¿Qué debe contemplar para que la capacitación empresarial sea eficaz?

El capital humano es el recurso más valioso de una empresa para mantener la competitividad y propiciar la innovación. Por tanto, las empresas que apuestan por la calidad no solo se preocupan por reclutar a los mejores colaboradores. También por fomentar la capacitación empresarial y la actualización constante de sus equipos de trabajo.

¿Cómo se diseña un plan de capacitación empresarial?

Lo primero a tener en cuenta son los objetivos de la empresa y las necesidades de desarrollo del personal. Luego, es necesario establecer los objetivos del plan de capacitación. Mejorar el clima organizacional, aumentar la calidad de los productos, reducir los accidentes en el trabajo, optimizar la atención a los clientes, son algunos de los objetivos que se plantea un plan de capacitación empresarial.

Lo importante es considerar que la capacitación empresarial debe ser planificada, constante, y acorde con las metas organizacionales. Una vez estén claros los objetivos, se definen la temática y los contenidos. También hay que decidir si se realizarán talleres, cursos o seminarios.

Posteriormente, se identifican los recursos financieros, tecnológicos y de infraestructura necesarios. Se seleccionan los participantes y los capacitadores, y se diseña un sistema de evaluación de los resultados.

 La capacitación y las nuevas tecnologías

 El Tiempo señala que gracias a las TIC han surgido novedosos métodos de capacitación empresarial. Estos responden a la necesidad de reducir costos y optimizar las horas que dedican los empleados a la capacitación. “A la vanguardia en este tema se encuentran los cursos interactivos multimedia”.  Promueven el método de auto estudio y ofrecen formación en áreas como tecnología, aptitudes gerenciales y administración.

La educación a distancia es una posibilidad innovadora para fomentar la capacitación empresarial en los equipos de trabajo. Hacen posible la reducción de los costes, el aprovechamiento del tiempo de los empleados, y la participación activa del personal.

 Claves para implementar planes de capacitación empresarial exitosos

1. Definir claramente necesidades y objetivos

Los planes de capacitación empresarial implican inversión de tiempo y dinero. Por lo tanto,  es necesario definir claramente  lo que se propone la empresa para llevarlos a cabo.

José Manuel Vecino P., Gerente de Job Management Vision (2006, febrero 6), señala que, a veces “los objetivos de las capacitaciones se desvanecen”.  Por tanto, al terminar los procesos de formación y entrenamiento del personal, los resultados no son los esperados.

Este fracaso de los planes de capacitación empresarial se produce “justamente por no considerar el contexto de la capacitación”. Asegura la especialista en relaciones laborales Gabriela Guiñazú (2004, junio). De esta forma, la capacitación se convierte en un “cuerpo extraño” del negocio.

Para evitarlo, la empresa debe identificar sus carencias. Es decir, hacer un diagnóstico de las necesidades de capacitación y los intereses que tengan los empleados. Así como también de las competencias del personal.

Escribir el objetivo de la capacitación empresarial puede ser una herramienta que permita a la empresa mantenerse atenta en la planificación de las actividades necesarias para lograr lo que se propone.

2. Incluir ejemplos de la realidad de la empresa

Al llevar a cabo un plan de capacitación empresarial, hay que tener en cuenta la aplicación de los contenidos planificados. Si un programa de capacitación empresarial se queda sólo en el ámbito teórico, estaría desconectado de la realidad del negocio.

En este sentido, es fundamental que los colaboradores comprendan cómo aplicar los conocimientos adquiridos a su jornada laboral. De ello dependerá considerablemente la efectividad y el éxito del plan de capacitación empresarial.

De lo contrario, los colaboradores no se sentirán motivados por el programa de aprendizaje. Percibirán que el plan de capacitación está distanciado de sus responsabilidades y requerimientos diarios. Así que les resultará inoficioso.

3. Planificar actividades y proyectos grupales

Las actividades grupales contribuirán con la motivación de los colaboradores para aprender. Plantear problemas que podrían presentarse en la empresa y crear grupos para resolverlos, puede ser una estrategia. Esto ayudaría a lograr la sinergia para crear equipos de trabajo eficientes en la práctica cotidiana.

Asimismo, el trabajo en grupo durante los programas de capacitación fortalecerá las relaciones interpersonales entre los colaboradores. Igualmente, desarrollará la capacidad de escucha y propiciará la participación de todos los asistentes.

4. Diseñar un buen plan de evaluación del programa

Revisar los resultados del plan de capacitación empresarial y el impacto que tuvo entre los colaboradores, permitirá la retroalimentación necesaria para tomar decisiones. Seguir con el programa, excluir o incluir actividades y contenidos. Al mismo tiempo, será útil para determinar si se lograron los objetivos planteados.

Entonces, comprobar la efectividad de un programa de capacitación empresarial requiere de un sistema de evaluación que revise dos aspectos. En primer lugar, hasta qué punto se produjeron los cambios deseados en el comportamiento de los colaboradores. Y segundo, comprobar si los resultados permiten la consecución de las metas de la empresa.

Un examen efectuado a los colaboradores antes de la capacitación, y uno después de la capacitación, puede contribuir para evaluar los resultados del programa.

Las reacciones de los empleados, el aprendizaje, los cambios en la práctica laboral. Estos constituyen también elementos útiles para demostrar la efectividad de un plan de capacitación empresarial.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER