10 razones por las que se debe hacer un plan de acción dentro de un negocio

Para que un negocio sea exitoso, debe contar con un adecuado plan de acción. El mismo se ejecuta una vez se tienen claras las estrategias, lo cual minimiza las diversas dificultades internas y las del entorno. Esto conlleva a la generación de tareas a cumplir en un tiempo determinado con responsables específicos.

Planificar a corto o largo plazo, se hace valioso. Al hacerlo a través de las técnicas adecuadas, se asegura el éxito del negocio. Por consiguiente, el plan de acción representa esa herramienta que permitirá el alcance de los objetivos y de las metas de gestión.



10 razones de hacer un plan de acción

Es vital organizar coherentemente lo que desea alcanzar. De acuerdo a ello, se presentan 10 razones para implementar un plan de acción:

  1. Formulación de metas claras: saber qué se desea lograr, es vital, por lo tanto, contar con un plan detallado ayudará a concretarlo.
  2. Proyectar el escenario deseado: a largo plazo, el negocio podrá visualizar los estados o condiciones futuras que contribuyen al cumplimiento o finalidad de la organización.
  3. Tener tiempo definido para el logro de objetivos y metas: el plan de acción contiene el tiempo de logro de cada tarea, lo que reduce los costos y evita tiempo de ocio.
  4. Utilización eficiente de recursos: el negocio debe optimizar los recursos, por lo que al tener clara cada actividad, se sabrá exactamente qué invertir, lo que evita el derroche. En efecto, el plan de acción conlleva a una buena gestión financiera.
  5. Brinda credibilidad al negocio: un plan de acción permite el cumplimiento de actividades paso a paso; trae consigo el cumplimiento al cliente, lo cual además de satisfacer sus necesidades, expone una imagen positiva.
  6. Evita la improvisación y los riesgos: se pueden proyectar y afrontar los imprevistos, por lo que se minimizan los riesgos aprovechando efectivamente las oportunidades.
  7. El equipo se alinea hacia un objetivo: si el equipo sabe hacia dónde se dirige, estará motivado a desempeñarse acorde al objetivo organizacional.
  8. El equipo sabe qué hacer y cómo: el plan de acción contiene en sus tareas a ejecutar cada responsable de las mismas. Lo que evita la confusión y duplicación de acciones. Se sugiere que el equipo colabore con la elaboración de este plan para el incremento del compromiso del negocio.
  9. Se generan ventajas competitivas: un negocio que se fortalece en su planificación, podrá tener una gran ventaja competitiva; sumado a la mejora continua de todos sus procesos.
  10. Se establecen medidas de control para alcanzar metas: al ir controlando y valorando lo ejecutado versus lo planificado, se podrá chequear cada actividad lograda. En suma, se tiene un rol de monitoreo; en caso de existir desviación, se establecen medidas correctivas para la actuación en el momento preciso.

Se ha dejado clara la importancia de contar con un plan de acción. Estar preparados ante los cambios fluctuantes del mercado traerá consecuencias positivas tales como: eficiencia en los procesos, generación de posicionamiento además de orden y control entre los miembros de una organización

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER