Guía para implementar el desarrollo humano sostenible

El desarrollo humano sostenible es una herramienta fundamental para cumplir con el compromiso de responsabilidad social empresarial. Según el Informe de Riesgo Mundial 2018, elaborado por el Foro Económico Mundial, cada año son depositadas en las aguas del mundo más de 8 millones de toneladas de desperdicios plásticos; así, las microfibras que producen estos desechos llegan a los grifos del 83 % de la población, convirtiéndose en la causa de muchas enfermedades.

Sin embargo, para muchos CEO este concepto sigue siendo algo abstracto, aunque su aceptación ha ido en aumento; esto es una consecuencia del crecimiento económico y del aumento en los riesgos ambientales, como el calentamiento global, la pérdida de biodiversidad y la contaminación ambiental.

En el contexto de las grandes empresas y el gobierno, el desarrollo humano sostenible se concentra en la responsabilidad de promover el crecimiento económico. En este orden de ideas, las políticas empresariales deben sustentarse en valores empresariales que respeten el capital humano y el medioambiente; además, deben abarcar políticas de salud, seguridad laboral, capacitación y gestión ambiental.

A continuación, presentamos una guía para conocer qué es el desarrollo humano sostenible y cómo aplicarlo en una empresa.

Qué es el desarrollo humano sostenible

El desarrollo humano sostenible consiste en implementar estrategias corporativas que satisfagan las necesidades actuales y futuras de la gestión empresarial, del ambiente y del desarrollo del capital humano.

Esta definición está relacionada con el concepto de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas; en este el ser humano se ubica en el centro del proceso de desarrollo y las actividades de las generaciones actuales no pueden disminuir los recursos ni las oportunidades de las generaciones futuras. Por eso las actividades económicas no deben degradar ni destruir de forma irreparable los recursos naturales y humanos.

Responsabilidades de las empresas 

No cabe duda de que el acelerado crecimiento económico ha incrementado los problemas ambientales: la deforestación de los bosques ha extinguido una gran cantidad de especies vertebradas y la contaminación de las aguas y del aire son la causa de graves problemas de salud. Por esta razón, la mayoría de los gobiernos promueven regulaciones más estrictas para apoyar la sostenibilidad.

Ante este panorama, las grandes empresas y la administración pública avanzan en la búsqueda de soluciones que permitan la consecución de tres objetivos principales: la protección del medio ambiente, el desarrollo económico y el bienestar social. Sin embargo, aún hay empresarios que no reconocen los beneficios del desarrollo humano sostenible; en muchas ocasiones, prefieren pagar multas a implementar modificaciones en sus industrias.



 Beneficios de implementar el desarrollo humano sostenible

Son muchos los beneficios que produce la implementación de una política de desarrollo humano sostenible, entre ellos se destacan:

  • Añade valor a la imagen corporativa. Según algunos estudios,  el 58 % de los consumidores se inclinan a comprar a empresas comprometidas con la sostenibilidad; esto crea una ventaja competitiva.
  • Atrae nuevos talentos e inversionistas. Los empleados de las nuevas generaciones anhelan formar parte de empresas que tienen una visión positiva sobre la protección ambiental y el bienestar de sus trabajadores.
  • Incrementa la productividad y la rentabilidad. Es posible encontrar un equilibrio entre productividad y sostenibilidad, por ejemplo: el uso de dispositivos móviles en los procesos de logística optimiza el proceso de suministro y a su vez ayuda a controlar la contaminación atmosférica.

Cómo implementarlo al interior de las empresas

Algunos pasos que deben seguir las empresas para gestionarse de acuerdo a los principios del desarrollo humano sostenible son:

  • Identificar todas las partes interesadas que se ven afectadas por las operaciones de la empresa. Conocer las necesidades y preocupaciones de los empleados, clientes, proveedores, accionistas y de la comunidad.
  • Definir las políticas. Establecer los valores, objetivos y metas para el desempeño operativo; estos objetivos son amplios y pueden contemplar conceptos como: pobreza y equidad distributiva.
  • Diseñar e implementar el plan: Asignar los recursos presupuestarios, financieros y reales para realizar las operaciones contempladas en la planeación.
  • Construir una cultura que apoye el desarrollo sostenible: El desafío más grande para el éxito de la política ambiental y el desarrollo sostenible es crear una cultura interna favorable al cambio;además, el liderazgo juega un papel importante en la transformación cultural.

El rol de la alta dirección en la gestión del desarrollo humano sostenible

Los equipos de más alto nivel de las empresas tienen un papel clave en el éxito de la gestión del desarrollo humano sostenible, ya que son ellos quienes deben asumir el liderazgo y modelar la cultura de la organización. Así, entre sus responsabilidades se encuentran las siguientes

  • Demostrar compromiso genuino con la sostenibilidad.
  • Apoyar los planes y la asignación de presupuesto.
  • Apoyar a las personas y actividades que promuevan la protección del medio ambiente y el bienestar de los empleados.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWSLETTER