Protección de contenido digital con HDCP para evitar copias ilegales

Uno de los retos de la Cuarta Revolución Industrial es la seguridad, y la protección de contenido digital de elevado ancho de banda o HDCP (por sus siglas en inglés) es una manera de proteger el contenido digital. A partir de la aparición del High Definition Multimedia Interface o HDMI se evitó el empleo de numerosos cables para conectar dispositivos. Ahora, televisores, equipos reproductores e informáticos solo necesitan un cable para reproducir contenido.

Con la aparición del HDMI también se incorporó un nuevo sistema de protección de contenidos llamado HDCP. Este sistema de seguridad se entiende como brecha de disponibilidad. Es decir, “no hay posibilidad de acceso a la información original cuando se requiera”

El High Bandwidth Digital Content Protection (HDCP). Más que un tipo de conexión, es un estándar de la industria desarrollado por la empresa DCP, propiedad de Intel. Cuyo objetivo es el de proteger el contenido audiovisual de copias ilegales. “Este sistema se basa en una serie de códigos públicos y privados, instalados en discos y reproductores caseros”, (Saleh, 2006).

Aunque al inicio se empleó en conexiones HDMI, ahora lo hace en otras como DisplayPort y Digital Visual Interface.

¿Cómo funciona el HDCP?

Para reproducir un contenido es necesario tener una fuente conectada a una pantalla o monitor. Por lo general, la fuente es un reproductor DVD o Blu-ray, o una computadora. Si están conectados por un cable HDMI con HDCP, lo que sucede es un comparativo de códigos.

Si la fuente reconoce que el otro dispositivo al que está conectado soporta HDCP, permite que se vea la señal. De lo contrario, no se dará la reproducción.

Para que un equipo o material cuente con esta protección, debe obtener una licencia de la empresa DCP. “Desde su introducción, más de 500 compañías líderes del sector han obtenido la licencia e implementado HDCP”, (Balogh, 2018).

Usos y aplicaciones de HDCP

Este se usa al final de la cadena de distribución de materiales. Es decir, lo emplean en reproductores, equipos informáticos, televisores, monitores. También lo están adoptando otros equipos con interfase digital como DisplayPort, MHL, Mirecast, videojuegos, empresas de distribución en línea como Netflix, entre otros.

Versiones de HDCP

Las versiones 1.x y 2.x, las cuales son compatibles entre sí. Sin embargo, el contenido tipo 1 no siempre funciona en equipos 2.2.

Su diferencia básica entre ellas es que la primera no puede transmitir contenido protegido en las redes, mientras que la segunda sí lo hace. Otra es que 1.x soporta 128 dispositivos y 2.x solo 32.

Existe otra versión llamada HDCP Pro, la cual no tiene límite en el número de dispositivos. También soporta redes tanto alámbricas como inalámbricas. Pero para usarla, los vendedores deben construir por separado los repetidores HDCP Pro. Además solo pueden ser comercializados con instaladores autorizados e implementarlos en equipos y materiales aprobados por la empresa DCP.

Con el video de alta calidad, se ha tenido que pensar en nuevas formas de protegerlo. El HDCP es una opción, que cada vez es más popular en la industria.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER