Invertir en macrodatos y conocer el costo de oportunidad

El uso de los macrodatos acrecienta la productividad y las ganancias entre un 5 % y 6 % comparado con empresas que no invierten en ella. El costo de oportunidad al decidir invertir en macrodatos, permite la obtención de beneficios notables en las grandes empresas. Entre sus bondades se encuentran su efectividad en toma de decisiones, prediccion de costos o sistemas de recomendación para clientes.

Muchos modelos de negocio como: salud, mercadeo, aseguradoras, bancos, han obtenido gran provecho a la utilización de los macrodatos, debido a beneficios en el know how o sabiduría empresarial que genera alta rentabilidad.

¿Cómo saber el costo de oportunidad al invertir en macrodatos?

El costo de oportunidad es “(…) el valor de un recurso en su mejor uso alternativo, puede ocurrir que esa opción sustitutiva que se sacrificaría para poder disponer de la tenencia de un determinado recurso no existiera…”. Otra definición más clara es “el beneficio de la mejor alternativa a la que se renuncia, al elegir otra opción”. (González, 2000).  Al tomar una decisión por una opción, habría un costo que sacrifica la no selección de otras alternativas.

Otros autores afirman que “la toma de decisiones en un mundo de escasez implica renunciar al resto de opciones, lo que supone el sacrificio de hacer otra cosa. Esa opción a la que se renuncia se denomina costo de oportunidad” (Samuelson y Nordhaus, 1992). El uso de un recurso normalmente conlleva un gasto, incluso si el recurso se obtuviera sin costo.

Su utilidad radica en que si lo que se desea es información valiosa para tomar decisiones, este valor simboliza datos relevantes; por ejemplo, cerrar o no una unidad, sacar del mercado un producto nuevo o repotenciar uno existente, comprar un almacén o alquilarlo, etc. (Donoso y Donoso, 2011)

Este costo funciona con base en los siguientes elementos:

  • Identificación de las opciones que tiene la organización: Es vital manejar todas aquellas que permitan la obtención de un beneficio. En este caso, invertir o no en macrodatos.
  • Determinación de los gastos de cada opción que pueda ser seleccionada.
  • Cálculo del retorno que genera cada opción, lo que implica los beneficios de cada alternativa.
  • Selección de la opción más beneficiosa; la que más aspectos positivos, obviamente será el criterio de selección.
  • Cálculo del costo de oportunidad

En efecto, para el cálculo se deben conocer los criterios de rentabilidad.  No obstante, el costo de oportunidad, no quiere decir que se escoja la alternativa que signifique la de menos inversión monetaria. Existen otras alternativas que traen beneficios cualitativos para las grandes empresas. Todo depende de las prioridades y recursos de la organización.

Finalmente, las grandes empresas valorarán dicho costo, con el propósito de estimar las opciones presentes, incluyendo la inversión en macrodatos; esto permitirá el aseguramiento de su viabilidad económica. Al invertir en macrodatos, las organizaciones alcanzarán la búsqueda de la solución más inteligente o más rentable a largo plazo; lo que hará que se descarten otras disyuntivas.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER