Estrategias de aprendizaje empresarial y colaborativo que no pueden faltar en las organizaciones

Ejecutar estrategias de aprendizaje para que el empleado sea protagonista de su propio conocimiento es el reto para muchos negocios. Y es que con los cambios tan acelerados que están viviendo las empresas, ya no se trata de un lujo. De hecho, es una necesidad que los colaboradores de grandes compañías tengan conocimiento actualizado que les permita adaptarse a las nuevas tecnologías.

Son altos los porcentajes de capacitación empresarial que se reportan en el país. Según cifras de la Encuesta sobre Productividad y Formación de Recursos Humanos (EPFE), las empresas de servicios colombianas son las que más capacitan (74 por ciento de las empresas); le siguen las de industria (46 por ciento) y comercio (45 por ciento). Entre las estrategias de aprendizaje más utilizadas se encuentran en el aprendizaje participativo y aprendizaje colaborativo, ya que han demostrado elevar más la productividad. Además, se enfocan en la resolución de problemas y aprovechan al máximo los recursos invertidos.



Tipos de estrategias de aprendizaje

Para poner en marcha el aprendizaje participativo existen diversos tipos de estrategias de aprendizaje. A continuación, se detallan las más importantes:

Creación de nexos

Consiste en establecer conexiones lógicas entre lo que ya se sabe y lo que es nuevo. De esta manera, los nuevos conocimientos se asimilan de una manera más fácil y rápida. Con este tipo de estrategia de aprendizaje es común crear analogías; también se puede describir la manera en que está relacionado el material nuevo con el anterior.

Grupos de discusión

Consiste en organizar pequeños grupos para argumentar sobre un tema en específico. De esta manera, las personas interesadas en expresar sus opiniones se sentirán más atraídas a participar.

Los grupos de discusión son muy efectivos, ya que permiten elaborar argumentos y justificaciones. Además, está es una de las estrategias de aprendizaje que más impulsan la toma de decisiones y ponen en práctica la construcción colaborativa del conocimiento. Una de las metodologías para llevar a cabo grupos de discusión (y por cierto, la que ofrece más ventajas) son los foros por Internet dentro de Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA). En ese caso, los participantes tienen más tiempo para reflexionar, retener y procesar la información.

Entrega de control a los participantes

Entre las estrategias de aprendizaje, esta rompe los paradigmas del conocimiento unidireccional (el maestro enseña y el estudiante aprende), ya que elimina la figura de autoridad. Los estudiantes no solo aprenden del profesor, sino también de sus compañeros de grupo. El modelo de educación se descentraliza para dar lugar al aprendizaje colaborativo.

Compartir casos de éxito

Consiste en compartir casos de éxito de compañías, empresas o personas que ya han adoptado ciertos conceptos o procesos, y que les ha resultado beneficioso. Los casos de éxito motivan a aplicar el conocimiento.



Herramientas digitales para reforzar las estrategias de aprendizaje

Hay una relación positiva entre la adopción de nuevas estrategias de aprendizaje y la satisfacción de los participantes. Hoy en día, una de las mejores maneras de aplicar el aprendizaje colaborativo es a través de herramientas interactivas de aprendizaje por Internet. Para usar estas herramientas no hace falta ser un experto en programación. De hecho, existen proveedores de servicios de capacitación que ofrecen plantillas para crear cursos virtuales con juegos, simulaciones y presentaciones. Un ejemplo es Raptivity.

En general, se distinguen dos tipos de herramientas digitales para crear cursos virtuales:

  • Soluciones de capacitación que emplean la nube. Con las ventajas que ofrece la nube, existen diferentes desarrolladores que brindan opciones de creación de cursos que se almacenan dentro de un hosting propio. Algunos ejemplos son Versal y Absorb LMS.
  • Portales de cursos en línea: Si no se disponen de recursos para desarrollar materiales propios alojados en la nube, existen sitios como Coursera, Académica o Harvard Online. Estos sitios permiten crear cursos virtuales que se almacenan en bases de datos de terceros. Se pueden usar gratuitamente o mediante suscripción.

Para finalizar, poner en marcha nuevas formas de aprender es una tarea compleja. Sin embargo, si se aplican las estrategias de aprendizaje mencionadas en este artículo, es posible dinamizar los procesos de capacitación con resultados muy satisfactorios.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER