Cómo el sector de la salud puede sacarle provecho al Cloud Computing

El Cloud Computing, o servicios de computación en la nube, es una de las más recientes y revolucionarias tecnologías en el mundo. Revolución que ha llegado, además, al sector de la salud.

¿Por qué el interés del cloud computing en la salud?

La salud pública enfrenta grandes retos: el envejecimiento poblacional, los cambios demográficos, la urbanización, las enfermedades crónicas, la innovación y uso de las tecnologías de la salud, el empoderamiento del paciente y de la población, por nombrar unos cuantos factores, incrementan -y lo seguirán haciendo cada vez más- la demanda de servicios médicos continuos y especializados. Esto impone un costo cada vez mayor en la gestión y provisión de servicios del sistema de salud, lo que impulsa la búsqueda casi desesperada, de estrategias y alternativas que hagan costo eficientes los procesos mismos del sector salud.

¿De qué maneras puede el cloud computing mejorar el sector salud?

  1. Permitirá que los proveedores y administradores de servicios de salud sean más ágiles a la hora de cambiar sus modelos de negocio, disminuirá los costos de colaboración aumentando la velocidad y permitirá ajustarse con mayor facilidad a diversas (y en cambio constante) políticas.
  2. Permitirá asegurar una continua y personalizada atención en salud desde cualquier parte del mundo, gracias a información ubicua y segura.
  3. Permitirá que la atención de enfermedades crónicas pueda ser llevada del hospital a la casa aumentando la satisfacción y mejora del paciente y disminuyendo los costos del servicio.
  4. Permitirá recolectar y analizar grandes paquetes de información en salud y asociados a la salud que hará más efectiva la vigilancia en salud pública.
  5. Permitirá el acceso a servicios de salud en mercados emergentes y en regiones vulnerables sin altos costos de inversión en centros de atención en salud como hospitales y clínicas.

¿En dónde estaría la reducción de costos?

Dado que la inversión en Cloud Computing se haría únicamente (y usualmente) sobre la capacidad de la nube y sobre los servicios que realmente se usan, llamado “pay as you go” o PAYG. Se pueden señalar los siguientes casos

  1. Disminuirá los costos de inversión en servidores
  2. Disminuirá los costos de consumo energético precisamente por la reducción en el uso de los servidores.
  3. Disminuirá los costos de mantenimiento de la infraestructura TI gracias a que finalmente todo está intangible en la nube.

¿Cuáles son los usos más comunes?

En la encuesta realizada por HIMSS Analytics en el 2014 dirigida a proveedores de servicios de salud, 83% reportaron hacer uso de algún servicio en la nube. Los más comunes fueron:

  1. Como servidor de datos y de aplicaciones clínicas.
  2. Intercambio de información en salud.
  3. Respaldo -backup- y recuperación de información ante desastres.
  4. Como servidor de datos e historial clínico.
  5. Como servidor de datos y aplicaciones financieras.
  6. Como servidor de datos y aplicaciones operacionales.

¿Cuáles son los retos?

  1. Seguridad y privacidad de la información: Establecer protocolos adecuados para que la información confidencial sea usada y divulgada de manera adecuada y a las personas correctas.
  2. Políticas y marco regulatorio: Diseño de guías y regulaciones que permitan a las entidades correspondientes el control y la vigilancia de los procesos asociados a la gestión de información en salud de los prestadores de servicios.
  3. Confiabilidad del servicio: Establecer protocolos y estrategias de respuesta rápida ante la irrupción del servicio en la nube.
  4. Interoperabilidad e integración: Establecer un marco común de comunicación entre los diferentes actores de interés en el sistema de salud.
  5. Portabilidad de la información: Riesgo en la irrupción del servicio una vez se requiera cambiar de un proveedor de servicios en la nube a otro.

¿Cuáles son los pasos de adopción?

Es importante que las instituciones de salud implementen algunas medidas para incorporar tecnologías de Cloud Computing al interior de las entidades de salud.

  1. Uso en departamentos específicos y nichos de información: imágenes médicas, records personales en salud, análisis.
  2. Sistemas centrales de salud en IT: historia clínico electrónico, gestión de citas, apoyo a la decisión clínica.
  3. Redes de salud integradas y virtualizadas: en planes de salud, hospitales, clínicas, farmacias, pacientes y familiares.
  4. Prestación continua de servicios de salud: acceso en cualquier lugar y momento, planes de salud personalizados, visibilidad en tiempo real.

Imagen @NEC Corporation of America, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER