Por qué la capacitación es un proceso beneficioso para los empleados y las empresas

La capacitación es una inversión muy beneficiosa para la organización empresarial. Los efectos positivos de esta actividad son numerosos y recaen en el empleado y en el empleador. En este artículo le explicaremos en qué consiste la capacitación y cuáles son los pasos que se deben seguir para su éxito.

Características esenciales de la capacitación

La capacitación laboral es el conjunto de acciones formativas realizadas por las empresas y dirigidas a sus trabajadores. Este proceso tiene dos características fundamentales:

  • Financiación: están asistidas económicamente directa o indirectamente por la empresa donde trabajan los empleados.
  • Un objetivo claro: mejorar las capacidades profesionales de los trabajadores con la única condición de que tengan relación con su actividad laboral.

Cómo mejora el rendimiento de los empleados

La literatura especializada sobre la capacitación también coincide en una característica: con esta se generan beneficios directos en la empresa. Por cada conocimiento que un empleado adquiere en un proceso de capacitación, el funcionamiento de la compañía mejora. Existen algunas áreas de actuación de los trabajadores donde esta trae beneficios más importantes:

  • Satisfacción y motivación: los empleados perciben que la empresa se preocupa por su desarrollo profesional.
  • Confianza: la capacitación aumenta la confianza de los empleados. Eso puede suponer que en el futuro respondan positivamente ante una nueva responsabilidad.
  • Coordinación: tanto empleados como departamentos diferentes elevan su capacidad para trabajar de forma colectiva.
  • Liderazgo: la capacitación puede también ser un impulso muy interesante para la creación de líderes. En este aspecto, la capacitación horizontal es muy interesante para las compañías. Este tipo de formación promueve la transmisión de conocimientos entre departamentos y responsabilidades. Ese intercambio consolida la proyección de nuevos líderes.

Una relación muy provechosa

Los beneficios de la capacitación para los empleados son inmediatos. La adquisición de conocimientos tiene efectos directos en las tareas que los trabajadores deben realizar. Sin embargo, desde la perspectiva de aquello que mejora las condiciones de un negocio, el crecimiento tarda un poco más. No obstante, eso no resta importancia a todo lo que esta supone en diversas áreas de las empresas:

  • Mejora en la toma de decisiones: el conocimiento transversal en todas las divisiones de las empresas simplifica los procesos de gestión. Además, reduce el riesgo en la toma de decisiones estratégicas. Una mejora que se traduce en mejores decisiones y más rápidas.
  • Costos bajos: la capacitación continua de la fuerza productiva de una organización reduce las necesidades de contrataciones especializadas. Si existe una vacante gracias a la expansión de la empresa, solo se deberá mirar hacia la plantilla.
  • Mayor productividad: la reducción de fallos previsibles y subsanables en los negocios conlleva una mayor productividad. La capacitación, en este sentido, mejora la relación con el cliente final y aumenta las ventas y su satisfacción.
  • Mejor comunicación: la capacitación fortalece los flujos de intercambio de información en las empresas. Con la capacitación se producen mejoras en la comunicación tanto entre grupos como entre individuos. También facilita la adaptación de nuevos empleados y permite la asunción de las políticas de la empresa por la plantilla. Todo hace que las organizaciones funcionen cohesionadas, lo cual facilita su competitividad en los mercados.

¿Cómo entender la capacitación en los negocios?

El análisis de los beneficios que la capacitación trae a las empresas concluye en un hecho indiscutible. La absorción del concepto de capacitación por parte de los negocios no es un simple recurso. Se trata de una forma de entender la empresa. Y esa forma de entender la empresa es a su vez una línea estratégica fundamental para los negocios. Si deseamos que nuestras empresas den saltos cualitativos y cuantitativos de forma integral y sin riesgo, necesitamos la capacitación. Pero, como siempre, debemos reflexionar antes sobre las áreas que necesitamos capacitar. Una vez que las empresas lo tengan claro, esta supondrá una transformación total dentro de una organización.

 

 


Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER