Datificación: una alternativa de control de información para grandes empresas

En esta nueva era, son muchos los retos y las cosas que se ven venir en muchos ámbitos tecnológicos. Estamos viviendo la datificación del mundo, de los componentes y acciones que hacemos todos los días y ahora, todo es susceptible a ser datificado ya que se puede medir a partir de los datos.

Como dicen los autores Viktor Mayer-Schönberger y Kenneth Cukier en su libro “Big Data: la revolución de los datos masivos” que la datificación se refiere a recopilar información sobre lo que existe bajo el sol y que es posible medir gracias a la infraestructura tecnológica en la cultura de los datos. Siempre ha existido esto, pero es ahora cuando tiene mayor fuerza y esto nos permite usar la información de nuevas maneras. Los autores citan el ejemplo de la información en los sensores y la posibilidad de que el motor de un carro sea proclive a un fallo mecánico basándose en el calor o en las vibraciones que emite.

Esto es un nicho de alto valor para las empresas que quieran tener un control del universo empresarial, se convierten en un activo corporativo importante, en un factor económico vital, y en el fundamento de nuevos modelos económicos. Por ello debemos conocer la datificación de la misma vida en la que nos movemos, desde un perfil personal con el campo de la analítica personal pero también de los datos a nivel empresarial.

¿De donde se extraen los datos?

Debido a que la cantidad de datos es apabullante por momentos, las fuentes de donde se pueden extraer datos es muy amplia y variada. Como comenta Bernard Marr, el mundo está siendo datificado  (en inglés datafied) a partir de datos estructurados (las clásicas bases de datos), datos semiestructurados y no estructurados. Los datos pueden venir de:

  • Nuestra actividad.
  • Nuestras conversaciones
  • Fotos y vídeos
  • De todo tipo de sensores.
  • Y de Internet de las Cosas (ingente cantidad de datos).

Sunil Soares hace una taxonomía de cinco tipos donde se puede extraer datos:

Big Data Type

En el paradigma de Big Data como un estadio de datificación, crea nuevos caminos y vías de análisis. El campo de la datificación puede dar un nivel empresarial para generar innovación en análisis que no se había tenido en cuenta. Esto es, a través de los datos recogidos que se pueden utilizar posteriormente para fines con los que no se contaba en un principio.

Por ejemplo, los vehículos conectados con sensores en el asiento del conductor determinan si la postura es la correcta o no. Si no es la correcta, saldría un mensaje de abordo o una voz diciendo que no está bien sentado, pero este mecanismo de comprobación se podría usar y extrapolar para el tema de seguridad. Serviría para que estos sensores se comuniquen con el sistema de arranque y si la persona no es la dueña de ese carro no arrancaría.

Otro ejemplo: en los smartphones tenemos un sensor llamado acelerómetro (sensor de movimiento que al mover de posición el smartphone también se mueve la pantalla). El uso de este es simple, pero se ha innovado con el acelerómetro, pudiendo detectar de manera temprana la enfermedad de Parkinson en los usuarios, dependiendo como muevan el celular y detectar el temblor de las manos del usuario. La generación de los datos por cada usuario es enorme y lo importante es no ahogarse en la cantidad de datos o de datificar por datificar, sino plantear la pregunta. El objetivo es analizar antes de recolectar datos ya que los datos no son nada sin la analítica.

Imagen: @tumpikuja, distribuida con licencia Creative Commons BY SA 3.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER