Especiales

Protección móvil: ¿Están seguros los dispositivos móviles de los empleados?

Cada día es más necesario para las empresas que sus empleados tengan las herramientas necesarias para realizar sus labores, teniendo a la mano la información que requieran sin importar donde se encuentren, esto solo es posible en nuestros días gracias a la revolución tecnológica que han traído los móviles. Sin embargo, esto ha generado riesgos para la información sensible de las empresas.

En muchas organizaciones es permitido que los empleados realicen sus labores a través de sus propios dispositivos móviles, con riesgos considerables en cuanto a la fuga de información, malware, fallas en privacidad, entre otros. Este contexto, ha sido denominado BYOD “trae tu propio dispositivo”, y como medida de control de riesgos ha surgido la tecnología de MDM “Gestión de dispositivos móviles”.

Dispositivo personal vs. dispositivo empresarial

En algunas organizaciones para evitar conflictos con los empleados debido a la implementación de medidas de control sobre dispositivos que no son propiedad de la organización sino que son del empleado, han optado por entregar a sus empleados dispositivos móviles con conexiones a internet que les permitan acceder a la información desde cualquier lugar, pero el control de su uso es algo difuminado entre los límites de lo personal y lo profesional.

Viendo estos escenarios se pueden ver grandes ventajas pero también grandes riesgos e inconvenientes en la masificación de los dispositivos móviles entre las empresas, porque si bien el aumento de la productividad es indiscutible a través de estas herramientas, también han generado costos altos por la falta de control sobre el uso que los empleados hacen de estas.

Los programas de gestión de dispositivos móviles (MDM) le entregan a las empresas la posibilidad de control efectiva sobre los datos móviles, dispositivos y aplicaciones, en los equipos donde esté contenida la información sensible para la organización; al mismo tiempo le entrega a los empleados la libertad y facilidad de desempeñar sus labores a través de su propio dispositivo o del que le entrega la empresa.

Dentro de las bondades de control y gestión que entrega un MDM a las organizaciones se pueden enumerar las siguientes:

  • Control sobre el consumo de los datos de los móviles.
  • Evitar que los dispositivos rompan las políticas de seguridad implementadas por manipulación de los usuarios.
  • Gestionar las aplicaciones que tengan instaladas los dispositivos.
  • Borrar datos de la empresa en caso de robo, pérdida o despido del empleado.
  • Restringir el uso de hardware en los dispositivos, como camara, bluetooth, NFC, etc…
  • Generar perfiles de comportamiento según zonas geográficas u horarios.

Estas herramientas permiten extender los controles y las políticas de la red corporativa a los dispositivos móviles, con algunas restricciones pero entregan control a la inversión que se hace tanto en dispositivos como en datos.

En la actualidad ninguna empresa que busque ser competitiva puede privarse de uso de la tecnología para dar acceso a la información que requieran sus empleados en cualquier lugar y tiempo, pero también deben controlar de forma efectiva las inversiones realizadas en este campo y mitigar los riesgos que conlleva entregar información de la empresa en dispositivos en lo que no se tiene pleno control.

Imagen: @seeweb , distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Artículos Relacionados

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER