Colombia y su apuesta por las Ciudades Inteligentes

Gracias al desarrollo constante de las tecnología de la información y la comunicación, la evolución de las grandes urbes del mundo está llegando de manera acelerada. Ya es común ver en distintas partes como el ‘internet de las cosas’ ayuda a mejorar procesos en entidades publicas y privadas, que a la postre, benefician a la ciudadano común.

Así son las ‘Ciudades Inteligentes’ o ‘Smart cities’. Espacios que buscan resolver los grandes desafíos que sus habitantes han ido creando en los últimos años: cálculos apuntan a que las grandes ciudades consumen el 75 por ciento de la energía mundial y generan el 80 por ciento de los gases responsables del efecto invernadero. ¿Cómo controlar eso?

También se estima que para 2050, el 70% de la población mundial será urbana.  Así lo revela el estudio Smart Cities: un primer paso hacia la Internet de las cosas, de la Fundación Telefónica.

Si consideramos a las grandes ciudades del mundo como las abanderadas para resolver estas problemáticas siendo ‘Ciudades inteligentes’, Colombia tampoco ha sido ajeno a esta evolución.

 ¿En qué situación estamos?

Es bien conocido por todos los esfuerzos gubernamentales por garantizar la cobertura a redes de datos en todo el país.  Gracias a ello, en Colombia se potenció el desarrollo de soluciones enfocadas a la utilización de servicios, así como ofertas de comercio electrónico y alertas ciudadanas.

Con algunas herramientas sencillas a la mano, los usuarios están ahora en capacidad de denunciar temas viales, pedir taxis seguros, asistencia automotriz y soluciones de la vida diaria.

Medellín sin duda ha liderado este tema en el país. No solo su reconocimiento como la Ciudad más Innovadora del Mundo le ha valido para ser ejemplo a seguir, sino que está en constante búsqueda de alternativas para optimizar su potencial digital.

Las capital antioqueña ha enfocado sus esfuerzos en conectividad, contenidos, apropiación de las TIC y comunicación pública. Su apuesta como Ciudad Inteligente incluye ahora la innovación estratégica, que busca incentivar la participación ciudadana con ideas para la toma de decisiones.

Sus esfuerzos están enfocados en mejorar la movilidad, la seguridad, la salud y el medio ambiente. Por eso, no es raro ver un sistema de alertas viales en redes sociales o el uso de bicicletas con geolocalización. Todas estas herramientas apropiadas por los ciudadanos.

El caso de la capital

Bogotá no es ajeno a toda esta avalancha de cambios y gracias a que concentra un gran flujo de información su camino a ser una ‘Ciudad Inteligente’ es cada vez más seguro.

Recientemente en la Smart City Expo que se realizó en la ciudad, se evidenciaron avances para mejorar la calidad de vida de los capitalinos gracias al M2M.  Según los expertos, Bogotá trabaja para mejorar la conectividad, que hace que las personas y los servicios estén más cerca de manera inteligente. Una llamada o un email puede conectar a las personas con toda una red de servicios pensados para mejorar su calidad de vida.

Así mismo, la ciudad concentra los centros de emprendimiento más importantes del país permitiendo acelerar proyectos (aplicaciones móviles en su mayoría) que buscan optimizar servicios en salud, transporte y entretenimiento. Wayra o HubBog son sus casos de más reconocidos.

Las ciudades que vienen detrás

Bucaramanga también lucha por apropiarse de las TIC de manera efectiva. Por eso en los últimos años la ciudad no ha escatimado esfuerzos en cerrar la brecha digital y garantizar el acceso de los usuarios a aplicaciones útiles, para dar soluciones en salud, educación desarrollo y empleabilidad.

Respecto a problemáticas ambientales, Bucaramanga trabaja en un mega proyecto de embalse que asegura agua por 30 años y además ha sido ejemplo en el manejo de los residuos sólidos en el país.

Manizales aparece en el panorama de ciudades inteligentes en Colombia gracias a que han garantizado un ecosistema de conectividad para el desarrollo científico y laboratorios de investigación. Además se plantea construir un centro tecnológico en la zona franca para atraer más inversión y desarrollo.

La capital de Caldas trabaja en el desarrollo de animación en tercera dimensión, así como el proyecto ‘Pégate al parche’, que involucra a jóvenes de los sectores marginados en la inclusión digital y la capacitación educativa.

Imagen @Juan Paulo, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER