como en el mundo físico hay que trabajar y disponer de recursos humanos y económicos para ponerla a funcionar y que obtengamos buenos resultados.

      En este artículo mencioné algunos temas que se abordan desde el mundo físico. Más adelante compartiré algunos otros temas que hay que tener en cuenta desde Internet, que incluyen los que menciona.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER