Partes biónicas: la tendencia que mejora la calidad de vida en el sector salud

A finales de los años setenta, se hizo popular una serie de televisión denominada La Mujer Biónica. Serie que de hecho, fue también conocida en América Latina y que alguna vez se mencionó en un capítulo de El Chavo del 8. Era una mujer con unas habilidades sobre-humanas debido a que era poseedora, de acuerdo a Wikipedia en Español, de “un oído mejorado ultrasensible, un brazo artificial de enorme fuerza y ambas piernas biónicas que le permitían correr a altas velocidades”.

¿Cómo actúa la biónica en la salud?

En Septiembre de 2016, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos (el INVIMA de allá), dio vía libre al primer páncreas biónico para pacientes con Diabetes Tipo I cuyo propósito es el de ajustar los niveles de insulina con poca o ninguna participación del usuario. Ya otros modelos de diferentes fabricantes han sido sometidos al mismo proceso de aprobación.

Es así que ahora existen implantes conjugados con el cuerpo, de manera tal que ya no implican necesariamente vivir en un mundo de movimientos restringidos gracias a los aportes del e-health.

La Universidad de Jhons Hopkins, ha desarrollado una mano artificial controlada neuronalmente que recupera notablemente las habilidades sensoriales y motoras de pacientes amputados. También se encuentra como ejemplo la impresión de 3D de extremidades, de lo que existen algunos ejemplos como la impresión de manos para niños amputados o que han nacido con menos dedos. 

Organizaciones que trabajan en biónica

Muchas organizaciones como e-NABLE, que mediante una red de participantes, ha contribuido a la fácil consecución de una mano artificial en 3D; teniendo en cuenta que esto no ha estado exento de críticas y de algunas evidencias sobre sus impactos negativos.

Otra organización que tiene el enfoque de la Impresión 3D de miembros es Open Bionics; finalistas este año de los premios Tech4Good. Su objetivo es el desarrollo de dispositivos prostéticos, manos robots adaptables, modulares, de bajo peso y de precio asequible y que además son open-source.

A pesar de los grandes avances, algunos riesgos siguen estando igual de latentes como el de una infección que en muchos casos, lleva a una segunda cirugía. En otras ocasiones, se han reportado casos de agotamiento y de heridas causadas por los implantes mismos. 

Esto implica que el usuario debe seguir procedimientos estrictos para aumentar el impacto positivo y disminuir el desgaste del dispositivo como:

  • La limpieza continua
  • La remoción en las noches
  • El control del peso corporal
  • Entre muchos otras recomendaciones.

Órganos artificiales en el futuro de la salud biónica

El futuro parece indicar que los dispositivos no sólo impresos en 3D, sino todos aquellos que buscan ya sea mejorar o recuperar funcionalidades del organismo; estos seguirán en aumento y no sólo tendrán enfoque en los miembros, sino como en el caso del páncreas, en un sin fin de órganos y de partes de órganos. No estamos lejos de usar dispositivos, como en el caso del implante coclear, que ayuden a pacientes con accidentes cerebrovasculares a mejorar su condición.

Quizás lo que nos espera, es que el Hombre Biónico del Museo de Ciencia de Londres expuesto en el 2013 (que tenía órganos artificiales, sangre sintética y miembros robóticos), así como la Mujer Biónica de la serie de televisión, den un salto a la realidad tangible y a los sistemas de salud.

La promesa entre los órganos biónicos y la impresión 3D, es disminuir el costo y aumentar el acceso no para los que quieren sentirse súper poderosos sino para aquellos cuya calidad de vida hacia el estándar del humano de hoy, está comprometida. Así como hemos hecho referencia anteriormente a la Impresión 3d. 

Imagen @SFU – University Communications, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER