Vendiendo a través de canales complementarios al Internet

El comercio electrónico crece a pasos agigantados en prácticamente todos los rincones de la tierra. El poder acceder a un producto o un servicio en segundos solo con el pago con una tarjeta de crédito a través de Internet, es una gran alternativa para la vida moderna, las ciudades agitadas y poblaciones remotas.

Por ejemplo, en Colombia y América Latina esto es una realidad. Según reportes de la revista América Economía, toda la región está creciendo en el rubro de Comercio Electrónico. En el caso específico de Colombia, ha crecido en los últimos 6 años  a una cifra cercana al 100% bianual. Hace cinco años el Comercio Electrónico en Colombia representaba menos de 0.2% del PIB del país y según cálculos de la Cámara Colombia a de Comercio Electrónico, a finales del 2014 esta cifra será superior al 0.5% del PIB.

De la misma forma otros estudios de empresas como Tecnocom, muestran cómo en la región el pago con Tarjeta Crédito, vital para el Comercio Electrónico, ha aumentado en América Latina en más de un 100% en los últimos 7 años. Los usuarios de la región, más allá de los mitos y verdades a medias, están comprando en Internet y esta tendencia crece año a año.

Todos los días aparecen nuevas tiendas de Comercio Electrónico. La mayoría son tiendas de nicho de mercado, de tamaño pequeño, pero las empresas grandes también tienen una gran cabida en este escenario. Es el momento para aprovechar este tema y crear tiendas de alta calidad que ofrezcan algo de alto valor a los usuarios.

Comercio electrónico en Redes Sociales

La mayor parte del Comercio Electrónico se realiza a través de Portales Web diseñados para esta finalidad. Sin embargo, muchas empresas están desperdiciando la presencia que se tiene en canales complementarios, como las Redes Sociales.

Hace unos cuantos años apareció una tendencia en Estados Unidos y Europa, de crear tiendas dentro de las páginas de Facebook. A estas tiendas se les conocía como F-Stores y pocas prosperaron. Sin embargo, hoy se habla mucho del Marketing Social, a través de Redes Sociales como Facebook, Twitter, Pinterest, Instagram y otros medios. El siguiente paso natural es incluir compras directamente a través de estos medios.

En los F-Stores originales y en menor medida hoy, una pestaña de Facebook se convertía en una especie de catálogo. De esta forma el visitante podía ver productos y sus precios. Si le interesaba un producto para la compra, hacía clic sobre este y de Facebook era enviando a la tienda en línea de la empresa (es decir, el usuario salía de Facebook). Este modelo todavía existe, pero quizás sería interesante ofrecerle a ese usuario toda la experiencia directamente en Facebook o en el medio social en el que se encuentre. Además, que al finalizar la compra y si el cliente lo autoriza, se le cuente a sus seguidores de esta red social que acaba de hacer una compra.

Hace un par de años se creó una herramienta para Twitter llamada Ribbon que permitía hacer compras, sin salir de esta red social. Actualmente no está en funcionamiento, pero fue un ejemplo de cómo unificar las redes sociales y las compras en línea.

Hay varias herramientas que permiten crear tiendas dentro de Facebook, algunas gratis y otras pagas. Una de las más difundidas y que funciona en varios países es Shoppify.

Viviendo en la mensajería instantánea

Otro canal complementario de Internet dónde se pueden hacer ventas, es en la mensajería instantánea, con aplicaciones como WhatsApp, Line, Viber y BlackBerry Messenger. Diariamente estos sistemas se usan para compras, pero de manera informal. Quizás sea hora de cambiar este concepto.

Las aplicaciones de mensajería son usadas permanentemente por los usuarios y serían un excelente canal para hacer compras y pagar por las mismas. Muchas de estas aplicaciones se ofrecen gratis o a costos muy bajos a los usuarios, pero alguien debe pagar la cuenta. En el caso de Line, por poner un ejemplo, se vende a los usuarios stickers y otros adicionales para pagar la cuenta ¿Por qué no se piensa en que la cuenta la paguen empresas que venden por estas plataformas?

Esta es solo una idea, que lo invito a explorar, pues puede ser un interesante canal adicional para las ventas. Con la tecnología adecuada y una buena estrategia, se podría lograr convertir la mensajería instantánea en un nuevo canal electrónico de ventas.

En este artículo mencioné las redes sociales y la mensajería instantánea como canales complementarios de ventas en Internet. Pero hay más y con el tiempo aparecerán otros. El objetivo como organización es detectar y analizar el potencial que tienen estos medios y tomar decisiones sobre los mismos.

Imagen @Andalib, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER