Especiales

Eficiencia energética, el reto de toda Smart City

El sector energético es uno de los más activos e importantes del país; este involucra actividades primarias, secundarias y terciarias que apelan directamente a la producción, mantenimiento, distribución y eficiencia energética de los respectivos recursos. Actualmente existen diferentes soluciones digitales que permiten la optimización de los procesos que abarca este campo. Dichos mecanismos se han vuelto indispensables para realizar las actividades que rodean este medio; debido a su contribución positiva.

Rafael Estevez, miembro del equipo global M2M especializado en soluciones de eficiencia energética de Telefónica, nos cuenta cuáles son los beneficios de implementar este tipo de herramientas dentro del sector.

La importancia de la eficiencia energética

Para las smart cities mejorar la eficiencia energética se ha convertido en todo un reto. Actualmente en Colombia, el 75 % de la población habita en las ciudades. Y se espera que esta cifra aumente significativamente en los próximos años.

Ante el inminente crecimiento de la población en zonas urbanas, diversos países como Colombia, están empleando soluciones digitales para impulsar el desarrollo de smart cities.

Lograr la eficiencia energética significa, de acuerdo al Grupo Energía Bogotá (2019) “hacer más con menos o al menos con lo mismo, es aprovechar la energía sin disminuir la calidad de vida de los usuarios finales”.

Esto, aplicado a las ciudades inteligentes, se traduce en una reducción en el consumo de recursos, incremento de la calidad de vida y ser más amigable con el medioambiente.

Soluciones digitales

Algunas soluciones digitales que están empleando las smart cities son las siguientes:

Inteligencia artificial

La enorme cantidad de datos generados en las ciudades implican dos retos. Por un lado, poder capturarlos y almacenarlos; y por el otro, emplearlos para tomar mejores decisiones. La inteligencia artificial (IA) es una tecnología que ayuda a resolver ambos temas.

Un ejemplo es su aplicación en los edificios inteligentes para lograr la eficiencia energética.

A través de sensores interconectados, se puede monitorear la actividad y el consumo de energía en tiempo real. Aplicar la IA a los datos del sensor, significa poder identificar zonas donde se requiere mayor potencia o cambios para reducir el desperdicio. De esta manera la IA percibe todo el entorno e implementa acciones que ayuden a incrementar la eficiencia energética.

Así lo demostró un estudio elaborado por el Laboratorio Nacional del Pacífico Noroeste, en EEUU. Aunque se sabe de los beneficios de la IA en la eficiencia energética, pocos son los estudios al respecto. Por ello decidió elaborar su propia investigación en edificios comerciales como escuelas, oficinas, hoteles, supermercados, entre otros. Comprobó que los ahorros por usar sensores para la medición y distribución de energía oscilaban dentro el 25 al 40 %.

Infraestructura con Internet de las Cosas (IoT)

La infraestructura global del IoT permite interconectar cosas física y virtualmente. Un claro ejemplo es el IoT enfocado en la eficiencia energética; específicamente en el alumbrado público de las smart cities. Según el reporte de Siemens, después de analizar las ciudades de Londres, Bruselas, Aberdeen, Alba Lulia y Kartal, se encontró que ahorraron hasta 1.823 millones de dólares después de implementar estas soluciones.

De esta manera, un poste de luz no solo proporciona iluminación de manera inteligente. También se convierte en un dispositivo capaz de detectar la densidad de tráfico o lugares para estacionarse.

Redes eléctricas inteligentes o smart grids

Las redes inteligentes o smart grids se refieren a las redes eléctricas (líneas de transmisión, subestaciones, transformadores). Es decir, es todo el camino que recorre la energía desde la planta eléctrica hasta las casas o empresas. La diferencia de las redes tradicionales con las inteligentes es que estas últimas emplean tecnología digital. Esto permite que las líneas de transmisión se conviertan en vías bidireccionales. De esta manera se comunican la empresa que brinda el servicio y sus clientes.

Así como el Internet, de acuerdo al artículo What is the Smart Grid?las smart grids están compuestas por controles, computadoras y sistemas automatizados trabajando en conjunto” (2019).

Entre los beneficios que aporta esta solución de eficiencia energética están:

  • Mayor eficiencia en la transmisión de energía.
  • Reducción en el tiempo de respuesta tras una interrupción del servicio.
  • Reducción en los costos de operación y mantenimiento.

Alemania es el país con mayor número de proyectos smart grid en Europa (131 emprendimientos). E-Energy es una de sus iniciativas. “Su objetivo ha sido lograr mayor economía, seguridad en el suministro y compatibilidad ambiental”.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la tecnología contribuye a la eficiencia energética. Pues cada vez son más las ciudades que van implementando este tipo de soluciones. Y no hay duda de que la calidad de vida de sus habitantes se elevará a niveles nunca antes alcanzados.

Imagen destacada: @Jürgen distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER