El Internet de las Cosas ¿Cómo implementarlo en las industrias?

El Internet de las cosas es una de las tecnologías clave para revolucionar no solo la vida; sino la competitividad de empresas de cualquier tamaño y sector.

Imaginarse la vida sin conectividad resulta imposible en nuestros días. Sobre todo para las empresas pues las oportunidades y desarrollos que se derivan del estar conectados; son tantas que sería como devolverse en el tiempo. En este caso, no todo tiempo pasado siempre fue mejor y actualmente el Internet de las cosas es una oportunidad que ninguna empresa debería dejar pasar.

¿Cómo se da el internet de las cosas?

Kevin Ashton, la primera persona en hacer mención del internet de las cosas a finales de los años 90, definió el IoT (internet de las cosas, por sus siglas en inglés) como un sistema en el que el mundo físico estaría conectado a internet. Esto se lograría mediante la conformación de un conjunto de tecnologías de sensores universales.

De acuerdo con Ashton, al inicio hubo mucho escepticismo y muchos “expertos tecnológicos” aseguraron que la idea de tener millones de dispositivos conectados a internet fracasaría. Afortunadamente esto no ocurrió, por el contrario, gracias al IoT, millones de objetos cotidianos están conectados a la red y ofrecen datos importantes a fabricantes y organizaciones para mejorar dichos productos. Y así, aumentar la calidad de vida de las personas.

Si bien el internet de las cosas ha revolucionado el concepto de internet, no hay que olvidar que esta tecnología se expandió gracias al Auto-ID Center del MIT. El Auto-ID es un sistema de identificación único de un producto, el cual ofrece información completa, estructurada y actualizada en tiempo real. La identificación se realiza por medio de identificadores de radiofrecuencia (RFID), que ayudan a las cadenas de distribución a satisfacer factores técnicos que hacen posible su integración.

Funcionamiento del internet of things

El IoT depende principalmente de una serie de API que conectan los dispositivos a internet. Mediante esta integración y en combinación con otras tecnologías clave tales como: Big Data, analíticas predictivas, inteligencia artificial, machine learning, la nube y los identificadores de radiofrecuencia (RFID), el IoT puede llegar a ofrecer una completa cantidad de información acerca del mundo que nos rodea.

Entre la ingente cantidad de datos que puede proporcionar el internet de las cosas, podemos citar algunos ejemplos como:

  • Medir las vibraciones de una turbina y analizar esos datos en tiempo real. Con estos datos se pueden mitigar fallos en el sistema. Como ejemplo podemos citar las turbinas eólicas inteligentes anunciadas por GE en su conferencia Minds + Machines en el año 2016.
  • Regular la iluminación en apartamentos donde no se esté usando electricidad. Esta tecnología se implementa en las llamadas “smart cities” y como un ejemplo está el nuevo edificio sede inteligente del BBVA en Madrid.
  • Permitir la conducción automática de vehículos y procesar dicha información de manera inteligente para prevenir accidentes de tránsito. Una de las compañías automotrices que más ha avanzado en este campo es Tesla.

Lea también: Internet de las Cosas: Una solución para grandes empresarios


Beneficios del internet de las cosas

Son numerosos los beneficios que ofrece el IoT tanto en la industria como en particulares. Entre los beneficios más relevantes que puede ofrecernos esta novedosa tecnología, tenemos:

  • Mayor eficiencia en la productividad de una organización: El IoT permite automatizar procesos de producción, monitorización de productos en tiempo real y gestionar muchas operaciones remotamente.
  • Mejora la productividad en la fuerza laboral: Debido a sus capacidades de conectividad, esta tecnología ha permitido que los empleados mejoren su toma de decisiones, automaticen sus actividades rutinarias y se comuniquen de una manera más eficiente.
  • Renueva la experiencia del cliente: Debido a sus capacidades para generar información en tiempo real. Las empresas pueden ofrecer un producto mucho más elaborado y enfocado en su grupo de clientes.
  • Mejora la conectividad y seguridad en dispositivos: El IoT ofrece una plataforma idónea que permite gestionar de una mejor manera la conectividad y la seguridad del dispositivo. Como ejemplo se puede citar la nueva unidad de ciberseguridad de Telefónica; la cual ofrece una solución de gestión de fraude (FMaaS) basada en el análisis de tráfico y la aplicación de algoritmos del machine learning. Estas técnicas ayudarán a mitigar las amenazas y mejorarán las conectividades.

Oportunidades de la interconexión digital

Es aquí donde el Internet de las cosas (IoT) entra como un facilitador en la recolección de datos en línea, con un control remoto y con procesos automatizados.

Esta tecnología, soportada en la interconexión digital que permite a las empresas mejorar en la toma de decisiones; así como en la optimización de procesos, reducción de costos y volverse más competitiva.

Sin embargo, para una debida adopción es necesario tener en cuenta tres pilares, los cuales fueron compartidos durante el Telefónica TIC Fórum en Bogotá: la estrategia, la cultura y la tecnología; propios para hablar de una verdadera transformación digital.

De acuerdo con Telefónica, solo en Colombia, durante el 2017 el mercado IoT se aproximó a los USD 203,6 millones y proyecta un crecimiento del 20% alcanzando los USD 360 millones para 2020. Y en el mundo IDC pronostica que al finalizar el 2018 el gasto mundial en Internet de las Cosas alcanzaría los USD 772.000 millones. Y según la consultora Gartner, para 2020 más del 65% de las empresas adoptarán productos IoT.

¿Cómo implementar el Internet de las cosas?

El Internet de las cosas requiere, como su nombre lo indica: cosas, dispositivos conectados a Internet, que puedan compartir información esencial para los procesos de la empresa; a través de software (aplicaciones) diseñadas específicamente para el campo y proceso en donde trabajará.

El poder detrás que une estos datos para poder transformarlos en información útil está en el cloud computing. Esta funciona como la central y necesita de poder de análisis y almacenamiento, aprovechando la monitorización completa; la amplia gama de dispositivos y de la conectividad empresarial.

Uno de los ejemplos más conocidos está en el sector del transporte; en el que por medio de la geolocalización se pueden programar las rutas y tiempos de entrega, mientras es monitoreado remotamente.

Por un lado se pueden programar las entregas exactas por día, hacer el seguimiento de la mercancía en tiempo real, optimizando los tiempos y reduciendo costos; y por el otro, la experiencia de usuario también mejora. Por ejemplo, Alpina cada 30 segundos recibe información de los recorridos de camiones que recogen leche en las fincas.

De acuerdo con un estudio publicado por Business Insider, se estima que en el sector energético se usarán 5,4 millones de dispositivos para extraer petróleo; que habrá 220 millones de vehículos conectados en la carretera y que 75 millones de dispositivos darán información a agricultores para mejorar el rendimiento de sus cultivos. Y esto es solo una mínima parte del potencial detrás del Internet de las cosas.

Internet de las cosas: ¿Cómo funciona?

Los sectores de manufactura, retail, logística, defensa, turismo, seguridad, salud y deporte, entre otros, ya están implementando soluciones de IoT y de hecho; están cambiando el ‘core’ de su negocio para ser exitosos y transformarse digitalmente.

Estos son algunos ejemplos en la implementación del Internet de las Cosas en distintas áreas, que están disponible 24/7 ofreciendo visualización en tiempo real, protección, productividad y sostenibilidad:

Control remoto

En el agro se pueden monitorear cultivos, conocer las variables de los entornos para determinar si se requieren ajustes (temperatura, humedad, entre otros), para mejorar la calidad del producto sin intervención de trabajadores en el lugar.

En la industria petrolera, el contratista internacional Songa Offshore hace operativos los datos de IoT en sus plataformas de perforación mediante la implementación dispositivos conectados. Los cuales transmiten las lecturas y permiten crear una base para la planificación y optimización de las actividades de mantenimiento en todas sus plataformas.

Gestión vehicular inteligente

Las soluciones para el seguimiento de flotas va mucho más allá de la geolocalización; también se han desarrollado dispositivos pensando en la seguridad y seguimiento del producto, como candados o cerraduras inteligentes, para saber en qué momento se abre o se cierra la puerta de un vehículo de carga.

Medioambiente

Se han instalado sensores en ríos para medir el crecimiento de su caudal y así prevenir desastres.

El Internet de las Cosas ha sido etiquetado como «la próxima Revolución Industrial» porque su impacto es tal; que está cambiando la forma en que las personas viven, trabajan, se entretienen y viajan; y también cómo los gobiernos y las empresas interactúan con el mundo.

 Si bien nunca había sido tan fácil crear nuevos negocios gracias a las herramientas y a la conectividad; es también cierto que nunca había sido tan difícil ser competitivo. Pregúntese:

  • ¿Cómo está aprovechando su empresa estas oportunidades?
  • ¿Qué tipo de herramientas le están facilitando la productividad?
  • ¿Qué puede hacer para mejorar?
  • ¿Cómo hacer de sus procesos más sencillos?

Lea también: Internet de las Cosas: Innovación al servicio de la conectividad


Sectores que lideran la implementación del IoT

Si bien esta tecnología está teniendo un enorme impacto positivo en muchos sectores, hay 3 de ellos que lideran su implementación. Estos son:

  • Manufactura: Debido a la nueva tecnología de comunicación M2M, numerosas fábricas han logrado impulsar su producción. Esto gracias a los métodos de automatización que permiten prever y prevenir fallas en los equipos.
  • Transporte: Muchos sistemas de transporte hacen uso de miles de sensores IoT, los cuales prácticamente permiten optimizar todo. Desde el rendimiento, aprovisionamiento y mantenimiento de motores hasta las cadenas de suministros. Como ejemplo está la empresa Alpina, que cada 30 segundos recibe información sobre la ubicación y los recorridos que hacen sus camiones desde que recogen la leche en sus fincas.
  • Automotor: Numerosos fabricantes de automóviles han estado empleando esta tecnología para ayudar a prevenir accidentes y ofrecer funcionalidades de ubicación. Ahora, con el surgimiento del machine learning, estos fabricantes han comenzado a ofrecer automóviles autónomos.

El próximo gran paso que dará el internet de las cosas, según Kevin Ashton

Según la visión que tiene Kevin Ashton, el próximo gran paso que dará esta tecnología será el de la automatización de los sistemas. Citó como ejemplos algunos casos como:

  • Robots que puedan realizar cirugías sin operadores humanos.
  • Máquinas que puedan ordenar la basura y retirar materiales de alta calidad para ser reutilizados.
  • Vehículos autónomos que puedan rescatar a personas de situaciones peligrosas como incendios o inundaciones.

De acuerdo con la organización GSMA, se espera que para el año 2020 haya al menos 23 mil millones de dispositivos conectados a nivel mundial. En el caso de Colombia, según las estimaciones de Telefónica, para el mismo año el Internet de las Cosas tendría ya un 20 % del mercado y estaría generando ganancias por alrededor de 360 millones de dólares.

No hay comentarios a esta entrada.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER