Los 5 desafíos del MinTIC para lograr Ciudades Inteligentes en Colombia

Hablar de MinTIC es hablar del Plan Vive Digital, programa que lanzó el Gobierno Nacional de Colombia durante el cuatrienio 2010-2014 en cabeza del ministro Diego Molano Vega y que permitió poner a las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) en boca de todos en nuestro país.

La conectividad alcanzada durante este cuatrienio, que permitió superar la meta de 8,8 millones de conexiones de acceso a Internet, con un estimado del 96% del territorio nacional conectado a la red nacional de fibra óptica, le abrió una ventana al mundo a municipios y regiones apartadas de nuestro país para empezar a entender el verdadero potencial de estas tecnologías como elemento de apoyo para su desarrollo socio-económico.

Una vez ratificado el ministro Molano y realizado el lanzamiento del Plan Vive Digital 2 para el cuatrienio 2014-2018, hay mucho por hacer respecto a la manera cómo se puede potenciar el desarrollo de la tecnología en las ciudades y regiones colombianas, con el fin de impulsar la productividad, la competitividad y el desarrollo económico, al mismo tiempo que se genera un impacto integral en la calidad de vida de la población, dentro de un marco de equidad e inclusión. En otras palabras, el gran reto sigue siendo “más empleo y menos pobreza”.

MinTIC y las Ciudades Inteligentes

En materia de “Smart Cities”, o Ciudades Inteligentes, MinTIC ha venido impulsando una iniciativa para fomentar la participación ciudadana alrededor de este concepto con este sitio web. Por medio de este portal, que incluye bloques temáticos relacionados con competitividad, convivencia, cultura, hábitat, infraestructura, recursos y servicios, el Ministerio de las TIC busca obtener ideas que guíen la formulación de “la política de implementación de la tecnología en los diversos sectores de la sociedad colombiana durante los próximos cinco años, encaminando las acciones hacia transformar nuestras ciudades en ‘Ciudades Inteligentes’”.

Para la implementación del Plan Vive Digital 2, MinTIC ha considerado “vital la participación activa de las regiones”, y en tal sentido ha reiterado su objetivo de implementar una política nacional de territorios y ciudades inteligentes y acompañar a las regiones en la formulación de proyectos TIC estratégicos para el desarrollo regional.

De cualquier forma, los desafíos que enfrenta MinTIC para poder cumplir sus objetivos en esta materia son de gran magnitud y presuponen jugar un rol muy activo, no solo frente a las regiones, sino también frente a las otras carteras de gobierno. Entre estos retos se encuentran:

Depuración de bases de datos e integración de sistemas de información:

La adecuada prestación de servicios a los ciudadanos se fundamenta en poder contar con información precisa, confiable y oportuna. En buena parte de las entidades nacionales y territoriales existen problemas de duplicidad y desactualización de datos que obstaculizan, por ejemplo, la asignación de subsidios a población vulnerable o la cobrabilidad de cartera en impuestos y servicios (ej: comparendos). Se requiere trabajar significativamente en la depuración de datos y en la integración de los silos de información existentes en las entidades gubernamentales, tanto a nivel regional como nacional, y el apoyo de MinTIC en este aspecto es esencial.

Articulación intersectorial:

Para el desarrollo de los proyectos estratégicos regionales apoyados en TIC, es muy importante que MinTIC actúe como una instancia articuladora sólida de cara a los diferentes actores involucrados, apoyando la identificación de necesidades y participando activamente en las diferentes etapas de dichos proyectos, con el fin que realmente se logren los objetivos buscados. La situación presentada con la plataforma “En mi idioma” desarrollada para la enseñanza de lenguas indígenas en el país, puede servir de ejemplo para capitalizar en este aspecto.

En este tema de articulación un gran reto es, no solamente la definición de la política pública de Arquitectura Empresarial (AE) para la gestión de TI en el Estado, cuyo principal objetivo, según MinTIC, es justamente establecer lineamientos, estándares y guías para que “las entidades públicas se articulen en función del ciudadano y actúen de manera más efectiva y eficiente”, sino también la implementación de los mecanismos que permitan que realmente esta política pública sea adoptada y apropiada por los entes territoriales y las entidades del orden nacional.

Sensibilización a la ciudadanía:

Desarrollar la política nacional de ciudades y territorios inteligentes y plantear la implementación de proyectos estratégicos para el impulso de ciudades y territorios inteligentes apoyados en TIC en las regiones es fundamental, tal como lo prevé el Plan Vive Digital 2. Sin embargo, cuando se habla de SmartCities, se hace gran énfasis en que “no van a haber ciudades inteligentes sin ciudadanos inteligentes”, y en este sentido, el desafío para MinTIC es también apoyar los procesos de sensibilización ciudadana sobre los conceptos inherentes a las SmartCities, los cuales trascienden la misma tecnología.

Es necesario adelantar campañas de capacitación, socialización y sensibilización que permitan a la población entender cómo el adecuado uso y apropiación de la tecnología impacta la calidad de vida ayudando a mejorar la movilidad en las ciudades, a incrementar la seguridad ciudadana, a gestionar adecuadamente las basuras, a cuidar el mobiliario urbano, entre muchos otros temas. El ciudadano en sí mismo es un actor fundamental en la construcción de las ciudades inteligentes.

Priorización de inversiones en TIC:

Es fundamental gestionar adecuadamente los gastos de inversión y funcionamiento en TIC en las regiones. Desde los diferentes programas sociales del Ministerio de las TIC se puede apoyar significativamente a los gobiernos locales en la identificación y estructuración de proyectos apoyados en TIC que realmente satisfagan las necesidades específicas de cada población. Así mismo, en su calidad de ente rector de la tecnología en el país, MinTIC está llamado a promover un control presupuestal más exhaustivo en relación con las inversiones en TIC que se hacen en las entidades territoriales y nacionales, a fin de asegurar una mejor ejecución en este aspecto, con resultados más efectivos.

Recuperación ante desastres:

Al igual que las empresas, las ciudades funcionan hoy en día soportadas en infraestructura tecnológica, sistemas de información y aplicaciones de misión crítica. La pregunta es: ¿Qué tan preparadas están las ciudades para restablecer la prestación de servicios a la ciudadanía ante un desastre de gran magnitud? En este aspecto, un gran reto para MinTIC está en impulsar decididamente la implementación de proyectos de DRP (Disaster Recovery Plan) a nivel urbano, tema en el cual pocas ciudades y municipios están trabajando en el país.

El tema de ciudades inteligentes en Colombia es aún incipiente y la labor a realizar exige gran esfuerzo para lograr que nuestras capitales se alineen con la macrotendencia que ya se viene imponiendo en otras latitudes. Estos son sólo algunos de los retos que el Ministerio de las TIC podría considerar dentro de su plan de acción 2014-2018 para que las regiones y ciudades colombianas se vuelvan más “Smart”. ¿Cuál otro se te ocurre?

Imagen: @Torley, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

3 comentarios a esta entrada.
  1. Me parece muy interesante la inclusión de conceptos como EA como una forma de priorizar y definir lineamientos para los sistemas de información de entre gubernamentales. Resulta increíble la cantidad de servicios y soluciones que podría dar el gobierno teniendo en cuenta toda la información que maneja y la cantidad de procesos involucrados.
    Excelente iniciativa

    Déjanos un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER