¿Cómo garantizar el espacio necesario en mi solución cloud?

Cuando en el departamento de TI tenemos un nuevo proyecto o una nueva necesidad, nos vemos abrumados por qué debemos establecer ciertos parámetros sobre este proyecto, los cuales, en muchos casos, tienden a satisfacer las necesidades del área financiera y nos las del área técnica, lo cual conlleva en un futuro tener que volver a realizar consideraciones.

Con la llega de la nube, muchas forma de ver los proyecto de TI se están amoldando a esta nueva tecnología, dado que de este modelo son muchas la áreas que se ven altamente beneficiadas, así establecer claros parámetros de implementación y estableciendo ahorros de manera nativa que son lo bastante atractivos tanto para el área financiera como para el mismo departamento de TI.

Para dar un poco más de claridad, empecemos con un claro ejemplo en el departamento de TI: la implementación de una nueva aplicación para el mejoramiento de la producción o control de algún elemento.

Este nuevo proyecto, además de satisfacer la necesidad específica, tiende a ser costo-efectiva, contemplar el acompañamiento de la producción o crecimiento que pudiera experimentar la necesidad, contar con una modalidad de disponibilidad acorde a la necesidad, y claro esta, poder ofrecer un soporte tanto en su funcionamiento como hacia sus usuarios, a fin de poder contener cualquier necesidad que las distintas áreas pudieran llegar a presentar.

Con todo lo antes expuesto es donde la nube viene al rescate con la oferta de una solución acorde a lo que necesitemos, o al componente que nos presenta mayor dificultad, para esto existen varias maneras en la que el Cloud Computing nos puede complementar:

SaaS (Software as a Services por sus siglas en inglés)

Este modelo de cloud es el más completo y posiblemente el más ajustado a la mayoría de las necesidades, dado que este modelo contempla, en primer lugar, la entrega de una solución en modo servicio (Pago por uso) de su producto, el cual incluirá todos los elementos necesarios para poder operar (Ejemplo, Servidores, Licencias, soporte, Disponibilidad, etc.) mediante el pago de un fi mensual basado en un parámetro, por lo general es en base a usuarios.

Muchas de estas aplicaciones o servicios, no son estáticos, como podría ser un servicio de correo si no que en muchos casos, nos van a permitir realizar una personalización de las funciones o su operación, esto con base en que ningún cliente tiene la misma necesidad que otro y que cada uno puede requerir distinta información de la misma aplicación.

El más claro ejemplo de un modelo de SaaS se puede ver en una plataforma llamada salesforcer, la cual nace con un CRM para empresas en donde toda la interface, campos de información, tipos de campos y reportes es totalmente personalizable por parte del cliente, lo cual hace que esta plataforma, si bien se encuentre en la nube, tenga una escalabilidad totalmente bajo demanda y con la opción de acompañar nuestro crecimiento.

Modelo híbridos de servicios de cloud computing 

Cuando nuestra necesidad está sujeta a ciertas regulaciones, ya fueran legales o internas, muchas veces el contar con un servicio SaaS, no es posible y debemos contemplar un modelo distinto para solventar esta necesidad.

Para estos casos los Cloud Providers (Proveedores de cloud) establecen un modelo de flexibilización o lo que se denomina híbrido , en donde pueden convivir los modelos tradicionales (toda la plataforma de TI en nuestro data center) y los modelos de cloud.

Para estos proyectos se realiza una construcción de la plataforma con un alcance específico, pero en caso de que la plataforma necesite crecer o ampliar sus funcionalidades, lo podrá realizar apoyado en un proveedor de cloud ya sea de manera temporal o de manera definitiva.

De esta manera la nube pude ser para nuestros proyectos una solución ante eventuales requerimientos (Picos de producción, temporadas, etc) como para crecimientos lineales, pudiendo crecer en la nube y teniendo siempre en cuenta que el centro de la funcionalidad esta en nuestro control y data center.

De esta manera, cuando tengamos que pensar cómo nuestra solución tendrá el suficiente espacio y capacidad, solo deberemos contemplar el modelo de crecimiento que más se acote a nuestra necesidad sin tener que hacer grandes inversiones para contemplarlo.

Imagen @Kumaravel, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER