¿Cómo la tecnología contribuye a la actualización del modelo de negocio de mi empresa?

Uno de los múltiples elementos que deben estar definidos dentro de una empresa, de forma general por sus altas directivas, es su modelo de negocio. Este elemento define, de una forma explícita o tácita, la forma cómo la empresa genera valor y comercializa sus productos o servicios. Muchas empresas de hecho cuentan de forma paralela con múltiples modelos de negocios.

Para poner un ejemplo, pensemos en los canales de televisión por suscripción. De entrada, estos canales pueden tener varios modelos, pero usualmente es uno de suscripción paga y/o de ingresos publicitarios. De forma similar las diferentes empresas cuentan con modelos de negocios, que son las que les permite operar, vender sus productos y servicios y claro, generar ganancias.

Los modelos de negocio tienen un elemento interesante y es que, con el paso del tiempo, estos pueden evolucionar, cambiar y ser mejorados. De hecho, la innovación, con el elemento de la tecnología puede traer grandes beneficios al incluir nuevos modelos de negocios.

En este artículo voy a explorar algunos modelos de negocios, inicialmente planteados como complementarios a los modelos de negocios actuales de las empresas, que son propiciados por la tecnología, específicamente por Internet. Mi invitación es a que los miembros de la alta gerencia analicen estos como elementos que pueden ser añadidos a sus organizaciones, usualmente de manera sencilla y sin cambiar grandes elementos de su operación.

Los espacios físicos en Internet no cuentan: La cola larga

El primero de los modelos de negocios que voy a analizar, es uno que ha sido muy popular: el de cola larga. Este modelo fue propuesto ya hace más de 10 años, por el editor de la revista Wired, al analizar el funcionamiento de empresas nacientes en Internet, como Amazon.com.

El modelo de negocio de cola larga, explica que las empresas que operan por Internet no tienen grandes limitantes de espacio, como si lo puede tener una tienda física. Este modelo argumenta que para una empresa vendiendo por Internet, es relativamente fácil tener muchos más productos en existencia, o fáciles de conseguir (en unos cuántos días o semanas), pues no solo tienen que apuntarles a los productos que más venden en un espacio limitado (usualmente basado en el modelo de Pareto o el 80/20).

De esta forma una empresa que opera en Internet, frente a su contraparte en el mundo físico, puede ofrecer una mayor cantidad de productos. Y si la empresa vende productos digitales, como música, ebooks y películas, con mayor razón puede operar de esta forma, dónde cada venta, así sea una vez al año, produce altos márgenes de utilidad.

Compras recurrentes programadas: Modelo por suscripción

Un segundo modelo que es altamente atractivo y que es posible gracias a la tecnología, es el llamado modelo por suscripción. Aunque este existe en otros mercados, el modelo de suscripción por Internet trae elementos nuevos, específicamente para tener una nueva forma de vender productos.

La idea del modelo por suscripción, es que las personas adquieran una suscripción con cierta recurrencia, por ejemplo, mensual, bimensual o trimestral, tiempo en el cual le llegará un producto. Por ejemplo, hay modelos dónde se venden en cajas diseñadas para esto, productos de belleza, comida y más.

Si por ejemplo, su empresa vende comestibles en supermercados, podría analizar la creación de un servicio por suscripción, en el cual cada cierto tiempo al usuario se le envía una caja con sus productos. Incluso, para hacer más interesante el negocio, podría aliarse con otras empresas complementarias, para crear una caja de productos aún más atractiva e interesante.

Freemium: La prueba gratis

El modelo Freemium es usada por muchas empresas basadas en Internet, como Spotify, Netflix, múltiples empresas que ofrecen software en la nube y más. La idea es que se ofrece un nivel gratis del producto, pero con ciertas restricciones. Por ejemplo, este podría tener publicidad. Para quienes quieran eliminar las restricciones, podrán pagar una mensualidad, anualidad u otras formas de pago.

Esta es una excelente herramienta para dar a conocer un producto o servicio de alta calidad y generar una importante base de usuarios. Un amplio número de los usuarios serán del nivel gratis, pero los que pagan, aunque minoría, harán que el negocio de la empresa sea rentable. Si es un bien digital, el costo de proveer los servicios a los usuarios del nivel básico será mínimo, por lo cual, de forma general, es un interesante modelo de negocio.

Comisión a los afiliados

El modelo de negocio de afiliados existe hace muchas décadas, sin embargo, tecnologías como Internet permiten potencializar los resultados. En este caso, la idea es que alguien que refiere un cliente, recibirá una comisión por las compras que este haga.

Miremos un ejemplo. Supongamos que usted en su portal de Internet vende ciertos productos. Para atraer tráfico usted ha creado acuerdos con Blogs, influenciadores en redes sociales y otros portales. A estos usted no les paga un solo peso, a no ser que con enlaces que ellos usen, usuarios realicen compras. Si este es el caso, usted pagará una comisión por esto.

Muchas plataformas de comercio electrónico permiten hacer seguimiento a estos afiliados y es una tecnología bastante sencilla.

Las anteriores son solo unas cuántas ideas de lo que podría hacer para incrementar el modelo de negocio y a la vez las ventas de su empresa, en este caso con Internet. La tecnología es un gran aliado para todas las empresas y lo invito a que analice cómo la misma puede ayudar a redefinir, de forma positiva, su organización.

Imagen @Foter.com / CC0, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER