¿Qué es la nube pública y cuáles son sus ventajas?

La Nube pública, nace con la idea de solventar diversos inconvenientes que surgen desde los distintos ámbitos de los departamentos de TI. Esta se comprende como un conjunto compartido de recursos, que tiene una infraestructura idónea y utilizable para el público o un sector determinado de la industria, ofrecidos por proveedores externos. Un ejemplo muy sencillo, es el de contar con equipamiento tecnológico para la realización de cualquier operación.

La Nube pública tiene su base en el uso de recursos tecnológicos, almacenamiento y software en una modalidad de servicio o “as services, accediendo a estos recursos por Internet mediante el pago por su consumo, que en la mayoría de los casos, será mediante tarjeta de crédito o modelo de prepago.

El tener servicios de Cloud en un ambiente público, es importante tener en cuenta que puede tener distintos alcances, tanto en la manera en la que son prestados los servicios convencionales, como en la forma de acceder a los mismos o de cómo debemos establecer este servicio.

Es por eso que las empresas deben comprender que al momento de estar en la nube deben actualizar sus redes, conociendo las claves para un estado óptimo para que no hayan inconvenientes.

Principales ventajas de la nube pública:

Para dar mayor claridad al respecto, haremos una reseña de los beneficios y de cómo debemos usar estas fortalezas para la optimización de los servicios de Cloud Computing:

Acceso por Internet en su totalidad:

Cuando contamos como un servicio en la nube pública, el acceso a este será vía Internet, lo que nos permitirá estar desde cualquier ubicación siempre que se esté conectado a la red.

En lo referente a la seguridad de esta conexión, dependiendo del servicio, el proveedor ofrecerá herramientas para garantizar la comunicación segura (certificados, VPN, SSH, etc.) o puede dejar que los usuarios que contratan, sean los que realicen la securizacion por los medios que consideren más efectivos.

Disponibilidad de los servicios:

En todo ambiente de TI, la disponibilidad de los sistemas es un elemento crítico, ya que su penetración en los negocios y en la industria hace que la indisponibilidad se traduzca en pérdidas.

La nube pública, ofrece altos niveles de disponibilidad, por lo que se puede mejorar distribuyendo la plataforma con varios proveedores de nube o locaciones.

Flexibilidad en el servicio:

Un servicio en una nube pública nos ofrece de manera nativa un modelo de flexibilidad, lo que quiere decir que si este servicio necesita crecer o decrecer, lo podremos realizar sin ningún inconveniente.

Este es un modelo ideal para los proyectos durante sus inicios o cuando se tienen plazos en donde la duración no puede ser amortizada por ningún esquema tradicional.

Sin contrato de permanencia:

Los servicios de la nube pública no establecen una permanencia, dado que el uso será totalmente por demanda, por lo que no se deberá contar con un servicio a tanto tiempo, solo se utilizará durante el periodo que así lo requiera y luego se podrá dar de baja el mismo.

Mayor facilidad de trabajos colaborativos:

Al poder realizar una combinación de las ventajas antes numeradas, definimos que una nube pública ofrece la ventaja de poder hacer trabajos colaborativos mucho más fácil y con menor esfuerzo.

Esto tiene que ver con la idea de que la información se encuentra de manera nativa en internet y las personas con las que queramos compartirla solo necesitan de nuestra parte los accesos para verla.

Interface de administración y programación:

Toda nube pública nos ofrecerá una interface de administración del servicio adquirido, también habrá una plataforma para integrar distintos elementos, para ello se ofrecerá una API (interface de programación de aplicaciones o Application Programming Interface) para que este servicio pueda ser integrado o automatizado según la necesidad.

Posibilidad de Combinar ambientes:

Dado que la nube pública tiende a ofrecer capacidades casi infinitas en sus servicios, una de sus ventajas es que podamos realizar desbordes o combinaciones de servicios con recursos alojados en una parte de nuestras instalaciones y otra en un ambiente de nube pública.

Esto ofrecerá al departamento de TI una ventaja para asimilar un crecimiento, tanto para los picos de producción como el de los eventos inesperados.

En la actualidad existen distintos proveedores de nube pública. Cada uno de estos ofrecerá los elementos basados en sus estándares y su respectivo valor agregado, para hacer más atractiva su oferta, así fue el caso Netflix y Amazon quienes cerraron su centro de datos y ahora utilizan la nube pública.

Lo importante en este caso, no es el proveedor, sino poder tener un producto con la flexibilidad necesaria y el valor monetario acorde.

 

Imagen @brit.hammonds, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

 

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER