Las 5 razones por las que su e-Learning no es efectivo

Primero que todo, veamos las cifras del mercado de e-Learning, este reporta un crecimiento del 14.6% en Latinoamérica, y se espera tenga ganancias de $2.2 billones de dólares durante el 2016 en comparación con $1.4 billones en 2013. Además, Colombia es el segundo mercado de mayor crecimiento en la región después de Brasil, con porcentajes de 18.6% y 21.5%.

Con este crecimiento acelerado, múltiples desarrollos y productos aparecen constantemente para satisfacer la creciente demanda. El problema es que tantas opciones solo confunden a los empresarios, gerentes y profesionales de Recursos Humanos encargados de diseñar las estrategias de e-Learning. Antes de diseñar su estrategia de eLearning para el próximo año, haga una pausa y analice porque su actual programa de eLearning no es efectivo.

A nadie le gusta el eLearning aburrido, pero la línea es delgada entre crear un contenido de eLearning que motiva a los usuarios a aprender, u ofrecer una experiencia frustrante con demasiados botones y elementos que solo lo hacen aun peor. Después de participar en la creación de cientos de programas de capacitación online para el sector público, sector financiero y educativo en Colombia y Europa, he identificado 5 razones por las que el eLearning no da los resultados que la empresa está esperando:

1. Exceso de clics y siguiente…siguiente… siguiente

El error más letal, el eLearning de pasar y pasar páginas usando el botón de “Siguiente” o “Avanzar”. Honestamente todos sabemos que nuestro usuario está durmiendo hace media hora y lo único que sigue despierto es su dedo índice para hacer clic. Así como no es divertido hacer clic para leer cada párrafo, tampoco lo es presionar el mismo botón durante 20 diapositivas. Mantenga una experiencia de usuario simple, entre menos clic el usuario deba hacer, mejor. Asegúrese de evitar el Más es mejor… cuando de clics se trata, y ofrezca interactividad que rompa la monotonía.

2. Subestimar al usuario

Recuerde que su usuario es un profesional con experiencia y grandes habilidades, quizá es un abogado, ingeniero, administrador o un técnico experimentado desarrollando importantes actividades en su negocio, entonces ¿en qué momento su empresa decidió diseñar como si su usuario tuviera dos dedos de frente? Si bien es cierto que la experiencia de usuario debe ser fácil de entender, también deben existir elementos que reten su pensamiento y que lo inviten a reflexionar durante el curso. Un error común es ofrecer preguntas de Verdadero o Falso, de lo que acaba de explicar en la dispositiva anterior. Ofrezca elementos de interactividad que realmente reten al usuario.

3. Objetivos ambiguos y falta de visión

Si los usuarios tienen que adivinar por qué deberían tomar su curso de eLearning, claramente no lo van a hacer. Las empresas necesitan comunicar claramente cuál es el objetivo de cada curso y exactamente que quieren lograr, en especial desde el punto de vista de los usuarios. Transmita claramente los beneficios de los nuevos conocimientos y de su implementación en el lugar de trabajo. Si los objetivos no son claros, no importa si la empresa invierte 1, 10 o 100 millones en desarrollo, los resultados van a ser pobres e insatisfactorios para todos.

4. Contenidos pobres y desestructurados

Los contenidos del curso necesitan ser claros y estructurados, idealmente deben estar divididos en secciones fáciles de digerir y ofrecer flexibilidad para adaptarse a las necesidades particulares de cada empleado. Una los diferentes segmentos con historias que agreguen valor a la información y que sean fáciles de recordar para sus usuarios, use ejemplos claros y aplicables al día a día de la organización.

5. No aprender de los errores del pasado

Una de las grandes ventajas del eLearning es que no es necesario crear cada curso desde cero. Analice y evalúe objetivamente la respuesta de su audiencia. Pregúnteles a sus usuarios cuales fueron los elementos que más valoraron en el curso y corrija todo aquello que no fue exitoso. Es un proceso de mejora incremental, que le permitirá obtener el mayor ROI (retorno de la inversión) de cualquier proyecto de capacitación corporativa.

Imagen @AaronJacobs, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER