La importancia de la educación en una sociedad digitalizada

Muchos expertos y futuristas vaticinan que con el desarrollo de Internet muchas profesiones desaparecerán, de hecho aplicaciones como UBER están poniendo en jaque a los taxistas que cómo aseguran ellos, les están “quitando el trabajo” o para no ir más allá profesiones como la de cartero ha desaparecido porque ya casi nadie envía una carta. Haciendo que se incorporen nuevos conceptos tanto de educación y de tecnología en la sociedad del conocimiento.

Hace algunos años estudiar una carrera, suponía “garantizar” de alguna manera el trabajo para toda la vida. Hoy en día, con el acelerado y cada vez más desconcertante desarrollo de la tecnología, la educación, en palabras de Alejandro Piscitellinunca empieza, siempre continúa”, y esto porque vivimos en un mundo volátil, incierto, ambiguo y complejo en donde ya no alcanza estudiar 5, 7, 10 o más años para entender esta nueva era digital y del conocimiento.

Esta incertidumbre cada vez más constante, nos está diciendo casi a gritos que necesitamos revisar y por supuesto replantear el entorno de la educación tradicional; para ponerlos a dialogar con nuevas formas de enseñanza – aprendizajes mediados cada vez con el papel que juega la tecnología. Y es que la educación dejó de pertenecer a espacios estructurados (aulas de clase) a cargo de docentes, instructores o guías sabelotodo para pasar a ambientes cada vez más personalizados.

Según un informe publicado por la North Carolina State University la tecnología puede ser clave para implementar una educación cada vez más personalizada que sea acorde a las necesidades de tiempo, espacio e interés de cada aprendiz, lo que supone todo un desafío a los currículos tradicionales que han hecho y siguen haciéndose los de la “vista gorda” con este desarrollo tecnológico que cada vez más permea todos los ámbitos de la sociedad.

¿Cómo responder a estos nuevos retos en donde la educación es cada vez más personalizada?

La respuesta no es fácil por todo lo que supone aprender y enseñar en un mundo cada vez más conectado. Sin embargo y de acuerdo con los expertos hay dos condiciones que son necesarias considerar en la educación:

  • En primer lugar se requiere reconocer las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, bien sean en el ámbito académico como el ámbito organizacional.
  • Saber lo que en verdad necesitan aprender hará que el proyecto de formación por pequeño que sea responda a una educación situada, contextualizada y pertinente.
  • Otra condición necesaria, es identificar las preferencias individuales de cada aprendiz, cómo le gusta aprender, a través de qué medios, en qué espacios, momentos entre otras características. Hará del aprendizaje y de la educación una experiencia agradable. (Señalado en el post los desafíos corporativos en nuevos entorno digitales).

Pero, todo esto ¿Qué tiene que ver en la educación?

Sencillamente para afrontar tiempos cada vez más inciertos y prepararnos para la desaparición de profesiones y el surgimiento de trabajos que hoy en día no existen. En el siguiente vídeo llamado el “trabajo del futuro” se presenta de manera gráfica el mundo al que estamos asistiendo.

En este contexto lleno de zozobra e incertidumbre, necesitamos re-animar nuestras profesiones para que puedan sobrevivir en un entorno cada vez más digitalizado y esto empieza afrontando nuevos desafíos, no dándole la espalda los retos que impone la tecnología en educación y asumiendo desde el escenario donde nos encontremos nuevas posibilidades de uso y aprovechamiento de los recursos digitales. Solo así lograremos evitar la extinción de nuestras profesiones o al menos habremos abierto el camino para que futuras generaciones innoven y nos re animen a seguir construyendo un mundo cada vez mejor.

Imagen @SageRoss, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

 

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER