Comunicación organizacional: colaboración y mejoramiento interno

La asertividad es clave en la comunicación organizacional. Tiene que ver con el respeto al transmitir mensajes, con la información oportuna y la escucha activa. Por tanto, la comunicación asertiva constituye el engranaje para armar buenos equipos de trabajo, pues de ella dependen las relaciones interpersonales.

Los colaboradores asertivos son aquellos que expresan con honestidad sus ideas y, además, respetan las ideas de los otros. Las nuevas realidades que vive la comunicación organizacional han permitido comprender que la integración horizontal de todos los componentes del negocio y el trabajo colaborativo, más bien en red, son la motivación en busca de un mismo objetivo. De allí la preocupación por lograr una comunicación asertiva que sirva para engranar el trabajo de todos los miembros del negocio.

¿Cómo lograr la asertividad en la comunicación organizacional?

La forma en que la gente se comunica también forma parte del aprendizaje. Así que plantearse como objetivo lograr una comunicación organizacional asertiva entre los trabajadores no es una misión imposible. Por supuesto, hay que trabajarlo como parte de la cultura de la empresa. Pero es una tarea factible.

  1. Pensar en las necesidades de los otros

Generalmente, las empresas invierten en equipos de última tecnología, diversifican sus medios de comunicación internos, diseñan estrategias de comunicación sofisticadas. Todo esto para mejorar la comunicación organizacional.

Sin embargo, no toman en cuenta las necesidades de vinculación que tienen los trabajadores en su equipo de trabajo. Tan simple como saludar, preguntar cómo están, cómo se sienten puede ayudar a lograr una comunicación organizacional más asertiva entre los colaboradores. Escuchar sus percepciones, sus opiniones y sus aportes a los procesos puede permitir que ellos se sientan confiados para expresarse.

  1. Innovar para la comunicación organizacional asertiva

Las nuevas herramientas tecnológicas pueden resultar útiles para fomentar la comunicación organizacional efectiva entre los colaboradores.

En este sentido, las redes sociales empresariales permiten compartir información, mejorar la interacción y propiciar la integración; en efecto, la colaboración y el mejoramiento de la comunicación organizacional interna. Dependiendo de las funciones de cada una, admiten chat, creación de grupos, programación de eventos, carga de archivos y creación de encuestas, entre otras.

Uno de los ejemplos exitosos del uso de una red social para mejorar la comunicación organizacional es Banco Santander. A través de esta red, todos los profesionales pueden aportar ideas a los retos propuestos mediante la plataforma. El objetivo es lograr un trabajo colaborativo y aprovechar el talento de cada integrante del Grupo.

Además de las redes sociales, existen otros novedosos medios de comunicación organizacional entre los empleados. Banco Santander, por ejemplo, cuenta entre otras herramientas tecnológicas con una página intranet corporativa de obligatorio acceso diario para los 183.000 empleados del Grupo. Asimismo, la empresa envía semanalmente un newsletter por correo electrónico con las noticias publicadas.

De acuerdo con el estudio coordinado por Berceruelo, Banco Santander posee también una herramienta a disposición de los directivos para la gestión de sus equipos; y otra en la que los directivos disponen de contenidos informativos relevantes para su desempeño profesional, como entrevistas, noticias, análisis e informes sobre cuestiones estratégicas.

  1. Transmitir mensajes claros

En la comunicación organizacional es clave emitir mensajes claros, pues un mensaje ambiguo o incompleto puede generar rumores que desestabilicen el ambiente laboral. Marisol Arenas (2018, enero 18), gerente de Mercadeo de Adecco, señala: “La comunicación efectiva se produce cuando logramos transmitir un mensaje de forma simple y clara”.

Por tanto, los mensajes deben ser planificados. Ello implica la identificación de los temas y asuntos clave que la empresa debe transmitir, la selección del tono y los voceros para comunicar y los canales adecuados para cada mensaje. Para esto es de gran ayuda diseñar una matriz de contacto.

  1. Una comunicación organizacional de todos y para todos

El entorno actual supone cambios fundamentales en la forma de hacer los negocios. Tanto los clientes como los proveedores y los colaboradores demandan mayor transparencia y credibilidad. En consecuencia, la comunicación organizacional debe consolidar su rol estratégico dentro de la empresa.

En primer lugar, debe crear espacios de escucha no solo para los clientes, sino también para todos los trabajadores. Asimismo, debe servir para conectar a todos los integrantes del negocio, con el fin de aprovechar el talento de cada uno y hacer un trabajo colaborativo que permita alcanzar los objetivos de la empresa.

Las herramientas de comunicaciones unificadas constituyen una gran oportunidad para mantener el contacto entre todos los miembros del negocio, a la vez que se aumenta la productividad. Gracias a un buen plan de comunicación organizacional que tome en cuenta las nuevas tecnologías, una empresa puede lograr una interacción más fluida que propicie la comunicación asertiva.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER