Cómo controlar el ancho de banda reduciendo costos en el proceso con Bandwidth empresarial

Hace unos años, establecer el ancho de banda o bandwidth necesario para una empresa no era un gran problema. Pero, por supuesto, muchas cosas han cambiado en los últimos años. El poder de las computadoras y sus chips, al igual que el tamaño de los archivos continúan creciendo exponencialmente.

Con la llegada de los teléfonos inteligentes, por el omnipresente Wifi, hay una demanda de acceso por el mismo bandwidth instalado mucho mayor en las empresas. El acceso a Internet genera más demanda de datos que nunca.

El índice predice que el ancho de banda de interconexión crecerá a más de 8.200 Terabits (Tbps) para 2021, un aumento dramático con respecto a la proyección de 2016 y un aumento de cinco veces respecto a 2017.

Qué papel juegan los empleados en el uso del bandwidth

Imagine que está trabajando para uno de sus clientes en su empresa de tecnología. Al momento de cargar una actualización del proyecto a su cliente algo falla. Un empleado consume parte del ancho de banda porque mira videos de YouTube durante el almuerzo.

Este es solo uno de miles de cientos de conexiones que pueden estresar su red. Si está sobrecargada, su rendimiento se verá afectado.

Muy a menudo, los problemas de uso se solucionan mediante una actualización del plan de conexión con su proveedor de Internet, que ofrece más ancho de banda por un módico cambio de precio. Si bien esto puede solucionar el problema, puede ser una opción costosa. Especialmente si no resuelve los problemas que causaron el uso desbordado de datos de raíz.

Cómo configurar la red para proteger su velocidad

Disminuyendo el uso de correo

El correo electrónico desbordado y en constante uso pone lenta la red. Un cambio significativo puede ser el paso a unidades de almacenamiento compartidas. En lugar de depender de correos electrónicos masivos, a través de herramientas como Office365, podrá compartir información y datos de proyectos de gran tamaño.

Enrutadores administrados

De esta manera se asegura de que su bandwidth siempre dedique una parte suficiente para cada tarea. Por ejemplo, para mantener sus servicios de VoIP o llamadas online y estas se escuchen perfectamente claro y sin interrupciones.

Limitando la descargas de archivos

Este tipo de uso se roba cerca del 45 % y más espacio en el ancho de banda de una empresa. Un programa que pueda monitorear la navegación web en su empresa para detectar descargas asignándoles un porcentaje, es la solución. Dicho control, simplemente “escucha” las descargas y les da un valor, por ejemplo un 10 %, dejando el otro 90 % libre para otras tareas.

Educación como controlador de uso

Internet, como muchos otros recursos de la empresa debe ser usado de forma inteligente. Enseñar a los empleados de una organización su importancia para mover los negocios le restara tráfico innecesario. Conexiones a páginas de videos, descarga de archivos que pueden compartirse por la red interna y otras alternativas. Toda esta cultura de uso le dará un respiro al bandwidth de su empresa.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER