¿Qué es y cuáles son las características de la seguridad IoT?

El gran desafío de la próxima década será la seguridad IoT (Internet of Things); porque se estima que para 2020, estarán conectados 38.5 billones de dispositivos a la red, según reveló Juniper Research.

Las cifras de información también serán exponenciales, ya que cada dispositivo genera miles de datos al día.

Sin protocolos de seguridad IoT, podría amenazarse la integridad de los usuarios individuales.

¿Cómo resguardarla? ¿Cómo preservar, entonces, la intimidad en la década donde se masificarán los entornos artificialmente inteligentes?

Seguridad IoT

“En América Latina, cada 20 segundos se reporta un ciberataque”, así lo reveló, Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab.

Virus, suplantación de identidad, robo o pérdida de datos son los más comunes; están dirigidos a empresas, individuos, organizaciones gubernamentales o corporaciones.

Uber, por ejemplo, debió pagar a piratas informáticos US $100.000 para recuperar 57 millones de datos, de conductores y usuarios.

En 2015, la campaña de espionaje Grabit fue descubierta. Equipos de empresas fueron infectados; la información de su disco duro, robada. “Una empresa de productos químicos cuyo nombre no fue revelado sufrió el robo de patentes a través de este sistema”, reveló el experto al diario Perú21.

No basta con establecer protocolos, la seguridad IoT debe generar confianza e integrar hábitos para prevenir y mitigar los riesgos.

Ecosistema IoT

La organización global, Internet Society, construyó un documento guía para quienes formulan políticas de seguridad IoT.

En él advierten que los desafíos  que presenta la IoT hacen que el enfoque de seguridad colaborativa sea ahora más importante que nunca.

Los siguientes aspectos podrían aportar al establecimiento de protocolos empresariales partiendo del concepto mencionado.

  1. La IoT está en constante cambio, todos los días se descubren nuevas vulnerabilidades. Clave articular conocimiento empresarial.
  2. La IoT es más que dispositivos. No solo es un computador, tableta o celular. Ahora se integran autos, sensores, componentes utilizados por la industria, productos de consumo, productos para el hogar, etc.
  3. La seguridad IoT debe pensarse desde el diseño. Es más eficaz si se estructura la seguridad que requiere una solución cuando está en etapa de diseño. Si se agrega al final, perderá eficacia.
  4. La seguridad es un proceso continuo. Esto hace que requiera mantenimiento, que los fabricantes y proveedores diseñen actualizaciones y parches oportunos.

En este ecosistema, la seguridad IoT fomenta la confianza entre el consumidor y el usuario, factor determinante de fidelización.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER