Latinoamérica: economías emergentes y “glocales”

Distintos proyectos me han tenido dando vueltas por la región en los últimos 4 años de manera imparable, de manera que ya no sólo vivo en Twitter, sino también entre aeropuertos, hoteles y salones de conferencias, intercambiando experiencia desde México hasta Argentina. El último de los proyectos me tiene radicado por unas semanas en Miami, lo que me ha permitido dar una mirada larga a todo lo que somos como región, una gran región y no sólo por extensa; es que los medios digitales están logrando destacar el trabajo de muchos, profesionales, agencias, compañías, que están dando frutos, tras la siembra viene la cosecha, y en un mundo donde la información abunda, los contenidos son de fácil acceso, donde internet ahora si se hace dueña del apelativo: autopista de la información. Los latinoamericanos nos hemos subido en este tren, sin marcha atrás, me encanta ese dicho: “más retroceso tiene un avión”.  Ya no se trata de Estados Paternalistas que brinden las oportunidades para que jóvenes talentosos y profesionales destacados brillen por cuenta propia. Innovación, emprendimiento y trabajo colaborativo dejaron de ser palabras sueltas, se han convertido en parte del día a día de muchos, nuevas metodologías donde la creatividad es protagonista.

Tiempo real cobra un nuevo sentido, entre lo presencial y lo virtual, entre el “software y el hardware” palabras que ya suenan antiguas, los lanzamientos de dispositivos tienen como protagonistas gran parte de nuestras principales regiones, tecnología de punta que hace presencia con oficinas propias en nuestras economía emergentes, y que a pesar de muchos problemas por superar como naciones, la vanguardia muestra “entusiasmo y talento”.

La cohesión social como fórmula, después de todo las interminables reuniones con cualquier excusa y llamadas por algunos como el síndrome de las  “reunionitis” no son tan desestimables, pues elementos como el encuentro y compartir experiencias, explorar posibilidades son fundamentales para avanzar hacia nuevos estados que nos colocan a la par y a veces por encima de mercados tradicionalmente altamente competitivos. Y es que finalmente es una tarea salirse de la Ley de Pareto, donde obtenemos el 80% de los resultados con el 20% del esfuerzo, pues bien, que ese esfuerzo intangible, no valorado ni comprendido por muchos, sea balanceado y compensado por un 80% de esfuerzo social, cosa que como latinos no nos cuesta mucho. Somos sociables por naturaleza y lo que antes era símbolo de debilidad, ahora es una fortaleza competitiva, donde la conversación, los contenidos, el networking son los skills de personas, ahora si, altamente competitivas.

Latinoamérica, donde se están generando muchas noticias, cada vez tenemos más y mejores representantes que hablen y cuenten sus casos de éxito, buenas prácticas y su participación en proyectos. Ahora nos escuchamos, y no de la noche a la mañana estamos redescubriendo que tenemos talento, es sólo que ahora estamos hyperconectados, que las buenas noticias tienen su mejor aliado en las redes sociales, que ya se habla del ‘quinto poder’, en manos de la opinión pública, que cual gigante dormido, abrió los ojos.

Barreras idiomáticas

Si la montaña no viene a nosotros, nos toca ir hacia ella, derribar estas barreras del idioma para acceder no sólo al conocimiento sino para interactuar con otros es fundamental, ya no es un lujo o accesorio, dominar un segundo o tercer idioma, es necesario. Tenemos un continente que por lo menos se expresa en tres idiomas: inglés, español y portugués, ya hay muchos puentes creados y canales abiertos, pero faltan más. Empresas buscando u ofreciendo oportunidades en latinamerica o latam no son leídas, por motivos de lenguaje. Se dice fácil, pero son barreras que se convierten en abismos a centímetros de distancia, y ahora estamos a la distancia de un clic.

Economías emergentes, y el concepto de Glocal

De lo global a lo local y viceversa, otra barrera importante a derribar es esa persistencia de creer que tenemos un territorio digital que nos define, que estamos en una comunidad Twitter o Facebook para cada país, sin intentos de conocer otras o interactuar con ellas, no existen las fronteras en lo digital, los clientes ahora se convirtieron, de repente, tras pocos años, en un gran mercado de oportunidades inmensas, gracias a lo digital, al internet, los dispositivos y al talento de muchos.

Muchos países están haciendo la diferencia, Colombia es protagonista, también Chile, Argentina, México, Venezuela, y por supuesto Brasil; son todos como hermanos mayores de una gran familia, que ahora descubren semejanzas y características  que nos unen como región. Nuestra gran ventaja y elemento diferenciador está en ser como somos, saquemos partido de ello.

Imagen @StockMonkeys.com distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER