Cómo el cloud computing optimiza el teletrabajo en las empresas

Al pensar en teletrabajo, se crean miles de variables en lo referente a qué elementos son los que debemos ofrecer al usuario final para que desde su hogar pueda realizar su actividad laboral, medir su productividad y lograr sus objetivos en tiempo y forma.

Como parte de una estrategia de teletrabajo, la nube puede ser el mejor pilar en donde descargar algunas necesidades que harán en primer lugar una transición mucho más rápida y también ofrecer una modalidad de costos – beneficios mucho más importantes.

Para que una persona pueda realizar su trabajo por medio del teletrabajo debemos ofrecerle un acceso total a todas las herramientas que se tendrían si estuviera en las instalaciones de la empresa, lo cual quiere decir que el usuario debería tener una PC con todos los programas que utiliza y todos los servicios que rodean a este computador (Impresión, Soporte, Conectividad, etc.)

Para una mejor comprensión, se realizará la enumeración de estos componentes y su respectiva contraparte al estar en la nube.

Conectividad a todas las herramientas

Al pensar en un PC en la casa del usuario, este debería tener una conexión a nuestros sistemas (estos están en la red interna o en el data center)  por lo que deberíamos pensar en un enlace dedicado desde su casa hacia nuestra red (Esto genera un alto costo y un solo lugar de trabajo para nuestro usuario) o una VPN (Virtual Private Network) hacia la red Interna (esto nos quita la necesidad de una conexión dedicada, pero incrementa la cantidad de Hardware en nuestro Data center y con ello el soporte a estos equipos).

Al pensar en una solución de Nube, todo el acceso es por medio de Internet, esto quiere decir que el usuario final solo necesita una conexión a internet (ADSL, Cable modem, etc) para acceder a cualquier aplicación o herramienta de nuestra compañía, sin tener que recargar los costos del mismo con elementos adicionales o servicios dedicados.

Dispositivo de acceso a las herramientas

Cuando el usuario final tiene que acceder a las aplicaciones corporativas, es necesario un dispositivo, si a esto se le suma que lo deberá hacer desde una locación remota. Los retos son mayores: garantizar la funcionalidad, ofrecerle soporte y mantenimiento con las políticas de seguridad corporativas, etc. Desde el punto de vista económico deberíamos comprar un equipo con ciertas prestaciones (debería ser un laptop) y contar con algunos respaldos en caso de roturas o soporte.

También deberemos tener en cuenta desde el punto de vista de seguridad, que el cliente tendrá información por fuera de la seguridad de la empresa y también se tendría que contar con un sistema de respaldo para la información en dichos PC.

Al movernos a la nube, podemos contar con 2 esquemas totalmente distintos, en primer lugar usando el esquema de entregar el dispositivo, este se pude hacer mediante un Clientes livianos (aproximadamente un cuarto del costo de una laptop) y el mismo se puede obtener como un servicio (reducción en el soporte y los respaldos de hardware). Si el objetivo es optimizar estos costos y ofrecer una mejor interacción al usuario final podemos usar algo denominado BYOD (Bring Your Own Device) o “Trae tu propio dispositivo” para que el usuario pueda acceder a todas las herramientas de la empresa, con la ventaja de que este dispositivo no almacenará ningún tipo de información de compañía.

Como entregar las aplicaciones y soportarlas

Con la conectividad y el dispositivo resuelto, solo resta configurar las aplicaciones a disposición del cliente y posteriormente soportarla en el día a día con sus respectivas actualizaciones, lo cual implica que deberá instalar la conectividad en cada locación o en su defecto en cada dispositivo la configuración del Servicio de VPN.

Posterior a eso deberemos instalar todas las aplicaciones que el usuario necesite en su dispositivo, como también todos los elementos de seguridad y las políticas internas (Antivirus, chats, software de control, etc.), adicional a todos estos elementos debería adquirir un software para poder realizar las tareas de soporte de manera remota para el acceso tanto por VPN, enlace dedicado o Internet.

En un esquema de Cloud, al tener un escritorio en la nube o DaaS (Desktop as a Service) deberemos realizar las instalaciones una sola vez, dado que después estas serán clonadas tantas veces como sean necesarias, mientras que algunas herramientas como antivirus y control remoto de los escritorios, pueden venir incluidas en la solución.

Desde el punto de vista económico, al estar en Cloud, los escritorios los pagaremos por el uso que estos tengan y por la cantidad que posean, es decir, que el crecimiento de los escritorios puede ser totalmente por demanda y sin grandes inversiones, sabiendo que se puede asociar al costo del escritorio todos los elementos necesarios (conexión, dispositivos, soporte, etc.).

Imagen @Kathy Ponce, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER