Procesamiento de minerales: el papel protagónico del Big Data

La inteligencia de datos en el sector minero se ha convertido en una herramienta imprescindible para su desarrollo, pues su actividad se compone de procesos unitarios múltiples conectados en serie, los cuales se ven potenciados por el uso de las tecnologías. Por eso, la industria minera ha generado interés en la implementación de esta herramienta con el fin de optimizar sus procesos, y usarla a favor de su productividad y eficiencia.

El big data, de la mano con herramientas de Business Intelligence (inteligencia de negocios) permite que el sector minero pueda acceder a análisis de datos que ayudan en la toma de decisiones empresariales. Esto contribuye no solo a optimizar estos procesos, lograr mejores soluciones a nivel operativo y tratar los materiales mediante la inteligencia de datos sino que, a largo plazo, mejora la economía nacional.

De acuerdo con el informe de Digitalist Magazine, debido a la complejidad de los datos en la industria minera, se requiere ineludiblemente de una inversión en tecnología analítica. Ello conllevará mejoras en la eficiencia operativa y en la optimización de sus procesos. El reporte afirma también que a través del big data, se tienen oportunidades infinitas para:

  • Aprovechamiento efectivo de una gran base de datos que permite la toma de decisiones estratégicas.
  • Responder a las nuevas expectativas del mercado.
  • Construir operaciones mineras seguras, sostenibles y rentables.
  • Mejorar la vida de los empleados y del medio ambiente.
  • Ventaja competitiva en el mercado de la minería.


Beneficios de la inteligencia de datos

Son varios los campos de la industria minera en los que interviene el big data:

  • En la extracción de minerales pueden procesarse y separarse los mejores componentes para su análisis. Ello permite la rentabilidad y la toma de datos de recursos remotos o puntos difíciles.
  • En la operación de transporte pueden identificarse el desperdicio y la ineficiencia logística de la mina; además, envuelve todos los niveles de la cadena de suministros.
  • Colaboración de todos los involucrados en el proceso. Todos los empleados pueden tener acceso a la misma fuente de información actualizada, lo que proporcionará insumos para tomar decisiones.
  • Identificación de factores significativos de costos operativos que son necesarios en el proceso de toma de decisiones con el propósito de optimizar el rendimiento de la mina.
  • Mejora de la seguridad. Mediante la inteligencia de datos, se emplean sensores de monitoreo en tiempo real que incorporan diversas variables operativas, como frecuencias cardíacas, temperaturas corporales y concentraciones de gas. Igualmente, las máquinas contienen sensores que miden valores de potencia, velocidad y presión, entre otros. Contar con esta información y analizarla en un tiempo efectivo llevará a la identificación de riesgos como, por ejemplo, un posible colapso de la mina o escenarios de falla.

El Observatorio Deep Carbon

La investigadora Heidi Vella indagó sobre mineralogistas y científicos de Estados Unidos. Allí pudo comprobar que el aprendizaje automático y el big data son útiles e inestimables para los procesos relativos a los minerales. El artículo señala que el US Geological Survey, Midant Org y el Observatorio Deep Carbon poseen almacenamiento de datos de:

  • Evolución mineral.
  • Frecuencia de aparición de minerales.
  • Tiempo de existencia.

Otra información es la empleada por los científicos para la generación de modelos científicos y análisis predictivos. A medida que se recopilan datos, se determina qué otros lugares poseen la probabilidad de contener una fuente mineral no explotada o desconocida.

Igualmente, la Dra. Shauna Morrison expresa que las empresas encargadas de procesar minerales tienen una ventaja competitiva, ya sea por el poder de compra o por la eficiencia de las operaciones. Acorde con sus palabras, los datos son poder y si realmente se quiere entender dónde explorar y dónde no, se necesita cuantificar todo.

Sintetizando lo anterior, las empresas encargadas de procesar minerales podrían incrementar el análisis, agregar y evaluar datos. Ello ayudará a identificar tendencias y a hacer mejores predicciones, de modo que la inteligencia de datos es una herramienta vital para el rendimiento del negocio de minerales.

Lo anterior ofrece a la industria minera la oportunidad de aprovechar efectivamente la gran cantidad de datos. Ello ayudará a responder a las demandas del mercado y a construir operaciones seguras, sostenibles y rentables que impactarán, además, en la calidad de vida de los empleados y del ambiente.

Es por eso que en Visiones Telefónica, Richard Bearman, líder experto en innovación para la minería y sus procesos, habla en un whitepaper del papel del big data en la minería.

White paper

Imagen destacada: @smiling_da_vinci, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER