Los 5 consejos para llevar aplicaciones a la nube de forma exitosa

En el mundo de Cloud Computing o computación en la nube, siempre se plantea el desafío de cómo realizar una transición efectiva de sus actuales esquemas tecnológicos a un ambiente de nube, de manera que no solo sea mover de un lugar a otro si no que esta migración ofrezca a nuestras tecnologías todos los beneficios de la nube. Para entender mejor estos desafíos que se nos presentan, haremos un análisis de 5 pasos para migrar nuestras aplicaciones hacia la nube.

1. Nube Pública, Privada o Híbrida

Este debe ser el primer ítem a tener consideración con el fin de validar cuáles serán los modelos que se usarán a fin de poder garantizar tanto la forma de acceso (Internet, enlace privado o en su defecto un mix de estas conexiones). El segundo motivo de esta selección será el tipo de inversión que realizaremos de manera que se tenga un servicio totalmente pago por demanda o en alguna combinación en donde se mezclen estos modelos de precios. 

2. Crecimiento de la plataforma

Al movernos a la nube una de las ventajas más importante es la flexibilidad de poder crecer nuestra plataforma según sea necesario, existen dos maneras de crecer de manera vertical. la primera en donde tenemos un máquina configurada y a medida que la misma crece (ya sea porque la aplicación requiera más recursos tecnológicos o por que la compañía necesita más recursos) o de manera horizontal en donde ante la necesidad de más recursos tecnológicos estos son representados en máquinas asignadas a la aplicación.

3. Alta disponibilidad de la aplicación

Estando en la nube debemos tener en cuenta que los componentes que nos ofrece el proveedor de cloud Computing se encuentran de manera nativa en un formato de alta disponibilidad, pero la aplicación alojada por encima de estos componentes no cuenta con contingencia a fallas. Dependiendo de la criticidad de la aplicación se debe contar con alta disponibilidad a fin de que ante cualquier inconveniente el tiempo fuera de operación sea el mínimo posible.

4. Ambientes de Desarrollo y pruebas

Como parte de una migración a la nube es importante contar con estos ambientes distintos de pruebas o desarrollo, con el fin de poder realizar en primer lugar las validaciones de cualquier problema que se experimente, como así también, tener un lugar en donde poder evaluar cualquier nuevo requerimiento que tenga la plataforma, con la ventaja de que este ambiente se puede duplicar de producción en cuestión de minutos y solo tener dicho ambiente por el tiempo necesario para realizar la prueba y luego destruir completamente todo el ambiente.

5. Respaldo de la información

Con motivo de la migración de un ambiente tradicional a una solución tipo Cloud Computing, los backup de nuestra aplicación deberán ser también migrados a una modalidad tipo cloud. Por tal motivo lo primero que deberemos validar es la información crítica de nuestra aplicación conjuntamente con la periodicidad que varía esta, a fin de crear la correspondiente política de backup. Dado que el servidor estará en la nube, es altamente recomendable que toda la información sea alojada en una ambiente cloud dando un mejor tiempo de respuesta a la hora tener que acceder a los datos como así también para cuando sean necesarios en otros ambientes.

Imagen @jenny downing, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER