¿Cómo utilizar el protocolo de arranque BOOTP?

El Protocolo de arranque BOOTP, también conocido como el protocolo BOOTstrap, es un protocolo de red UDP (User Datagram Protocol); se creó con la finalidad de que los clientes de red puedan obtener una dirección IP de forma automática y rápida. Este BOOTP personifica una opción alterna al reconocido comando RARP (Protocolo de Resolución de Direcciones Inverso); donde sobresale al permitir una óptima configuración del puerto de acceso y de la máscara de subred. Anteriormente, era requerida la utilización de un disquete de arranque para poder establecer las conexiones necesarias con las redes iniciales.

Fue diseñado, incluso, antes del DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol), pues este último sería inicialmente un complemento; el proceso de asignación automática de las direcciones IP para los clientes de red se ejecuta en conjunto al proceso de inicio de los ordenadores.

Se encarga del arranque remoto sobre las diferentes redes IP; junto a los lugares de trabajo sin disco que utilizan UNIX. Además, permite una gran cantidad de parámetros para la configuración de clientes designados como extensiones del proveedor.

Cómo usar el Protocolo de arranque BOOTP

El BOOTP implica los siguientes pasos:

  1. Para empezar, el cliente debe escoger una dirección de hardware para sí mismo; esta dirección se encuentra generalmente en una ROM del hardware.
  2. Un cliente que utiliza el protocolo de arranque BOOTP, debe enviar su dirección hardware en un datagrama UDP para el servidor. Generalmente los clientes BOOTP no conocen los datos de configuración, su dirección IP o la dirección del servidor; pero en caso de conocerlo puede usarlo libremente. Si el cliente no conoce la dirección IP que había escogido con anterioridad, puede utilizar la dirección IP 0.0.0.0. En el caso de que el cliente no conozca la dirección IP del servidor, puede utilizar una dirección broadcast limitada (255.255.255.255). De forma que, el número del puerto UDP es el número 67.
  3. El servidor debe recibir el datagrama, después busca la dirección hardware que utiliza el cliente en el fichero de configuración; este almacena la dirección IP fijada por el cliente. Este puede autocompletar por sí mismo los campos que falten completar dentro del datagrama UDP; de igual manera, devuelve al cliente usando el puerto UPD 68.
  4. Una vez recibe la respuesta enviada previamente, el cliente de BOOTP puede grabar la dirección IP. Por lo tanto, de esta forma permite que responda a todas las participaciones ARP; por lo cual, comenzara el proceso de bootstrapping.

Finalmente, se puede afirmar que el TCP/IP para DOS suministra la función de cliente BOOTP. La orden inicia esta función de cliente resulta útil estableciendo conexiones SLIP. Este Protocolo de arranque BOOTP se puede usar para asignar la dirección IP, por lo que no se necesita saber la dirección IP antes de que se realice la conexión.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER