Retos y desafíos del Internet de las Cosas en beneficio de las Smart Cities

El Internet de las Cosas (IOT) se ha convertido en una bola de nieve que cada vez toma más fuerza y hace parte de más ciudades, más culturas y nuevas formas de hacer las cosas y de ver el mundo. Cada año que pasa las personas están más conectadas a internet, y nuevos dispositivos aparecen buscando la respuesta a cientos de necesidades humanas, año tras año la cantidad de usuarios en conectados crece y se vuelven más curiosos cuando se trata de tecnología y gadgets multifuncionales nunca antes vistos.

El número de dispositivos conectados a internet ha empujado la necesidad de tener potentes infraestructuras para gestionarlos, y las marcas por su parte, se encuentran en un estado de evolución que abre un alto beneficio a sus consumidores.

Telefónica por su parte, ha sido en los últimos años un gran pionero en el sector de las TIC, y se encuentra desarrollando proyectos para el Internet de las Cosas tales como ciudades inteligentes, con miles de dispositivos y sensores conectados. Un ejemplo de esto es el proyecto de Valencia o SmartSantander, con más de 20.000 sensores para la captación de información que reporten datos sobre: la temperatura, la luz, la humedad, los ruidos, el tráfico e incluso para avisar a los ciudadanos de dónde hay lugares libres para estacionar su auto.

Así es como las ciudades inteligentes usan el Big Data para mejorar los servicios públicos. Estos sitios deben cumplir algunas reglas para tener el reconocimiento “Smart”, y son las siguientes:

  • Respetar el medio ambiente
  • Tener un fiel compromiso por la sostenibilidad
  • Utilizar las TIC para su autogestión.

En los próximos años, se espera que todos los dispositivos y gadgets como Smartphones, autos, relojes, lentes, drones e incluso ropa se encuentren conectados con internet. Existirá tan amplia información que las compañías deberá aumentar sus infraestructuras en Big Data y generar estrategias en beneficio de los ciudadanos.

Todo esto hará más fácil interactuar con los clientes y facilitará la gestión de los empleados de manera global e inalámbrica. Y es aquí donde la habilidad de adaptación –por parte de las empresas- juega un papel de suma importancia, ya que aquellas que no se adapten y logren integrar esta tendencia al corazón de su negocio, tendrán una clara desventaja frente a las demás.

Sin duda alguna, es evidente que mientras más usuarios y más dispositivos existan el uso de la web se incremente y será una tendencia en espiral para establecer mejoras en funcionalidades de los dispositivos o en el incremento de la velocidad en las conexiones. Todo esto fomentará el uso y consumo de los mismos; en el caso de los móviles (smartphones, pulseras y relojes), el mercado crecerá hasta 18 veces en los próximos 5 años, según lo indica el portal de noticias www.siliconnews.es. Incluso, se plantea que los aparatos de cocina, entretenimiento y objetos del hogar se encuentren conectados a al nube.

Crece el mercado del IoT en un 19%

Según informa IDC, una firma de investigación IT, el mercadeo del IoT crecerá en un 19% en 2015, los datos del universo digital pasarán de ser 4,4 billones de gigabytes (GB) que se consumían en el 2013 a 44 billones para el año 2020. Esto generará una gran influencia en la demanda del uso de banda ancha no solo en las ciudades principales, sino en veredas y pueblos que ya han comenzado a apropiar la tecnología por medio de los ministerios de educación y los de tecnologías e información en diversos países.

Cientos de expertos en el sector de las TIC predicen que esta será una tendencia empresarial de las más importantes a asumir y que podrá beneficiar a la economía mundial a largo plazo. Por lo tanto, existirá una creciente necesidad de servidores y servicios de almacenamiento para soportar todas estas cantidades de consumo de internet e información.

Imagen @Tedeytan, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER