Internet de las Cosas: Innovación al servicio de la conectividad

La conectividad que vertebrará la IoT estuvo presente en el Mobile World Congress de mil maneras distintas, desde pulseras para la salud o el fitness a coches conectados, pasando por cepillos de dientes e incluso maletas. La iniciativa Innovation City de la GSMA, por ejemplo, realizó demostraciones de productos y servicios conectados para distintos sectores, como el del transporte, el sanitario, el doméstico o el de la venta al por menor (retail).

Aunque todos coinciden en que la IoT es una 
oportunidad descomunal para el sector de las
telecomunicaciones, de momento sigue sin ser más que una tecnología fragmentada, con múltiples protocolos que entorpecen una adopción masiva y cuyos elementos fundamentales (e-SIM, alternativas de interconexión…) aún están en proceso de definición.

Por poner un ejemplo, en el campo del hogar conectado, la coexistencia de estándares incompatibles como el Open Interconnect Consortium (apoyado por empresas como Intel, Samsung Electronics o Broadcom), la AllSeen Alliance (que utiliza la implementación de código abierto de la plataforma AllJoyn de Qualcomm), o el más reciente Thread (impulsado por Samsung, Nest Labs y ARM Holding, entre otros), está sembrando la confusión y amenaza con ralentizar el progreso. Además, la seguridad sigue siendo una de las grandes preocupaciones para todos los participantes en este mercado, sobre todo porque cada uno de los elementos del hogar conectado genera gran cantidad de datos.

Por todo ello, de momento la IoT es una palabra de moda, en el que modelos de negocio, agentes y papeles respectivos están aún por definir. En consecuencia, cada uno de los implicados está impulsado sus propias soluciones y protocolos. En definitiva, lo que hemos vivido en el MWC 2015, en lugar del anuncio de soluciones end-to-end, ha sido una avalancha de propuestas sobre distintas facetas del concepto general, abordadas desde distintos ángulos. De momento, los debates sobre interoperabilidad, capacidad de la red y estructura de costes en relación con el crecimiento exponencial de las conexiones que cabe esperar de la IoT no han arrojado conclusiones demasiado claras.

A continuación, algunos anuncios interesantes en este ámbito:

SK Telecom pretende desplegar una macro-red 5G con millones de dispositivos conectados, que se comunicarán utilizando tanto espectro licenciado como no licenciado. También anunció una serie de dispositivos IoT para particulares, como un reloj, un audífono, un pico-proyector y un altavoz Wi-Fi portátil. En conjunto, se trata de una valiente irrupción en el emergente mercado de los dispositivos IoT. SK Telecom es una de las pocas operadoras que se ha atrevido a lanzar sus propios dispositivos IoT. Sea cual sea su resultado comercial, lo mínimo que sacará de la iniciativa será una valiosa experiencia de cara a futuras incursiones en este segmento del mercado.

Telekom Austria (TAG) también fue una de las operadoras destacadas 
por los analistas, así presentó su estrategia para pasar de proporcionar 
conectividad pura y dura a ofrecer servicios end-to-end M2M/IoT a
mercados verticales, para el seguimiento de activos (asset tracking),
 gestión de flotas, administración del consumo eléctrico y aparatos
 conectados para la vida cotidiana. Con esta iniciativa, la operadora austriaca pretende hacerse con una posición privilegiada en el sector de la conectividad M2M de valor añadido. Uno de los principales retos para TAG será asociarse con empresas de ámbito local e internacional para ampliar sus capacidades M2M en mercados donde ahora mismo no cuenta con red propia.

Para el sector de la energía, anunció dos contadores inteligentes basados en LTE, desarrollados respectivamente por Kaifa y ZTE. Se trata de dispositivos con chipsets duales (GSM-900/1800 y LTE-800/2600), que servirán para aumentar la vida útil de las instalaciones y reducir al mínimo la necesidad de actualizaciones físicas en el futuro.

En el segmento residencial, la operadora presentó una cámara de seguimiento, orientada específicamente a un nicho limitado pero lucrativo como es el del «deporte» de la caza. Según TAG, cada año se utilizan en Austria 150 000 cámaras de seguimiento, que ayudan a los cazadores a encontrar a sus presas alertándoles de su presencia por medio de unos sensores.

En cuanto al coche conectado

Tras la renovación del acuerdo entre AT&T y Audi
of America, todos los Audi equipados con
conectividad que se lancen en 2016 contarán con cobertura 4G LTE o 3G de AT&T. Los
compradores los recibirán con una tarjeta SIM de 
AT&T que les permitirá acceder a la red móvil de la
 operadora y contarán con la opción de contratar
un plan de datos compartidos AT&T Mobile
Share. El enfoque que han adoptado las dos
 empresas parece muy positivo para ambas. Para
 AT&T, porque los compradores de un Audi que
contraten el plan Mobile Share consumirán más
datos y en algunos casos se pasarán a planes más
caros (especialmente los conductores con familia,
 que descargan gran cantidad de contenidos de
 audio y vídeo al viajar).

También para Audi, porque consigue acceso a una red de alta velocidad y cobertura nacional en los Estados Unidos, que ofrecerá a los usuarios de sus vehículos una experiencia más grata. Además, es posible que reciba una parte de los ingresos generados por cada comprador que contrate el plan. Se trata de un ejemplo más de una operadora que se alía con una empresa ajena al sector de las telecomunicaciones gracias a las capacidades de su red de alta velocidad. Otro sería el acuerdo alcanzado por AT&T y Royal Philips (y anunciado también en el MWC 2015), por el que la empresa de salud y bienestar añadirá conectividad a su servicio de alertas médicas a través del móvil.

Las redes de alta velocidad y las nuevas aplicaciones y servicios que se están desarrollando para ellas ofrecen a empresas ajenas al sector nuevas formas de relacionarse con sus clientes.

Por su parte, las operadoras tienen una magnífica oportunidad para aumentar el tráfico de datos en sus redes, siempre que aborden el modelo de “partnerships” de la forma adecuada.

Por su parte, Visa y Accenture,
 aprovecharon el evento para mostrar
una aplicación de comercio móvil
 basada en la localización (location-
based m-commerce application) para
vehículos conectados, que se probará
durante este año en una serie de
 localidades estadounidenses con la 
colaboración de Pizza Hut. La iniciativa
se enmarca en la migración de servicios 
basados en la ubicación (exclusivos
 hasta hace poco de los smartphones) a
un amplio conjunto de dispositivos,
pantallas y puntos táctiles integrados. 
Los vehículos con conectividad incorporada supondrán una gran oportunidad para el comercio basado en la ubicación, aunque no es presumible que se materialice de la noche a la mañana.

El servicio se basa en la plataforma Connected Vehicle Business Service de Accenture y en el sistema Visa Checkout. Una función interactiva de voz permite realizar pedidos a Pizza Hut sin necesidad de usar las manos. El pago se procesa en Visa Checkout a través del salpicadero conectado del vehículo y Visa utiliza el sistema conocido como «tokenización» para autenticar la transacción. Cuando el coche entra en la zona designada de un establecimiento Pizza Hut, unos sensores Bluetooth de bajo consumo alertan de ello al personal del restaurante. Aún no se ha anunciado qué fabricantes de vehículos participarán en la prueba.

Aunque en este caso la prueba va a realizarse con el sector de la comida rápida, el principio es aplicable a otros escenarios de comercio móvil basado en la ubicación. A modo de ejemplo, podemos citar el envío de ofertas personalizadas —de restaurantes o tiendas de comestibles que se adapten a las preferencias alimenticias del consumidor— a las personas que salen en coche a comer… siempre, claro está, que hayan aceptado recibirlas y se proteja la privacidad de sus datos.

El número de fabricantes de vehículos que está impulsando servicios de ocio para automóviles conectados va en aumento, pero el desarrollo del comercio a través del móvil está todavía en fase embrionaria. Ford es uno de los pioneros en este campo: su plataforma AppLink se conecta al sistema de comandos Sync, que permite al conductor sincronizar determinadas aplicaciones móviles y controlarlas mediante comandos de voz dentro del vehículo.

Otros anuncios

Volvo está desarrollando un proyecto piloto para que sus vehículos conectados suban a la nube información sobre carreteras peligrosas.

NXP presentó su Connected Car of the Future, para mostrar cómo vivirán los conductores del futuro la experiencia de la conducción autónoma, el ocio y el acceso seguro e inteligente a sus vehículos.

Ericsson Connected Vehicle Cloud: pretende crear nuevos canales de comunicación para conductores, pasajeros y vehículos conectados, que impulsen la creación de modelos de negocio innovadores y nuevas fuentes de ingresos.

Telefónica protagonista en el Mobile World Congress

Por último, Telefónica también destacó en el MWC con su propuesta de valor en IoT/M2M. Así presentó su solución para la gestión de flotas con Geotab, que cuenta con capacidades para la gestión de flotas en tiempo real junto con funcionalidades avanzadas y diagnóstico sobre el funcionamiento del motor.

Además, presentó sus soluciones para el coche conectado en asociación con Zubi, sus soluciones para telemetría, gestión energética, smartcities (Valencia, España), o incluso un dispositivo M2M para pedir pizzas a Telepizza, entre otras áreas del IoT.

Asimismo, anunció una colaboración estratégica con la coreana KT Telecom para impulsar la adopción de tecnologías FIWARE con el fin de acelerar la definición de estándares para el desarrollo de aplicaciones conectadas a la Internet de las Cosas. Finalmente, Telefónica Open Future, China Unicom y THTI lanzaron una convocatoria global para acelerar start-ups del Internet de la Cosas.

Telefónica se consolidó como uno de los protagonistas en tecnologías para la conectividad de diferentes dispositivos, una apuesta que se enmarca como el mayor reto para las grandes industrias.

* Articulo escrito por José Manuel Corral, Dirección de Estrategia Corporativa. Telefónica S.A.

Imagen @Marcela Palma, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

2 comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER