Ingeniería biomédica y su beneficio a la salud

La ingeniería biomédica ofrece beneficios en dos vías: de un lado, los pacientes ven cómo la tecnología mejora su salud; del otro, las empresas tienen acceso a datos de las personas que les proveen de información viva.

Raúl Urrutigoity, jefe de e-Health en Latinoamérica de Telefónica, menciona que tecnologías utilizadas en la historia clínica electrónica y el big data están transformando a las organizaciones que prestan servicios de salud.

“Esto genera impactos no solo económicos sino de fidelización de las personas que están en una institución prestadora o financiadora. Además, hacen que la vida de las personas sea mucho más ágil y de mejor calidad”, comentó.

De hecho, consideró, a la tecnología como disruptiva pero en casos como la salud había estado atrasada. Sin embargo, a partir de 2006 más profesionales han incorporado servicios en áreas como telemedicina, teleconsulta e imágenes médicas.

Explica también como las soluciones de eHealth implementadas en América latina se han convertido en referencia para otros países del mundo. Además, de cómo mejorará la calidad de vida de las personas la inclusión de tecnología en el sector salud. Tecnologías como la historia clínica electrónica, el big data, la firma electrónica, entre otras, transformarán a las organizaciones de salud mejorando el servicio, agilizando los tiempos y realizando un seguimiento de la sintomatología de los pacientes.

 ePatient: tratar con pacientes empoderados

Internet trajo un nuevo concepto a la medicina: el epatient, un paciente informado que busca herramientas en materia de eSalud. Esto también ha planteado retos en la ingeniería biomédica.

El también llamado e-paciente cambia la relación con los doctores; esta deja de ser paternalista, es decir, donde el médico toma las decisiones, para convertirse en una sociedad con responsabilidades compartidas.

Las herramientas provistas por el eHealth se popularizan y no solo se enfocan en cuestiones de tratamiento. En Colombia, por ejemplo, la plataforma POS Pópuli permite a los ciudadanos consultar desde el celular sus derechos en el Sistema de Salud.

Además, las consultas de los usuarios tienen un alto perfil de escalabilidad, pues gracias al big data podrían dar una referencia de los fármacos y tratamientos que más les interesan.

Es necesario tener en cuenta que, aunque aumentó la esperanza de vida promedio y se redujeron las tasas de mortalidad y de mortalidad infantil, las enfermedades crónicas todavía son un reto en los sistemas de salud.

Ingeniería biomédica: impacto financiero

La OMS define al eHealth como el apoyo que las tecnologías de la información ofrecen a la salud. Este tipo de ingeniería biomédica está soportada en gran medida por el auge de los dispositivos móviles en la salud.

Se estima que para 2020 habrá alrededor de 10 millones de gadgets como tabletas y teléfonos inteligentes. Esto, obviamente, tendrá un impacto económico.

La salud es uno de los mercados que más demanda soluciones integrales tanto para la reducción de los costos como para la mejora de la calidad de la atención.

Para 2025, el mercado global de la telemedicina se valuará en 130.5 mil millones de dólares, y los servicios de telefonía hospitalaria alcanzarán los 85.3 mil millones de dólares para ese mismo año. El pronóstico es que los hospitales grandes brindarán cada vez más asistencia virtual a sus similares rurales. La necesidad de intercambiar conocimientos entre las organizaciones se verá apoyada por el impulso de los servicios de telefonía.

Por esta tendencia, las compañías que desarrollan plataformas de telemedicina demandan el fortalecimiento de la red de telecomunicaciones y un posicionamiento de la banda ancha en el sector rural.

La revolución de la IA en la ingeniería biomédica

La inteligencia artificial (IA) y el Internet de las cosas serán los avances más revolucionarios de la ingeniería biomédica. Estos requerirán capacitar al talento para desarrollar tecnología y, sobre todo, facilitar una apertura de pensamiento tanto en los médicos como en los pacientes.

Una herramienta que la IA va a potenciar es la historia clínica electrónica. El reto es crear códigos que detecten patrones para sugerir tratamientos personalizados y lecturas generales de una población específica.

Un ejemplo es la estratificación de poblaciones de riesgo según los resultados de laboratorio; esta busca obtener datos de calidad en temas medulares que visibilicen los expedientes de manera longitudinal.

Por su parte, el Internet de las cosas es aplicable a tratamientos a distancia y, seguramente, habrá que esperar sorpresas provenientes de la realidad aumentada.

Esta época de grandes avances tecnológicos, la ingeniería biomédica es una oportunidad única para democratizar y mejorar el acceso a la salud.

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER