Claves para el elegir el tipo de nube ideal para su empresa

Escoger qué tipo de nube se desea implementar en una organización es una decisión que se debe estudiar. En la actualidad, la nube es una herramienta que genera valor en las compañías porque protege y facilita el intercambio de información.  De este modo, permite que sus miembros puedan realizar las actividades diarias con agilidad y seguridad al contar con su respaldo.

Esto genera un mejor uso de los recursos y mayor flexibilidad a la hora de realizar el trabajo, lo cual incidirá directamente en la productividad.

Tipo de nube en las empresas

Para elegir un tipo de nube es preciso conocer las especificaciones de cada una:

Nube pública

La nube pública, consiste en servicios, aplicaciones y redes de computación suministrados por un proveedor en la web. En este tipo de nube la configuración es sencilla y económica, debido a que el proveedor cubre los costos de hardware y ancho de banda. Mientras que los usuarios solo pagan por el servicio que usan. Generalmente son confiables, su amplia red de servidores es la garantía de que no habrá inconvenientes. Google es una gran empresa que implementa este tipo de nube.

Nube privada

La nube privada está conformada por recursos informáticos usados únicamente por una empresa. Este tipo de nube puede estar en el centro de datos local de la empresa o estar hospedada en un servicio externo. Su mayor ventaja es la flexibilidad, pues permite personalizar el entorno de la nube para satisfacer las necesidades de la empresa. Son mucho más seguras, ya que los servicios no se comparten con otros. De igual modo, son estables y eficaces como las nubes públicas, por lo que se espera que en los próximos años aumente su uso. Las empresas privadas de informática y los grandes consorcios económicos, como los bancos implementan este tipo de nube.

Nube híbrida

Este tipo de nube combina dos o más nubes, privadas y públicas que aunque permanecen separadas, se ajustan para aprovechar los beneficios de cada una. Las nubes híbridas ofrecen control y flexibilidad. La empresa puede utilizar la estructura privada para los recursos confidenciales, mientras que se beneficia de los recursos de las nubes públicas cuando los necesita. Empresas como Coca Cola se han beneficiado de este tipo de nube.

¿Qué tipo de nube elegir?

Las nubes híbridas se adaptan muy bien a las grandes empresas, ya que permiten a las organizaciones ahorrar en gastos y poseen las ventajas de las públicas y los beneficios de las privadas.

Coca Cola y la NASA, por ejemplo, fueron de las primeras organizaciones que descubrieron la utilidad de este tipo de nube. Según una publicación del BBVA de 2018, estas empresas aprovecharon la versatilidad de la nube híbrida para fortalecer sus operaciones.

La gran ventaja de este tipo de nube es que combina la seguridad que brinda la nube privada con la amplia red de servidores de la pública. Esto último permite reducir costos.

No obstante, las compañías grandes que se puedan permitir una inversión en infraestructura de hardware, sistema de seguridad y ancho de banda podrán optar por la nube privada.

La seguridad de este tipo de nube funciona a la perfección para las instituciones públicas, entes gubernamentales y grandes empresas de diversos ámbitos. A nivel mundial una de cada tres empresas utilizan los servicios en la nube activamente.

Dependiendo de las necesidades y exigencias de cada empresa se debe elegir el tipo de nube que mejor se adapte al área financiera y estructural.

Artículos Relacionados
No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER