Internet de las cosas: una tendencia para el futuro de las empresas

No hay duda que lo que irá a dar la vuelta a todo nuestro ecosistema digital será el “Internet de las cosas”,  todos los objetos que pueden estar conectados a internet a través del The Wireless Registry, un registro global donde cada objeto que nos rodea, en casa u oficina tendrá su conexión wi-fi o bluetooth. No faltará la controversia sobre usos y abusos, donde la privacidad siempre será protagonista. Y es interesante ver como aprendemos a compartir información y espacios a favor de la comodidad y las nuevas dinámicas del mercado.

Las matemáticas son el alma gemela de la vida tecnológica, todo parametrizado en estadísticas de comportamiento, usabilidad, frecuencia, métricas que podrán brindar a fabricantes,  y a la industria en general, oportunidades para la innovación y mejora continua. Si alguien se preguntaba cómo sería el futuro, ante tantos avances, uno detrás de otro, creo que vamos definitivamente a trasladar el Ecosistema Digital a nuestro ecosistema natural. Basta como ver comportamientos como evitar escribir algún número telefónico o dirección sobre papel, pues preferimos que nos manden los datos por mensajería de texto, y aún más el Contacto card o la geolocalización en Google Maps de la dirección.

No hemos aprendido a comunicarnos entre personas, se nos viene comunicarnos con las cosas. La cultura digital, valiéndose de la tecnología hará de la vida común, entornos altamente competitivos para quienes sepan sacar provecho de ello. Estamos siendo testigos presenciales de una era de cambios, que ocurren, en cada minuto y en cualquier lugar del globo terráqueo. Siempre hay discusiones sobre si catalogar la web 2.0 o 3.0, no es caer en un error del “puntocerismo” que logran confundir a las personas. Lo que si es cierto es que por ahora se nos hace necesario, hacer catalogaciones que ayudan al entendimiento de la misma naturaleza de la web, de las apps, de los dispositivos, y de los contenidos. En 20 años, no habrá “puntocerismo” , todo estará “hyperconectado”  de tal manera que la comunicación sea no sólo un arte y un talento sino además una técnica y una habilidad instrumental. Si es cierto que ya podemos hablar de una internet 4.0 donde las máquinas, cosas, aparatos pueden comunicarse entre sí, con objetivos múltiples y oportunidades infinitas a descubrir.

Poder dar los comandos necesarios a nuestro entorno será una experiencia interesante. Hoy la industria tecnológica está evitando los intermediarios y está ofreciendo productos que se enlacen de manera fácil con internet, ya computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes y la televisión se conectan todos en un ambiente Smart.

El internet de las cosas y las empresas

Ya internet ha cambiado todo, las TIC – Tecnologías de la Información y Comunicación – tienen su asidero y oxígeno en la conexión. Ya los objetos conectados a internet van en aumento, por persona pueden haber varios aparatos conectados al mismo tiempo. Ya en un estudio sobre el Internet de las cosas u objetos de Cisco nos adelanta de lo que son los próximos avances que harán historia.

“Con mil billones de sensores incorporados en el entorno, todo conectado por sistemas de computación, software y servicios, será posible escuchar el latido de la Tierra al producirse el impacto entre la humanidad y el planeta tan profundo como cuando la aparición de Internet revolucionó la comunicación”.

Peter Hartwell

Investigador Sénior, HP Labs

Grafica-internet-de-las-cosas

Comunicarnos con los objetos será una realidad, hacer lecturas y tener estadísticas, automatizar acciones. Una fuente de información invaluable que ayudará en tomas de decisiones y en tiempo real. Patrones y tendencias que vendrán de los objetos que darán nuevas visiones y retos a asumir de cara a un Big Data que requerira  siempre el compromiso de transformarlo en Smart Data, en sociedades que aspiramos sean Sociedades del Conocimiento.

Las ventajas de la conectividad entre los objetos

Con el internet de las cosas, podremos tener avances considerables entre las conexiones humanas, producto de las redes individuales, presenciales y digitales, que a su vez se conecten con entornos que involucren la energía, la industria, las empresas, el gobierno. Podremos actuar, muy parecido, a la naturaleza, como seres humanos que son parte de un Ecosistema vivo, ahora digital.

Los gerentes podrán identificar oportunidades, ya el Internet, como lo conocemos, y el internet de las cosas, avanza a pasos factoriales, escalando y alcanzando todo sin pedir permiso, llegan para quedarse. Se abren oportunidades claras para la innovación empresarial, profesional y gubernamental. Pues hay cabida para todos los sectores, estamos involucrados, si o si. Las Smart Cities van clamando de gerentes y ciudadanos que hagan click a tiempo. Y son las empresas  quienes son las pioneras en la mayoría de las veces, de implementar, ofrecer y distribuir, productos y soluciones que impacten la vida en general como la vemos. Sólo basta investigar que está pasando con los Drones y la inteligencia Militar y darnos un panorama del giro 180 grados que de tanto en tanto, y gracias a innovación tecnológica, da la industria militar. Así, todo va cambiando paulatinamente.

¿A qué se enfrentan las empresas?

Entre los  retos de las grandes empresas, la administración pública, y en general del gerente ante las oportunidades que nos brindan las TIC, la innovación digital, y el internet de las cosas, podría enumerar las siguientes:

Escalar las operaciones: Se suele cuestionar en la Gerencia de Operaciones, lo desligada o relegada que suele estar del lugar donde se toman las decisiones. Los sistemas de información nos han permitido, enlazar los procesos mecánicos, técnicos y administrativos interconectados por la data, estadísticas, tendencias y proyecciones que arrojan.

Ante los consumidores: Llegar a las audiencias que consumen, no ha sido fácil, y no todo es marketing y publicidad, con el internet de las cosas se abren posibilidades de estudio infinitas en el uso de los mismos. La experiencia de usuario, ya no sólo se comunicará a través de la opinión o recomendación, sino del comportamiento que se tenga con el producto.

A lo interno: La productividad, el rendimiento, usabilidad, frecuencia de uso y en definitiva la utilidad de “las cosas” es decir bienes, productos o insumos, podrán ser estudiados de cara a los procesos y necesidades internas de las empresas.

Smart  Cities: Las grandes ciudades urbanas cada vez se concentran más en densidad poblacional, son las que consumen el 75% de la energía del planeta. Lograr que la administración pública  sea más interactiva y eficiente, con muchos procesos autogestionados gracias a internet y a la tecnología, mejora mayores controles en la información que luego es usada para decisiones ejecutivas en beneficio de todos. La información en tiempo real que llega de la mejor manera en el momento oportuno. Es lo que logrará que el internet de las cosas, o comunicación máquina a máquina (M2M)

Son muchas las áreas: movilidad urbana, eficiencia energética, seguridad. Problemas sensibles que necesitan una ayuda extra. Es entender que una Smart City es una ciudad donde los ciudadanos, gracias a las TIC, puedan comprender todos los componentes de la misma gracias a procesos interactivos y eficientes.

Vehículos y su tráfico, bicicletas que puedan prestarse sin necesidad de polícias o controles extremos de seguridad, peajes automatizados. Seguridad virtual con cámaras hyper-conectadas y con sensores. Edificios inteligentes, seguros y eco-responsables. Contadores de servicios y su gestión o facturación. Procesos dentro de la administración que podrán arrojar comunicaciones que puedan ser aprovechadas con eficiencia y buena gerencia de parte de nuestros servidores públicos. El presupuesto público encuentra un aliado en la tecnología para ser optimizado y redundar en beneficio del colectivo.

Gestión de la Educación: hoy la biblioteca no sólo se ha digitalizado, las ventajas de la información en digital, va más allá de leer a través de un dispositivo móvil, sino que además podemos gestionar el conocimiento para procesos de aprendizaje guiado y automatizado, capacitación, documentación.

El teletrabajo también encuentra nuevas posibilidades como consecuencia a que tiempo y espacio, gracias a las TIC se han reinterpretado, que una ciudad, las empresas y las personas, hagan uso de la innovación como ventaja productiva y competitiva, son un gran indicador que ciertos paradigmas están cambiando.

En un juego de palabras: el internet de las cosas, está cambiando las cosas. Desde pequeños procesos internos, como soluciones a gran escala de impacto en la sociedad, que finalmente propiciará oportunidades de negocio, y prestación de servicio, que dinamizarán la economía.

Economías como las nuestras, llamadas emergentes, donde el estado es el gran impulsador del aparato productivo, junto a la industria y al sector servicios, y en conjunto al buen uso de las TIC, al Internet de las cosas. Aspirar a convertirnos en Smart Cities (Ciudades inteligentes) no está lejos, ya se está haciendo en las empresas, con el estado, también es un hecho. Es cuestión de hacer las conexiones entre la tecnología, la voluntad gerencial y saber sacar provecho de ello como ventaja competitiva, como colombianos somos ejemplo de innovación y sentido de la oportunidad.

Imagen @Johan Larsson, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER