Hidrocarburos: ¿cómo actúa la tecnología en la industria?

Los hidrocarburos nos mueven. Aunque ciertamente las naciones dan pasos hacia las alternativas de la energía verde, los derivados del petróleo y el gas todavía son activos de alto valor estratégico para la mayoría de las naciones.

En esta materia, la tecnología tiene un alto espectro de aplicación en la industria 4.0 y se utiliza tanto para la búsqueda como para la extracción y la refinación, pero también es indispensable el desarrollo de talento humano altamente capacitado para aplicarla.

Contar con estos elementos es una ventaja competitiva dentro del mapa geopolítico. En Colombia, los principales retos para la industria de los hidrocarburos están asociados al incremento de reservas; hay que tener en cuenta que se tiene acceso a dos mares que demandan ser explorados.

¿Qué son los hidrocarburos?

Los hidrocarburos están más presentes en la industria de lo que suele ser obvio. Por ejemplo, el uso de los alquinos está muy enfocado en la elaboración de combustible en la soldadura a gas, pero ¿exactamente qué son? Son una cadena formada por átomos de carbono enlazados con átomos de hidrógeno.

Evitando los tecnicismos, se definen como compuestos orgánicos presentes en la naturaleza en forma de gas, líquido, grasa y sólidos. Son importantes en la generación de energía, pero también de algunos objetos como el plástico.

La industria de los hidrocarburos en Colombia tiene poco más de 100 años. Dicho país figura en la posición 19 en producción de petróleo.

Clasificación de los hidrocarburos

La clasificación de los hidrocarburos se divide en dos: los de cadena abierta, o hidrocarburos alifáticos, y los de cerrada, o aromáticos.

  • Hidrocarburos de cadena abierta o alifáticos.
    Estos a su vez pueden ser saturados (alcanos), los cuales se aplican principalmente los sistemas de calefacción y cocina, y los no saturados (alquenos y alquinos).
  • Hidrocarburos de cadena cerrada o aromáticos.
    Son conocidos también como arenos y se usan en la creación de plásticos, pinturas y explosivos.

Hidrocarburos: avances tecnológicos en los procesos

Los procesos de la cadena de producción de hidrocarburos han incorporado avances tecnológicos que van sumando eficiencia y seguridad; además aportan a la preservación del ambiente.

Los drones son una herramienta de gran ayuda en la industria porque permiten vigilar oleoductos y gasoductos de forma más barata y eficiente. Por ejemplo, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos permitió a la petrolera BP utilizar estos vehículos remotos para el patrullaje del alejado yacimiento Prudhoe Bay, en Alaska.

El Internet de las Cosas se volverá protagonista a través de sensores capaces de comunicarse entre sí proporcionando flujos de datos que permitan tomar decisiones en tiempo real. En ese sentido, en 2015 se realizó un simulacro en la Bahía de Split, en Croacia, donde simularon un derrame de petróleo que fue atendido por robots submarinos con sensores. El experimento fue exitoso.

En Colombia, se trabaja en representaciones de procesos integrados que se hacen a nivel de computador. Se incluyen la producción, el transporte y la refinación con el objetivo de hacer predicciones y proyecciones.

Además, se ha desarrollado tecnología para disminuir el robo de combustible a través de la marcación de hidrocarburos, que permite determinar su origen legal o ilegal.

Tecnologías en la exploración

La industria de hidrocarburos demanda nuevas formas de exploración. En 1980, con el auge de los sistemas 3D, surgió el rastreo en áreas geológicas más complejas, que favoreció el desarrollo de pozos horizontales.

Hoy, las tecnologías inalámbricas se vuelven muy necesarias, además se exige un enfoque en la seguridad de los procesos, en la gestión ambiental y en la calidad de los combustibles.

En Noruega, por ejemplo, se están utilizando drones en la búsqueda de yacimientos petroleros terrestres y marítimos. Usan cámaras de alta definición, sensores infrarrojos y otros elementos para construir mapas geológicos desde arriba.

Otro aspecto relevante es la exploración y producción de gas y petróleo no convencional, como el metano asociado a mantos de cabrón o hidratos de gas. Colombia tiene siete cuencas con estos recursos y, junto con Brasil y Argentina, lidera el potencial de yacimientos no convencionales de la región.

El reto del desarrollo de tecnología en este campo es construir formas de encontrar y extraer más producto en cada yacimiento, reducir los costos y proveerlos de sistemas de control más económicos y amplios. Ya no se trata solo de pensar en el precio de petróleo a corto plazo, sino de estar a la par de los cambios de paradigmas.

En ese contexto, la ciencia, la tecnología y la innovación son piezas clave para el éxito de la industria.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER