Discapacidad y TIC: Principales retos y oportunidades

En este mundo cada vez más conectado, es recurrente ver el lanzamiento de aplicaciones, software, hardware y demás recursos tecnológicos que buscan ofrecer servicios, vender productos, brindar ocio o simplemente captar la atención de públicos específicos, estos nuevos recursos o gadgets como también se les conoce son diseñados para ser usados por personas “normales” como usted o como yo, es decir que no tenemos ninguna limitación física ni cognitiva que nos impida hacer uso de estos nuevos recursos tecnológicos.

Pero ¿qué pasa con esa población que por alguna circunstancia no puede acceder de manera “normal” a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)? ¿Es igual la proporción de recursos digitales disponibles hoy en día para personas de sufren alguna discapacidad? ¿Saben los proveedores y/o desarrolladores las necesidades en tecnología que requieren la población en condición de discapacidad?

Estos y otros interrogantes se han venido planteado algunas entidades a fin de responder a la necesidad de acceso a las TIC a este tipo de población, uno de estas entidades ha sido el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las comunicaciones de Colombia que recientemente lanzó “Convertic” un software lector de pantalla para personas con discapacidad visual. Con esta herramienta, de descarga gratuita, se podrían beneficiar al menos un millón 200 mil personas, las cuales podrán usar un computador y navegar a través de Internet gracias a este software colombiano.

Otro esfuerzo a destacar es el realizado por el Instituto Nacional para Ciegos (INCI) quien ha venido trabajando en soluciones para acercar aún más a las personas con limitaciones con las tecnologías, tal es el caso de ampliadores de textos, libro hablado, lectores de pantallas, entre otros, que ayudan a que este tipo de población experimenten nuevas experiencias mediadas con tecnologías.

¿Cómo se trabaja en el sector privado?

Si bien estas experiencias se han dado desde escenarios públicos, en el sector privado también se encuentran proyectos significativos que con limitados recursos le vienen apostando a nuevas soluciones digitales para “conectar (de la mano de las tecnología) lo que a simple vista pareciera inconectable”; tal es el caso de Tatis Project, una iniciativa liderada por Daniel Cárdenas, un emprendedor que viene trabajando en un aplicativo enfocado a mejorar la calidad de vida de personas con parálisis cerebral.

Aunque son significativos los esfuerzos y avances que se han logrado en esta materia, aún son necesarias mayores acciones para el desarrollo y promoción de recursos tecnológicos para seguir acercando a personas con alguna limitación con las tecnologías y esto se valida con las cifras del Departamento Nacional de Estadística (DANE) en donde se encuentra que de Cada 100 colombianos con limitaciones, el 43,2 tiene limitaciones para ver, 17,4 para oir, y 13,2 para hablar permanente.

En este sentido, y ante necesidad de responder con soluciones tecnológicas que le faciliten la vida a los grupos poblaciones con alguna discapacidad, urge no solo el sector público sino el privado desarrollar soluciones en este sentido.

Las condiciones están dadas y las necesidades son muchas: Limitaciones motoras, visuales, auditivas, cognitivas entre otras requieren del desarrollo de aplicaciones de software y hardware que facilite la vida a muchos ciudadanos que con las TIC sus vidas cambiarían.

El reto es identificar las necesidades y gran parte del trabajo lo ha adelantado el DANE con la localización y la caracterización de las personas con discapacidad en Colombia, el paso a seguir es desarrollar contenidos y soluciones para este tipo de población que aún carece de posibilidades de acceder a los beneficios que ofrece las Sociedad de la Información.

Imagen: @William Brawley, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

1 comentario a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER