El papel del CIO: nuevos tiempos, nuevos desafíos

El dinámico entorno de la tecnología y su creciente aplicación en todos los ámbitos han venido exigiendo un cambio paulatino en el enfoque sobre el papel que cumple el CIO dentro de las organizaciones. Tradicionalmente su tarea se ha visto delimitada por actividades operativas y funcionales que soportan el negocio principal de la compañía, y luego la evolución natural de su deber ha sido testigo de decisiones de outsourcing que pretenden reducir costos y simplificar la infraestructura tecnológica. Al final parece que lo que se esperaba de ellos era convertirse en facilitadores dentro de la ejecución de estrategias de eficiencia y optimización sin aparecer como un factor decisivo en la fijación de objetivos corporativos de alto vuelo.

Pero la aparición de nuevas tendencias como Big Data, Cloud y BYOD (entre otras) ha cambiado las expectativas sobre su participación dentro de los procesos decisorios de la empresa. No es un secreto que el crecimiento de los datos, la necesidad de cumplir con normas regulatorias externas y políticas internas sobre el almacenamiento, recuperación y organización de los mismos ha planteado un reto superior para los CIO’s. Lo mismo sucede con la simplificación que ofrece la nube y los riesgos que conllevan al igual que una mayor tendencia hacia BYOD. Si a lo anterior sumamos la necesidad de administrar plataformas de comunicación con clientes que requieren el manejo del social media dentro de la compañía, tenemos ya un abanico de nuevas posibilidades que ubican al CIO como protagonista del logro de propósitos corporativos.

Incorporar la visión del CIO

El área de TI se ha convertido en una pieza clave del desarrollo de la estrategia de crecimiento de las compañías. La fijación del camino que la empresa debe transitar para alcanzarlo ya no solo cuenta con el soporte de este departamento, sino que requiere su visión sobre el panorama tecnológico que puede ofrecer ventajas competitivas en el corto y mediano plazo. No se trata de virtualizar y/o subir a la nube una buena parte de las herramientas de uso cotidiano por el simple hecho de lograr reducciones en costos y eficiencia operativa. Se trata de incorporar la visión del CIO dentro de esta ruta para que se puedan lograr resultados que trasciendan a la obsolescencia natural que implica la dinámica tecnológica cuando la empresa ha decidido involucrar las nuevas realidades tecnológicas a su cotidianidad.

Un ejemplo de esto también puede verse cuando la empresa está evaluando la implementación de una estrategia BYOD. El área de TI no solamente debe soportar la operación sino que además ofrece alternativas para hacerlo de una manera segura y óptima que garantice mayor eficiencia y verdadera productividad por parte de los empleados sin poner en riesgo la información confidencial corporativa.

Implementar una estrategia social

Encontramos un escenario adicional con la nueva forma de comunicarse con los consumidores y clientes. Gracias a que ahora el punto de contacto de la empresa con sus clientes no es únicamente en el momento de la compra y algún requerimiento de servicio postventa, sino que además las redes sociales han hecho su aparición como caja de resonancia de la voz del público, la estrategia de comunicación de las empresas se ha visto obligada a cambiar y se apoya en las decisiones y alcances que tenga el área de Ti, no solamente por la administración de recursos que implica su función, sino porque hace las veces de intérprete entre la tecnología y la demanda del negocio.

En resumen, el CIO actual trasciende los conocimientos y habilidades tecnológicas,  comprende de punta a punta el negocio, la sensibilidad de las decisiones y los objetivos estratégicos. Todo ello para afrontar con éxito sus nuevas tareas que empiezan en la fijación de políticas, definición de procesos, interpretar las necesidades y traducirlas en la puesta a punto de la infraestructura requerida para satisfacerlas.

Imagen @kev-shine, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER