Cómo generar la estructura de un plan de negocios

Si se tiene un producto o un servicio que se quiere ofrecer al mercado y ya se ha hecho la validación de la idea de negocio; el paso que sigue es formular la estructura de un plan de negocios para que esa idea deje de ser un mero anhelo. Sin embargo, existe una serie de parámetros que se deben tener en cuenta para su realización.

¿Por dónde empezar la estructura de un plan de negocios?

Probablemente, ya se haya oído mencionar un vasto número de herramientas administrativas propuestas por estudiosos de la administración de empresas; las cuales le dan al plan de negocios una forma estructurada, teniendo en cuenta para ello todos los elementos esenciales que debe tener la planificación.

Sin embargo, planificar no es solo una tarea de especialistas. Si se tiene un negocio, se debe considerar que, para que sea eficaz, toda acción ha de ser pensada y contemplada dentro de la estructura de un plan de negocios. Por consiguiente, la estructura responde de forma precisa y clara a una serie de preguntas cuyas respuestas resultan clave para formular un plan de negocios sistemático.

6 preguntas clave para realizar la estructura de un plan de negocios

  1. ¿Qué se busca hacer con el negocio? Visión

Para comenzar la estructura del plan de negocios es necesario enfocarse en el punto de llegada. A lo que se aspira a lograr. Esta es la visión del negocio que no es igual a la misión. Aunque no hay reglas establecidas para definir la visión, para que sea efectiva se debe contar por lo menos con las siguientes características:

  • Breve, de preferencia conformada por una sola oración.
  • Positiva, amplia e inspiradora.
  • Desafiante y ambiciosa, pero factible y realista.
  • Cualitativa, no se expresa en términos numéricos.
  • Conocida por todos.
  1. ¿Qué hay que hacer para alcanzar el propósito? Misión

Ahora que ya se sabe a dónde se quiere llegar, se debe describir lo que se piensa hacer para conseguirlo. Esto equivale a establecer la misión, esa manifestación duradera del objeto, propósito o razón de ser del negocio. Para redactarla, es bueno considerar que:

  • Debe ser clara y concisa, de cien palabras o menos.
  • Orientada hacia el cliente y no hacia el producto o servicio.
  • Refleja el propósito fundamental del negocio en el mercado.
  1. ¿Cuándo se hará? Estrategias a corto plazo y metas diarias

El siguiente paso en la estructura de un plan de negocios, una vez establecido a dónde se quiere llegar (visión) y el quehacer diario para lograrlo (misión), es formular las acciones o estrategias a corto plazo y las tareas o metas diarias.

Para esto, por ejemplo, se determina el nicho de mercado con el fin de mantener el enfoque en ese target. O quizás la acción necesaria sea contratar a un administrador.

Se pueden trazar tantas acciones como se estimen necesarias para formular la estructura de un plan de negocios. Luego, se determinan las prioridades y se usa para ello algún criterio racional. Para esto, puede ser interesante la matriz de Covey (lo urgente contra lo importante).

  1. ¿Con qué se hará? Recursos

Es imprescindible asegurarse de que las acciones cuenten con los recursos financieros, tecnológicos, materiales o cuales fueran necesarios para que puedan ser desarrolladas; pues no tiene ningún sentido trazar estrategias si no se prevén los recursos para ejecutarlas.

  1. ¿En cuánto tiempo se hará? Periodicidad

Siempre se debe poner fecha de inicio y de finalización a las estrategias. También, fijar la periodicidad de las acciones diarias y las metas, es decir, el tiempo específico para hacer cada una de ellas. Por ejemplo, el inventario de compras se realizará mensualmente, los pagos a proveedores se efectuarán los miércoles, etc.

  1. ¿Quién lo ejecutará? Responsables

Si se cuenta con un equipo de trabajo, se deben designar sus metas y responsabilidades individuales. No hay que intentar hacerlo todo; lo ideal es dejar de gestionar para poder crear y desarrollar estrategias efectivas para la sostenibilidad de la estructura del plan de negocios.

En definitiva, los planes eficaces nacen de las preguntas que se plantean antes de comenzar a definirlos; es decir, de la estructura de un plan de negocios. Ahora que ya se sabe por dónde empezar, lo siguiente es atreverse a asumir el desafío.

 

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER