Control de inventarios: 5 métodos que pueden ayudar a su gestión

El inventario es el elemento más importante de la cadena de abastecimiento; a través de este proceso logístico, se garantiza el rendimiento de la empresa y se fortalece su relación tanto con los proveedores como con los clientes, lo que se logra a través de contar con las mercancías y los productos en la cantidad, calidad y oportunidad en que se demanden. Esto sólo se puede lograr con un método de control de inventarios eficiente.

No obstante, a pesar de lo expresado, muchas empresas utilizan sistemas manuales para el control de inventarios. Las consecuencias las podemos apreciar en un estudio de Stephen Powell de la Tuck School of Business, donde se encontró que de 25 libros de inventarios que se revisaron, 15 contenían 117 errores. Por otro lado, mientras el 40 % de los errores tuvieron poco impacto en las empresas, 7 de ellos causaron pérdidas de entre 4 y 110 millones de dólares.

Existe una gran variedad de métodos para optimizar la gestión de inventarios. A continuación se presentan los 5 métodos para el control de inventarios más importantes.



5 métodos para optimizar el control de inventarios

1. Método PEPS para la valoración de inventarios

El método PEPS, conocido también como FIFO por sus siglas en inglés (First input, first output), es una forma de valoración de los inventarios. Este sistema parte de la premisa de que el primer inventario que se compró es el primer inventario que se vende, es decir, primero en entrar, primero en salir. Por lo tanto, las existencias quedan valoradas de acuerdo con el precio de las últimas compras, lo que es muy conveniente en épocas de inflación.

Por lo general, este método se aplica cuando se trabaja con inventarios permanentes, o sea, con aquellos donde el sistema de contabilidad actualiza de manera constante el costo del inventario y su saldo. En este método se utiliza una plantilla llamada Kardex, donde se lleva un control cronológico detallado del movimiento de inventario. Es muy conveniente para aquellas empresas que trabajan con productos con fecha de caducidad.

2. Método UEPS para la valoración de inventarios

En el método de control de inventarios UEPS o LIFO, por sus siglas en inglés (Last input, first output), se considera que el inventario que se vendió fue el último que se compró (último en entrar primero en salir). De esta manera, los saldos de inventarios quedan valorados al costo de las compras iniciales; esto significa que si hay inflación, el valor de los inventarios será menor.

Al igual que con el método PEPS, las devoluciones en compras y ventas se hacen al valor en que se efectuaron las operaciones. La ventaja de este método es que reduce los márgenes de utilidad, por lo tanto, se pagan menos impuestos; esta técnica ha sido deshabilitada en los países que aplican las Normas Internacionales de Información Financiera.

3.      Método stock mínimo para el control de inventarios

El método de stock mínimo es una técnica para el control de inventarios que consiste en determinar la cantidad de inventario que debe estar en el almacén en una fecha determinada; dicha cantidad puede variar en función de los ciclos estacionales de ventas. El objetivo de este método es no incurrir en gastos adicionales por tener demasiado inventario.

Para implementar esta técnica es necesario conocer los ciclos de demanda y asegurarse de reponer el inventario antes de que se agote. El stock mínimo es una técnica conveniente para empresas que comercializan con productos de temporada; así, en temporada alta se ajustan hacia arriba los mínimos del inventario, y en temporada baja se liquida el inventario para aumentar la liquidez.

4.      Análisis ABC para el control de inventarios

El análisis ABC, conocido también como técnica 80/20, es un método de control de inventarios que se basa en la separación de las existencias en categorías; cada tipo de inventario tiene su jerarquía en las operaciones de la empresa, entonces, hay que establecer las prioridades.

Este método asigna los recursos para la gestión del inventario en función de tres categorías A, B y C:

  • A: Es el inventario más importante, en el que se encuentran los artículos de mayor venta o mayor rentabilidad; su control debe ser mayor.
  • B: Contiene los artículos de demanda moderada; su control se debe realizar con cierta frecuencia.
  • C: por lo general contiene los productos más numerosos; este incrementan los costos de almacenamiento y generan poca ganancia.

El método de control de inventarios ABC, tiene por objeto una mejor distribución de las existencias en el almacén.

5. Just In Time para el control de inventarios

El método Just in time o justo a tiempo, es una técnica para la optimización de la gestión de inventarios. Consiste en reducir el inventario a un stock mínimo para así reducir los costos; sólo se adquieren las cantidades de insumos necesarios y se mantiene un nivel mínimo de existencias en el almacén; el mayor riesgo de emplear esta técnica es quedarse sin inventario, por lo que requiere un monitoreo constante.

Para implementar este método de control de inventarios, es necesario adoptar algunos principios de la calidad total, como eliminar despilfarros, establecer procedimientos simples e identificar problemas.

Existen muchos métodos para realizar control de inventarios; cada empresa debe encontrar el que mejor se adapte a su actividad económica y a su mercado objetivo.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER